Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gratuidad 2017: inclusión de CFT e IP corre peligro por atraso en legislación de proyecto

logotipo de Pulso Pulso 01-09-2016 Úrsula Schüler

En el punto 20 de la tabla de la sala del Senado estuvo ayer el proyecto de ley que permitiría a los institutos profesionales (IP) y centros de formación técnica (CFT) transformarse en instituciones sin fines de lucro y, con esto, poder cumplir con el requisito para la gratuidad del próximo año. Sin embargo, nuevamente no fue abordado.

Es que al igual que el año pasado la política pública será establecida a través de una glosa del proyecto de Ley de Presupuestos 2017, la que reiterará como condiciones a las instituciones que adhieran el estar acreditadas y ser sin fines de lucro.

Todo, después de que el 21 de mayo pasado la Presidenta Michelle Bachelet anunció que “desde el próximo año incluiremos a la gratuidad a los institutos profesionales y centros de formación técnica sin fines de lucro y acreditados por cuatro años, para estudiantes de los primeros cinco deciles de ingresos”.

En el oficialismo existe preocupación por el peligro que corre el anuncio, pues la iniciativa legal recién está en su primer trámite constitucional en el Senado y de ella depende que las entidades que lo quisieran cumplan con uno de los requisitos de la próxima glosa presupuestaria que el Gobierno enviará al Congreso a fines de septiembre.

En este contexto, el presidente de la comisión de Educación del Senado, Ignacio Walker (DC), advirtió ayer que esperaba su pronto despacho del Congreso. Sin embargo, reconoció que aún no hay consenso en el oficialismo para su aprobación en la sala. “Necesitamos 21 votos y estamos cerca de eso, ojalá que sea una decisión transversal”, admitió el falangista, ya que la iniciativa requiere de quórum orgánico.

El parlamentario recordó también que el proyecto de ley “surgió de la discusión presupuestaria del año pasado, a propósito de la glosa (de la gratuidad), con el objeto de facilitar que instituciones como Inacap puedan acogerse a esta modalidad”.

Pese a esto, el jefe del comité de senadores del PS, Carlos Montes, advirtió que los CFT e IP estarían “poniendo condiciones muy complejas” para pasar a ser sin fines de lucro. “Poco menos que les compren la infraestructura, y creo que no hay que entrar en ese compromiso”, detalló.

Además, el parlamentario destacó que se debe “aclarar qué pasará con Inacap, pues nunca se privatizó y hay que ver de quién es realmente”. 

En este contexto, Montes admitió que las instituciones no universitarias podrían quedar nuevamente excluidas de la gratuidad 2017 y que la solución para sus estudiantes sería replicar la fórmula 2016, que incluyó la llamada “beca Millenium III” en la Ley de Presupuestos. Dicho beneficio está dirigido hacia los alumnos de los primeros cinco deciles pertenecientes a las instituciones que tengan más de cuatro años de acreditación y sean sin fines de lucro, otorgándoles $900.000.

En este contexto y tras ser consultado, el rector de Duoc UC, Ricardo Paredes, afirmó que “el proyecto no da satisfacción a instituciones que demandan una compensación por la inversión que realizaron” y que si bien sabe que “que no hay recursos para comprar infraestructura, como supone se hará con la reforma escolar, y que muchas instituciones no estarán dispuestas a trasformarse (en sin fines de lucro) sin que medie un pago” le parece “muy grave e innecesario que el estancamiento global del proyecto dé pie a que todos los alumnos del sector técnico profesional mantengan el trato discriminatorio que el Estado de Chile ha puesto sobre ellos, excluyéndoles de la gratuidad en 2016”. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon