Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gremialismo explora el voto electrónico para sus internas

logotipo de Pulso Pulso 18-10-2016 Natalia Olivares

El sábado 26 de noviembre la UDI llevará adelante sus primeras elecciones mediante el mecanismo de “un militante, un voto”, pese a contar con más de 30 años de historia partidaria.

La directiva del partido era elegida entre casi 800 consejeros nacionales en una convocatoria del Consejo General o sencillamente por aclamación. 

El histórico cambio en el gremialismo también trae un desafío para la actual mesa directiva: asegurar la mayor convocatoria posible entre los suyos, pese a que esto signifique cada vez más incertidumbre sobre los resultados que se den en las urnas. 

Bajo esta lógica, para simplificar el trámite, la directiva de la UDI ya activó una serie de gestiones con el objetivo de intentar implementar un sistema de votación electrónica, que se pueda realizar incluso a través de celulares. Ayer el secretario general, Guillermo Ramírez, siguió con las cotizaciones que se están llevando adelante empresas proveedoras de este servicio.

En la mesa estiman que este sistema podría resultar más económico que comprar urnas, imprimir papeletas y habilitar locales de votación a lo largo del país, además del incentivo que significa tener un sistema expedito.

Una de las complicaciones que deben subsanar en el caso particular de esta elección es que, además de la directiva nacional, los militantes deberían poder sufragar en la misma oportunidad por sus cartas a directivas provinciales y regionales, lo que requiere diferenciación en los votos por cada zona.

De concretar la iniciativa y erradicar el uso de urnas en sus elecciones, la UDI pasaría a ser el primer partido que concreta su proceso de esa forma. 

No obstante, existe un antecedente en esta línea. El actual Partido Amplitud, cuando aún era movimiento, eligió a su primera mesa directiva encabezada por el diputado Joaquín Godoy mediante un sistema de votación online, y sólo habilitaron en esa ocasión cinco centros de votación a lo largo del país.

Esa vez, eso sí, sólo 3.400 adherentes estaban habilitados para votar. Esta vez, cerca de 60 mil militantes tendrán la opción de sufragar  en la interna de la UDI.

La mesa que lidera el senador Hernán Larraín busca acelerar la implementación de esta fórmula para dejar, además, un legado respecto a la modernización del partido, uno de los compromisos suscritos por la actual directiva de cara a los cambios en la interna que resolvieron tras las crisis por financiamiento irregular de la política.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon