Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Grupo del Río recurre a Marine Harvest tras incendio de su planta Friosur en Aysén

logotipo de Pulso Pulso 22-11-2016 Sofía Errázuriz

“Este incendio es un nuevo golpe para nuestra empresa y para Aysén, pero vamos a salir adelante, como siempre lo hemos hecho, buscando no afectar a nuestros trabajadores. Esta es una empresa importante para Aysén, que da empleo a más de 1.000 personas”, señaló en un comunicado el presidente de Friosur, José Luis del Río, el pasado 7 de noviembre cuando un incendió destruyó completamente la unidad productiva de la empresa pesquera, ubicada en Puerto Chacabuco, Región de Aysén. Hoy, a tres semanas del hecho, la compañía ya comienza a rearmarse, tomando una serie de medidas, las que incluso se han traducido en recurrir a la competencia para subsanar las consecuencias. 

Según señalan en Friosur, hoy hay 100 empleados con contrato indefinido de la firma del grupo Del Río trabajando en una planta de Marine Harvest en Puerto Chacabuco, la que está procesando productos tanto suyos como de Friosur. “Este es un acuerdo que busca preservar los empleos de nuestros trabajadores y mantener la cadena de producción”, recalcan desde Friosur

Desde Marine Harvest aseguran que sin bien son 100 los empleados, este número podría  aumentar dependiendo del volumen y mix de productos que Friosur tenga disponible para la cosecha.

Respecto del tiempo que se podrán mantener los trabajadores en las instalaciones de la salmonera noruega, señaló que “no hay un tiempo límite. La  Planta de Marine Harvest Chacabuco tiene capacidad disponible y el tiempo dependerá de Friosur y su programa de producción”. Agregan que “el volumen de cosecha que Marine Harvest procesará a Friosur es extra y disminuye en parte la capacidad ociosa que esta planta mantiene hoy”.

Según advierte Rubén Leal, presidente del Sindicato de la Planta Friosur, la compañía pretende arreglar una parte de la instalación afectada que no se dañó para que opere a partir de febrero del próximo año, la que estaría destinada a procesar sólo pescados. De hecho, según información de prensa, de los  12 mil metros cuadrados que componen el inmueble, se quemaron 8.000 metros cuadrados.

Leal continúa asegurando que dado este escenario hay muchos trabajadores “negociando sus vacaciones para entrar nuevamente a trabajar en febrero cuando la planta provisora ya esté andando”.

Pero la historia sería muy distinta para los cerca de 450 temporeros que trabajan en Friosur y que tienen contrato hasta el 30 de diciembre. 

“A partir de esa fecha el temporero se quedará sin sueldo, entonces  estamos apurando al gobierno regional para que los fondos se traduzcan en empleo”, recalca Leal, quien advierte que con la entrada en operación de la parte de la planta  no afectada durante  febrero se podrá recontratar a unos 100 temporeros, y luego,  cuando la planta empiece a tener más capacidad y se agrande, a otros 200 temporeros más. 

En esa línea, desde Friosur señalan que “estamos trabajando con las autoridades regionales y locales para ver cómo podemos asegurar empleos permanentes y temporarios durante el período de reconstrucción de la nueva planta”.    

Friosur inició en 1985 sus operaciones en Puerto Chacabuco bajo el alero de DERSA, holding ligado a la familia Del Río. La empresa, que se dedica a la actividad pesquera y acuícola con el cultivo de salmones, cuenta con dos plantas de procesos en Puerto Chacabuco (XI región) y en Coronel (VIII región).

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon