Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guillermo Teillier: "El comit� pol�tico tambi�n se va a medir con el resultado de la elecci�n municipal"

logotipo de Pulso Pulso 21-10-2016 �rsula Sch�ler

Frente a las críticas que ha recibido el ajuste ministerial, el presidente del PC, Guillermo Teillier, llama a “no echarle la culpa al empedrado”. El diputado advierte que “es posible que haya un nuevo ajuste ministerial y que haya otros ministros que quieran salir para ser candidatos”, así como “pudiera darse que otro ministro salga para ir a apoyar a otro candidato”.

¿Coincide en que el ajuste ministerial fue muy acotado?

-La Presidenta Bachelet aprovechó para que salieran dos ministros que seguramente le habían solicitado salir, el de Bienes Nacionales (Víctor Osorio), porque va a ser candidato, y (Máximo) Pacheco porque quiere ser o va a ser el jefe de campaña de Ricardo Lagos. Pero a mí me parece que sí estaba en los planes del Gobierno que saliera la ministra Blanco, porque se veía muy débil, y esto fue la gota que rebalsó el vaso. Y no estoy culpando a la ministra, a ella le tocó recibir en su administración una situación desastrosa del Sename, lo de Gendarmería y también toda la situación del Registro Civil. Entonces, aparecen muchas cosas que aunque pueda no ser la responsable directa, es la ministra que tendría que haberse preocupado. Esa salida era inminente, ahora, fue un cambio acotado porque todavía tiene que observarse más, qué va a pasar con las elecciones, tiene que pensarse el resto del Gobierno y sus reformas pendientes, así que es posible que haya un nuevo ajuste ministerial y que haya otros ministros que quieran salir para ser candidatos parlamentarios porque la fecha vence el 20 de noviembre.

¿Qué opina de la salida de Pacheco? Algunos acusaron que el acto de Lagos como eventual candidato perjudicó a la Presidenta.

-Lagos ha dicho claramente que es candidato, no disimula mucho. Ese es el peligro de cuando los jugadores de fútbol son buenos: funcionan las grúas y se los llevan a otros lados. Ahora, el ex ministro de Energía venía demostrando una voluntad clara de que quería trabajar con Lagos, manifestaba que lo quería escuchar y que él era absolutamente ‘laguista’. Entonces, creo que lo ético, lo correcto, era que renunciara, porque si hubiera seguido haciendo campaña desde el gabinete eso no era ético. Recordemos que a la Presidenta le llamó la atención al ministro del Interior y a todos los ministros para que no se inmiscuyeran en las candidaturas presidenciales. Por eso creo que el ex ministro de Energía entendió el mensaje, prefirió dar un paso al lado e irse inmediatamente a trabajar con quién es su candidato, y pudiera darse que otro ministro salga para ir a apoyar a otro candidato también.

¿La salida de Pacheco debilita al Gobierno?

-No tendría por qué debilitarlo. En las reformas que vienen el ex ministro Pacheco poco tiene que ver, él ya hizo su trabajo, en su ministerio está determinada la estrategia y hechas las licitaciones y negociaciones, y el ministro que viene tendrá que seguir la senda trazada. A lo mejor viene un acomodo no sólo de gabinete, sino que de otros funcionarios después de las elecciones, pensando cómo está el ambiente político, pero sobre todo para encarar las reformas que vienen. Queda el proyecto de nueva educación pública -que está empantanado en el Senado-, la reforma de educación superior, que están con ciertos problemas, la reforma del sistema administrativo del país con la elección de intendentes está complejo, y quedan otras cosas que hay que sacar en plazos acotados, como lo de las pensiones, donde veremos si funciona o no el acuerdo nacional y qué medidas tomará el Gobierno.

¿Cómo ve la situación del ministro Eyzaguirre?

-No creo que se deba tomar una actitud casi personal en relación a un ministro. Pero puede tener deficiencias, como todo ser humano, ahora el trabajo de él no es muy fácil porque tiene que lidiar con las incomprensiones, las diferencias, los matices, tiene que poner de acuerdo a todos los sectores. No quisiera estar en sus zapatos.

¿Qué deficiencias le ve a Eyzaguirre?

-No sé, a lo mejor prever más las situaciones. Por ejemplo, en esto de la ley exprés, no sé si en la Segpres sacaron la cuenta de que no estaban todos los diputados de la Nueva Mayoría en Chile para empezar. No sé si la derecha en un comienzo había dicho que estaban dispuestos a hacer una ley para reparar el error, parece que primero dijeron que sí y después rotundamente que no. La derecha se empecinó en una posición anti Gobierno absoluto con la intención de que esto fuera un golpe político hacia La Moneda, no para resolver el problema, siendo que se podría haber resuelto.

Tras el ajuste, varios insistieron en responsabilizar a Eyzaguirre.

-Es como echarle la culpa al empedrado. Todos somos responsables en relación a las reformas, entonces, si viene la crítica desde los senadores, bueno, que primero se pongan de acuerdo, igual que los diputados: pongámonos de acuerdo, y después critiquemos al ministro. Porque esas críticas de que no cuadra (a la Nueva Mayoría), bueno, no puede cuadrar porque no es el presidente de la Cámara, ni es jefe de comités, y no es del poder Legislativo, sino que del Ejecutivo.

Pero podrían haber previsto las condiciones que enfrentó el proyecto de ley corta.

-Eso puede ser la falta de prolijidad de un momento, pero yo he visto al ministro lidiar  con varios proyectos en los que finalmente han conseguido la cantidad de votos necesarios y hasta nosotros a veces hemos votado en contra. Pero así es el trámite legislativo, no le echemos la culpa al empedrado, supongamos que sale Eyzaguirre, ¿va a mejorar el proceso legislativo? ¿Quién tiene la barita mágica para alinear a los senadores, diputados y donde hay tantos matices? Es muy complicado. No es que lo esté defendiendo, pero yo no he visto un error manifiesto de Eyzaguirre, 

Antes podían impulsar proyectos en bloque como oficialismo. 

-Sí, pero a inicios del Gobierno cuando la Presidenta Bachelet tenía un 60% de la opinión pública favorable, el Gobierno tenía sobre el 50%, y hoy estamos en el 25%. Es distinto, muy distinto. Estamos en vísperas de la elección presidencial, en que mantener la lealtad con un Gobierno es complejo y difícil. Hasta ahora se ha mantenido la lealtad con el Gobierno en la mayoría de la Nueva Mayoría.

Líderes de la NM han pedido ajustes al comité político, ¿está de acuerdo?

-No veo la necesidad tan urgente de intervenir el comité político, realmente. No sé qué ganamos con esto en este momento.

¿Y para después de la elección?

-Es que esperemos el resultado de la elección. En cierto modo el comité político también se va a medir con el resultado de la elección municipal. Por algo es el comité político. Los resultados de la elección serán un índice del éxito que ha tenido ese comité político. La abstención es problema de todos, no del Gobierno o la Nueva Mayoría, pero si la NM mantiene su fuerza es un buen índice, y de que no ha sido tan malo el trabajo del comité.

Dice que otros ministros podrían salir del gabinete para asumir candidaturas parlamentarias o apoyar a otros presidenciables, ¿reevaluarán el futuro de los ministros de su partido, Pascual y Barraza?

-Todo lo presidencial, las candidaturas parlamentarias, lo vamos a definir después, con los resultados de las municipales a la mano. Ahí vamos a ver si conviene o no, porque tienen que decirlo las cifras, no es una cosa de voluntad no más. Tenemos que poner una base en que afirmarnos, y lo vamos a decidir con toda tranquilidad, si hay tiempo hasta el 20 de noviembre.

Entonces, no han descartado candidaturas de lo ministros del PC.

-No, no lo hemos descartado.

¿Como PC quieren integrar el Senado?

-Nos gustaría llegar al Senado, evidentemente.

¿En qué circunscripción tendrían más efectividad? Dicen que en el norte.

-Efectivamente hay posibilidades en el norte, podríamos pensar otras también. Pero, como le digo,  lo estamos pensando.

¿Y los ministros Pascual y Barraza serían materia dispuesta?

-Materia dispuesta, evidentemente.

¿Cómo ve la posición y el escenario de la NM ante Piñera? Más allá de la interna oficialista. 

-La presidencial va a ser peleada, no va a ser una disputa fácil. Ahora, pienso que si la Nueva Mayoría se mantiene unida tiene altas posibilidades de ganar una nueva contienda presidencial, pero si empiezan a surgir las candidaturas en primera vuelta, no se va a una primaria ni se discute un programa, lo veo complejo. Aunque la derecha también tiene sus problemas.

Pero la diferencia es que Chile Vamos tiene un candidato con evidentente ventaja sobre los otros de su mismo bloque.

-Claro, ahí tiene la ventaja Piñera. Por eso le digo, si la NM se mantiene unida y vamos todos con un programa aprobado a una primaria creo que eso nos da la fortaleza a nosotros, pero si van candidatos de la NM por fuera en primera vuelta fortalecemos a Piñera, no me cabe duda.

¿Ahí se quiebra la NM?

-Lo más probable es que sí, porque se empieza a pensar en otras cosas.

Sectores DC plantean ir por fuera de la NM en primera vuelta.

-Si un partido se va, ya no hay Nueva Mayoría, eso es evidente.

En sus últimas intervenciones Lagos se ha arrepentido del CAE, pero también defendió las consesiones, ¿le queda clara su posición?, ¿cómo ha leído sus últimas afirmaciones?

-No lo he leído mucho, pero sé que incluso él encontró valioso que los comunistas hubiéramos decidido ingresar al Gobierno con la Nueva Mayoría. Eso habla de la necesidad de continuar juntos para adelante, porque si no seguimos juntos ninguna candidatura se sustenta, eso está claro. La Nueva Mayoría es garantía de todas las candidaturas.

¿Han tenido contacto con otros partidos o candidaturas por el próximo programa de Gobierno? 

-Con otros partidos sí, tengo entendido que los institutos y las comisiones programáticas están trabajando, ya han habido contactos bilaterales. Los partidos están empezando a publicar acercamientos a ideas programáticas, lo he visto en los PS, la DC, nosotros, el Partido Radical dice que está trabajando full time para su candidato, lo que me parece muy bien.

Pero en paralelo a esos equipos partidistas, los candidatos también están armando otros, ¿cuándo deberían empezar a coordinarse con ellos también?

-Después de las municipales va a venir un plazo en que tendremos que discutir aceleradamente sobre el programa, en un periodo de dos o tres meses, en serio, muy en serio. Después de las municipales nosotros conversaremos con todos los presidenciables y será sobre el programa, para compartir nuestras ideas.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon