Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hacienda toma el timón técnico en debate por pensiones para sistematizar propuestas

logotipo de Pulso Pulso 03-11-2016 Cecilia Arroyo

Tras meses de encuentros en la Moneda -a cargo del ministro del Interior, Mario Fernández- los partidos políticos que han estado participando en los diálogos para dar forma a una futura reforma en pensiones, cambiaron de sede. 

Desde la semana pasada el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, tomó el timón del debate. De hecho, hoy a las 17:00 horas sostendrá un segundo encuentro con los representantes de distintos sectores políticos, luego de una primera convocatoria realizada el jueves pasado en Teatinos 120.

Un cambio que, en general, ha sido evaluado de forma positiva por quienes participan de estas reuniones, sobre todo en el agitado contexto político actual. 

En el primer encuentro estuvieron presentes, además de Valdés, Paula Benavides, coordinadora de Políticas Sociales del ministerio, y Enrique Paris, jefe de asesores y coordinador de modernización del Estado. Aunque se acordó mantener fuera del ámbito público el detalle de los contenidos abordados en la reunión, cercanos al proceso afirman que en la primera sesión en Hacienda se realizó una  breve presentación para aclarar dudas sobre el diagnóstico. Luego Valdés se refirió a algunos “nudos” surgidos en las discusiones, y que sería conveniente resolver en materia de cobertura, género y organización de la industria, entre otros asuntos.

También propuso una metodología de trabajo para avanzar en forma ordenada en las temáticas planteadas por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet. Y, por último, solicitó a los participantes llevar sus propuestas para sistematizarlas e identificar previamente, las convergencias y divergencias posibles. 

Señal positiva

La búsqueda de consensos por parte de Valdés no es casualidad. Es sabido que el ministro no es partidario de llevar al Congreso un proyecto de ley sin apoyo político suficiente. Tras las elecciones municipales, los rumores acerca de un eventual freno a la reforma comenzaron a proliferar. Aquello, además, por la falta de acuerdo sobre cómo abordar una reforma previsional, incluso al interior de la Nueva Mayoría. 

De hecho fuentes vinculadas al debate sostienen que, tras el proyecto de reforma impulsado por el Gobierno para subir las pensiones básicas solidarias en un 10%, no habría nada más en materia de proyectos previsionales hasta las elecciones. 

En este escenario, el cambio de mano a Hacienda vendría a dar una cuota de tecnicismo esperada por quienes participan del debate. El economista de Evópoli, Felipe Morandé -quien participó en la reunión con Hacienda- , lo ve como “una señal del interés de avanzar más concreta y rápidamente”, hacia las bases de una reforma. Ello, a pesar de que todavía no se establecen plazos definitivos, según afirma. En tanto, el diputado DC  Fuad Chahín señala que si bien puede ser difícil lograr una reforma integral profunda antes del fin de este Gobierno, “una ley corta podría ser una opción políticamente viable (...) Lo importante, es no quedarse sólo en el pilar solidario”, dice. El diputado RN, Alejandro Santana,  valora el avance hacia una fase más técnica, pero afirma que hasta ahora las reuniones han sido más bien informativas. “Si existe diálogo rea ,esa intención debe derivar en temas concretos”, comenta.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon