Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hacienda toma las riendas en la construcción de la curva en el mercado de renta fija local

logotipo de Pulso Pulso 06-01-2017 M. Marusic / P. Poblete

El Banco Central (BC) le entregó la responsabilidad al Ministerio de Hacienda en la construcción de la curva en el mercado de renta fija local. Esto, luego de que el miércoles el ente rector anunciara que no emitirá deuda durante 2017, una tendencia que, según los expertos, podría mantenerse en el tiempo y diferenciarse de lo ocurrido en el 2014, cuando la decisión del Central de no emitir bonos duró sólo un año. 

Para la Coordinadora de Mercado de Capitales del ente emisor, Bernardita Piedrabuena, en realidad el rol protagónico de la cartera viene de antes. “Desde el año 2010, el Ministerio de Hacienda ha sido protagonista y ha mantenido una preocupación continua por el mejoramiento de la liquidez y profundidad del mercado de renta fija local”, señala, y argumenta que existen dos acciones que apoyan esta idea. “Desde 2015 se aumentaron los montos de cada emisión y en 2016 se comenzó con un programa de recompra de deuda pública (...) Adicionalmente, a partir de febrero comenzarán a regir modificaciones legales que facilitan la instalación de Custodios Internacionales en Chile”, puntualiza.

Así, Chile comenzaría a alinearse con los países desarrollados, donde los bancos centrales se enfocan principalmente en plazos cortos, mientras que Tesorería emite deuda de mediano y largo plazo. “En el caso chileno, es lo que ha ido sucediendo en los últimos años, en que el BCCh no ha emitido, o ha emitido muy poco y en plazo más cortos”, señala Piedrabuena.

Para el economista jefe de CorpResearch, Sebastián Cerda, hay otro motivo detrás de la decisión del Central. “Llegamos a esto porque el fisco se desordenó durante un tiempo largo”, dice, y explica que la decisión del ente emisor “refleja que el fisco chileno está endeudado”. En esa línea, Cerda comenta que el protagonismo que adquiere ahora la cartera de Hacienda no será un asunto puntual del 2017. “Va a tener que seguir (emitiendo deuda), porque salvo que haya un cambio muy drástico, los próximos años también van a ser de mayor endeudamiento del fisco. Esto no va a cambiar el 2018, porque no va a cambiar la situación fiscal dramáticamente durante los próximos años”, detalla.

Felipe Alarcón, economista de Euroamerica, también cree que la decisión del BC podría mantenerse en el tiempo: “La tendencia es esta, porque la recomendación de organismos como el FMI, es que los bancos centrales emitan deuda sólo en la parte corta”.

Los efectos

Una caída en los rendimientos de las tasas entre 2 y 5 años es lo que generaría el anuncio que hizo esta semana el Central. De hecho, ayer los papeles en BCU a 5 años cayeron desde el 0,94% en que se encontraban al 0,91%, su menor nivel desde octubre del año pasado. 

Esta presión a la baja en los rendimientos de los papeles se daría al menos durante la primera mitad del 2017, comenta el economista de BCI Estudios, Antonio Moncado, y dice que la parte más larga de la curva va a estar definida por lo que va a pasar en el frente externo y cómo se podría dar un eventual contagio entre tasas internacionales y locales, “algo muy parecido a una smile curve, o una curva con forma de sonrisa, es lo que debiéramos tener durante la primera parte del año”, señala.

Por su parte, Alarcón dice que el efecto que se podría observar es que “la emisión del fisco no genere un alza de tasas tan pronunciada como sería si ellos emitieran en conjunto con el Central”. Asimismo, Sebastián Cerda agrega que “por un tema de potencial deterioro del riesgo de crédito de Chile, las tasas podrían ir al alza”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon