Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ignacio Briones: "Las clasificadoras de riesgo se mueven todas para el mismo lado"

logotipo de Pulso Pulso 15-12-2016 Rodrigo Cárdenas

El ex coordinador de finanzas internacionales del Ministerio de Hacienda en el gobierno anterior, Ignacio Briones, conoce de cerca el trabajo de las clasificadoras. Desde ese puesto en Teatinos 120, el ahora decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez, era el encargado de las relaciones con estas instituciones, coordinando además la visita anual que los expertos de las agencias realizan al país y exponiéndoles la visión del Ejecutivo en materia económica. Briones afirma que es muy probable que las demás agencias sigan a Fitch en el cambio del outlook de Chile y dice que hay que hacer esfuerzos adicionales en materia fiscal, para evitar una baja en la nota crediticia.

¿Qué se puede esperar de las otras clasificadoras tras el cambio a Negativo en el outlook realizado por Fitch?

-Las tres grandes se mueven todas para el mismo lado y más o menos en los mismos tiempos. En consecuencia lo que uno esperaría es que el outlook negativo que puso Fitch debiera derivar en que probablemente en el corto plazo las otras se alineen. Cuando uno mira la evolución histórica, se mueven juntas, aunque con cierto rezago. 

En algún momento entonces debiéramos esperar baja en el outlook de Chile en las otras .

-Sí, porque básicamente los criterios de análisis son similares. Lo que hacen estas agencias es evaluar la probabilidad de no pago de la deuda soberana y en eso influyen un montón de variables pero, al igual que cualquier deuda de cualquier persona, eso tiene que ver con cuánta deuda se tiene y cuántos ingresos se genera. Por lo tanto, miran la deuda y cómo está yendo la economía, es decir, la capacidad del fisco de generar ingresos. 

Si se mira el gráfico de la evolución soberana hacia atrás hay alguno que se mueve primero y luego los otros le siguen.

La decisión de Fitch ¿es coherente con los datos que hay hoy, o es un poco apresurado? El nivel de deuda en Chile es muy bajo en comparación a los países de la OCDE.

-Eso se sigue manteniendo. La nota crediticia de Chile no ha cambiado, y posiciona al país  como una de las mejores si no la mejor de las economías emergentes, incluso con clasificación superior a varias economías desarrolladas. Ahora, el cambio del outlook es una señal de decir que “está bueno el perfil, pero ojo, que estamos viendo algunas cosas”. Y en las cosas que están viendo no hay dos posturas. Hay un deterioro de la posición fiscal, en términos de que efectivamente se ha ido aumentando la deuda, porque se está gastando más que lo que ingresa. 

¿Qué tan preocupante es esta alza de la deuda?

-Hay una parte no problemática, que es estructural, que está basada en la regla fiscal, en el sentido de que cuando se tiene un ciclo bajo, la regla dice “usted gaste como si estuviera en velocidad de crucero”. Pero hay otra parte que sí es problemática, que hemos visto sobre todo en los primeros años de esta administración, cuando el gasto público creció de manera desenfrenada. 

Pero el Gobierno ha hecho esfuerzos por acotar el gasto.

-En ese sentido me saco el sombrero ante el ministro Valdés, que ha tratado  de enrielar el gasto, y la última señal del reajuste al sector público fue la señal más clara de ello. Con todo, este Gobierno tomó el país con un déficit fiscal de 1% y hoy está bastante más arriba que eso, y la convergencia al equilibrio se ha ido alejando.

¿Tendrá esto efectos en los costos de financiamiento, o no todavía?

-La lectura más clara de esto viene del mercado. Las clasificadoras son opiniones, que tienen influencias, pero hay que ver cómo se comporta la deuda que se transa afuera. Esa es una señal que no miente. Además la tasa soberana es el piso de nivel de riesgo para el endeudamiento privado.

¿Qué se puede hacer para revertir este outlook negativo y evitar que le bajen la nota a Chile?

-Hay medidas de corto y mediano y largo plazo. En las de corto plazo es lo que ha hecho el ministro. Dar señales claras de baja en gasto. No es descartable que el Gobierno realice una reasignación de gasto. La señal es mostrar si se está comprometido con el orden fiscal. De todas formas, se requiere hacer más. En el largo plazo hay que retomar la capacidad de crecer.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon