Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ignacio Walker: "Si la DC no lleva candidato a primera vuelta no tendrá Presidente en 12 años"

logotipo de Pulso Pulso 29-07-2016 Jaime Sánchez

En la previa de la celebración de los 59 años de la Democracia Cristiana, que se realizará mañana en el Centro Cultural Espacio Matta, en La Granja, el senador y ex presidente del partido, Ignacio Walker, analiza el futuro de político de la colectividad, con miras a la próxima elección presidencial y la conformación de un nuevo Gobierno.

Para Walker la tarea de la DC es clara: “reconstruir un espacio de centro” y donde reconoce se debe atender a movimientos como el del  ex ministro de Hacienda Andrés Velasco. Además, asegura que “si queremos crecer hacia ese mundo, de la clase media, de la gente independiente (...) es muy difícil sostener una alianza estratégica con el PC”.

Asimismo. el senador y una de las cartas presidenciales de la DC le quita el piso a la posibilidad de que su partido ceda a la opción de llevar un candidato en favor del ex Presidente Ricardo Lagos y pone como fecha límite para levantar un nombre enero de 2017. 

Usted dijo que  “la Nueva Mayoría tal cual la conocemos no tiene ninguna posibilidad de proyectarse a un próximo Gobierno” ¿Qué opciones ve para la DC en el futuro?, ¿debería comenzar  a buscar un nuevo pacto o coalición?

Evidentemente que una coalición política que trascienda un Gobierno y que por lo tanto es más que un acuerdo político programático, requiere de una coherencia y esa coherencia de alguna manera ha quedado cuestionada a partir de ciertas tensiones que surgen en la Nueva Mayoría y que me hacen pensar que después de las municipales con mucha calma, tenemos que definir cuál es el espacio político de centro izquierda más allá de este Gobierno. 

“Es muy difícil sostener una alianza estratégica con el PC”

¿Es posible volver a ver en el corto plazo al PC y la DC de nuevo juntos?
No soy anticomunista, tengo respeto por el Partido Comunista de Chile, pero evidentemente que desde el punto de vista de una parte de nuestro electorado, vernos aliados en el Gobierno con el PC tiene un efecto disuasivo. Si queremos crecer hacia ese mundo, de la clase media, de la gente independiente,  del voto moderado de centro, es muy difícil sostener una alianza estratégica con el PC.

A la luz de lo que ha sucedido durante este Gobierno y la evidente incomodidad de la DC, ¿debería el partido replantear su domicilio político al menos abrir este debate?
Nuestro domicilio político es la centro izquierda. Desde el Frente Popular, hasta la Nueva Mayoría, pasando por la Concertación. Descarto cualquier posibilidad de cualquier aproximación o de acuerdo con la derecha o la centro derecha. Distinto es que nosotros como DC tenemos que ser capaces de reconstruir un espacio de centro y desde ese espacio reconstruir un espacio de centro izquierda. La Democracia Cristiana no es un partido de izquierda, nunca ha sido un partido de izquierda, nunca va a ser un partido de izquierda.

Y este centro, ¿con quién cree usted que se debe construir?, ¿se debe mirar a sectores como el de Andrés Velasco?
Está Andrés Velasco con Ciudadanos, está el Partido Radical. Hay una serie de fuerzas y liderazgos del país que se sienten identificados más con la centro izquierda que con la izquierda. Esa gente se da cuenta que un nuevo Gobierno de derecha podría polarizar. Pero esa gente tampoco quiere un nuevo Gobierno de izquierda, quiere genuinamente una alternativa de cambio, de centro izquierda. Evidentemente nuestra base electoral tiene un componente de centro, centro izquierda, incluso de centro derecha.

Usted señaló que estaba dispuesto a no ser candidato si Lagos “entraba a la cancha”. ¿Debería la DC desistir de su idea de llevar un candidato propio en favor de la opción de Lagos?
Yo dije tres cosas. Primero la DC tiene que levantar una candidatura presidencial, de hecho así lo definimos unánimemente en la última Junta Nacional. Segundo hay que intentar hacerlo en la primera vuelta electoral, para que haya un abanico de opciones. Y tercero que hay que explorar la alternativa de una eventual candidatura de Ricardo Lagos, pero quiero ser claro con una definición pronta porque no podemos esperar hasta el 2017.

Yo sigo prefiriendo una opción presidencial de la Democracia Cristiana, porque tenemos que ser capaces de ofrecerle al país, una opción más desde el centro, desde el mundo independiente.

Más de allá de Lagos, entonces, ¿usted reafirma la idea de que la DC debe tener un candidato propio ?, ¿comparte la idea de que la mejor opción es ir a primera vuelta, o prefiere una primaria?
La Democracia Cristiana tiene que tener una candidatura en esa primera vuelta para que ese mundo que no es derecha, que no es de izquierda, que es la clase media,  la gente de centro, tenga una opción presidencial y eso es la Democracia Cristiana. Si la DC no lleva un candidato a primera vuelta no tendrá Presidente en 12 años.

Sin embargo, la DC no ha logrado posicionar un candidato o un nombre competitivo hoy en las encuestas...
Aquí hay dos posibilidades: odisponer de un liderazgo indiscutido que no existe en el Chile de hoy, no sólo en la DC sino que en ninguna parte, o potenciar varios liderazgos políticos internos, que yo creo que es la verdadera opción. Entonces, como democratacristianos qué es lo que tenemos que hacer: potenciar todos nuestros liderazgos. Uno mira las encuestas y ve a Claudio Orrego, Jorge Burgos, Mariana Aylwin, Ximena Rincón,  Carolina Goic, Ignacio Walker... entonces yo digo a veces nos quejamos de puro lleno. Tenemos una generación política de recambio, con muchas figuras que tenemos que potenciar. Prefiero un partido que tenga varios liderazgos, reales no sólo potenciales y que sepa potenciar esos liderazgos.

Después de las municipales la DC convocó a una Junta Nacional, ¿es ese el momento adecuado para levantar un candidato?
La Democracia Cristiana tiene que definir su candidatura presidencial a más tardar en enero de 2017.

Usted habla de que no existe un liderazgo consolidado hoy día en el país, pero el ex PresidenteSebastián Piñera ha liderado las últimas encuestas y ya es inminente que será el candidato de Chile Vamos,  ¿a qué atribuye la aprobación de la gente tras su irrupción en el debate público?
Yo no lo veo para nada claro. El liderazgo de Sebastián Piñera no es tan indiscutido en la derecha, Está Sebastián Piñera, Manuel José Ossandón, José Antonio Kast, Felipe Kast. Curiosamente casi todos ellos hoy día, independientes. ¡Que anomalía más grande!. Aquí quieren vestirse con ropaje de independientes personas que han estado vinculadas a liderazgos partidarios. Para mí esto es una anomalía que no tiene credibilidad. La gente no es tonta, cuidado.  

¿Cree que la gestión del Gobierno y las diferencias en la NM pueden haber ayudado a abrirle ese espacio al ex presidente Piñera?, ¿hay una autocrítica?
Sin duda alguna que cuando uno tiene un 70% de desaprobación, esa agua corre en beneficio de la oposición y Sebastián Piñera tiene un cierto liderazgo o un cierto posicionamiento en las encuesta pero creo que la gente no quiere una vuelta atrás y un Gobierno de Piñera sería percibido como una vuelta atrás.

Gobierno: “Nos quedan 18 meses para rectificar y consolidar”  

A casi un año de terminar la actual gestión y con la perspectiva del tiempo, ¿cómo evalúa usted el Gobierno de Bachelet?
Tuvimos un primer tiempo muy difícil donde imperó esta lógica refundacional que yo he identificado con un infantilismo progresista que se simbolizó en la retroexcavadora y que produjo mucha confusión. El tema no está en la finalidad de los contenidos principales de las reformas, el tema está en esta especie de desmesura refundacional del primer tiempo. Quedan 18 meses yo me la voy a jugar para que este Gobierno de la presidenta Bachelet, que es mi Gobierno, termine bien. Al final tenemos la gran oportunidad de terminar bien, si realmente nos empeñamos que las obras que hemos hecho y las que quedan por hacer, las hacemos bien y les ponemos un sello de excelencia, que no lo ha tenido, pero que lo puede tener.  Nos quedan 18 meses para rectificar y consolidar.  

¿Considera que se escuchó demasiado a los sectores de izquierda?, ¿se leyó mal lo que pedía la ciudadanía?
Nunca nos compramos ese discurso como partido. Se fue imponiendo con la vieja tentación de tratar de imponer la hegemonía de un sector de la izquierda respecto del centro, que ni siquiera lo atribuyo a la Presidenta. Nunca nos hemos comprado es discurso y lo hemos resistido. Fue una mala idea porque proyectó un Gobierno de izquierda y eso surgió desde un sector de la Nueva Mayoría.

El ministro del Interior, Mario Fernández hizo un llamado a la humildad a la DC y que si quieren tener más espacio en la coalición deben tener más votos, ¿comparte esa mirada del titular de Interior?
Tuve una larga conversación con el ministro del Interior el día lunes. Lo vi muy entusiasmado. Yo creo que él tiene un rol de conducción política como ministro del Interior muy importante que jugar. Él es un democratacristiano de tomo y lomo, de toda la vida. 

Evidentemente que los partidos en democracia se miden y se pesan en votos, pero ojo: somos la primera fuerza política nacional en número de alcaldes, 73, y población gobernada por esos alcaldes. Somos la segunda fuerza política nacional en concejales, consejeros regionales, diputados. Entonces la Democracia Cristiana tiene una fuerza política y electoral importante.

En diciembre la DC tendrá elecciones internas, ¿le gustaría una continuidad de Carolina Goic en la presidencia?
Carolina Goic está ejerciendo un tremendo liderazgo, es una gran senadora y tiene una tremenda legitimidad interna. Si al partido le va bien las municipales muy probablemente le vamos a pedir a Carolina Goic que siga en la presidencia del partido.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon