Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Incoherencia cambiaria

logotipo de Pulso Pulso 02-08-2016

Durante las últimas semanas, hemos observado la conformación de un fenómeno apreciativo en el tipo de cambio, que ha gatillado preocupación del mercado por la fuerza y rapidez en los movimientos, así como los efectos colaterales de mantener un aumento de valor del peso respecto al dólar. Lo cierto es que gran parte del fenómeno ha sido atribuido a importantes movimientos de flujos desde el exterior, pero también parte de ello, ha sido producido por la reducción en la exposición de los portafolios de AFP a mercados externos, donde hemos evidenciado cerca de US$2 mil millones de inversión neta destinada a activos de renta fija local en los últimos dos meses. Movimientos de flujos de esta magnitud, han favorecido importantes cambios intradía, los que han despertado la preocupación del mercado ante la incapacidad de predecir con variables fundamentales la evolución futura de la paridad.

La cercanía de los niveles actuales de tipo de cambio con niveles coherentes con equilibrios macroeconómicos de largo plazo, nos hace sospechar a los economistas que los desarrollos recientes en el mercado tipo de cambio, tendrán que revertirse más pronto que tarde. El escenario económico que enfrentamos hoy, dista enormemente de un equilibrio de largo plazo. Con constantes revisiones a la baja en las proyecciones de actividad, una inflación anual persistentemente sobre el rango meta propuesto por el BCCh, y la mantención del estímulo monetario actual que ha llevado a “aplanar” la expectativa de TPM por un horizonte de dos años, el escenario reciente no podría ser más incoherente con los niveles actuales de la moneda. Además, el escenario externo nos ha proporcionado aumentos en volatilidad tras “Brexit” y una postergada concreción de incremento de tasa de política en EE.UU. Este último desarrollo, se presenta como el principal factor detrás de la evolución futura de la paridad. El futuro diferencial de tasas local y externo inevitablemente será propicio para nuevas depreciaciones futuras que alejaran a la paridad de sus niveles actuales. Ciertamente, con el desempeño macroeconómico local reciente, mantener niveles de equilibrio de tipo de cambio es una incoherencia más del escenario que requerirá inevitablemente de ajustes dentro del corto plazo.

El autor es economista en Bci Estudios

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon