Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Instituto Internacional de Finanzas: bajo crecimiento de Chile es autoinfligido

logotipo de Pulso Pulso 12-09-2016 Leonardo Ruiz

El respetado Instituto Internacional de Finanzas (IIF), asociación global de la industria financiera con más de 500 miembros en 70 países, publicó un documento titulado “Chile: heridas autoinfligidas”, en el que critica la tendencia del Gobierno chileno a las batallas ideológicas, en un momento en que lo primordial, asegura, es crear asociaciones fuertes con la comunidad empresarial.

Dicho eso, el texto de IIF escrito por el analista Brent Harrison y el economista Ramón Aracena, agrega que gracias a la sólida situación fiscal y a los años de crecimiento robusto, el país no ha caído en un caos.

El documento destaca que el crecimiento de la economía chilena es tibio, en momentos en que la incertidumbre por la agenda de reformas del Gobierno sigue hundiendo la confianza y la inversión. “Aunque Chile ha estado lidiando con las consecuencias de los menores precios de los commodities, el delicado estado de la economía es predominantemente autoinflingido”, dice.

La entidad apunta a que las perspectivas de crecimiento siguen viéndose entorpecidas por las “controvertidas reformas” y la persistente incertidumbre. El paper repasa la reforma constitucional, que afirma podría debilitar derechos considerados inalienables como los derechos sobre la propiedad.

También revisa la reforma laboral que fortalecería los poderes de negociación de los sindicatos, la reforma al financiamiento de campañas políticas y a las pensiones. Sobre este último punto, el IIF menciona que la capitalización individual podría ser mejorado y destaca que el sistema de AFP ha sido uno de los pilares de la estabilidad macroeconómica chilena.

“La propuesta actual (de subir la cotización en 5 puntos porcentuales a costa del empleador) le costaría a los empleadores un estimado US$1.500 millones (0,5% del PIB) en el primer año. Siendo el Estado el mayor empleador, esta propuesta tendría un impacto fiscal significativo”, indica.

El IIF también subraya que la debilidad de la economía ha tenido un gran impacto en la aprobación de la Presidenta Michelle Bachelet, que ha caído a un mínimo histórico de 15%.

La entidad afirma que las reformas han pesado en la inversión del sector privado, ya afectado por la caída en los precios del cobre y que aunque la inversión el sector público durante este año se incrementó, aún así no fue suficiente para hacer que la inversión total neta volviera a un terreno positivo.

“El crecimiento del empleo tanto en el sector público como en el privado está empezando a reflejar la falta de interés en el escenario de inversión, a medida que las expectativas siguen bajas, a pesar de que los precios internacionales de los metales se están estabilizando”, escriben los autores del reporte.

© PULSO

A juicio de los autores, las esperanzas para Chile ahora dependen de las elecciones presidenciales de 2017 y las posibilidades de que el país vuelva a enfocarse en políticas pro crecimiento. “La perspectiva de un nuevo gobierno pragmático hacerse cargo en 2018 está apuntalando el optimismo económico en el mediano plazo”, sostienen.

El documento también incluye pronósticos económicos del Instituto, que anticipan un crecimiento de 1,6% para este año y 2% para 2017, por debajo del 2,3% de 2015 y en línea con las perspectivas del Banco Central de Chile.

Además, señalaron que la inflación hacia fin del período debiera seguir su tendencia bajista, anclándose en la mitad del rango meta, lo que sumado a la posibilidad de un ajuste modesto de parte de la Federal, permitiría que la política monetaria se mantenga sin variaciones entrando en 2017.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon