Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Instrumentos financieros anticipan tres recortes para la tasa de inter�s en 2017

logotipo de Pulso Pulso 11-01-2017 Carlos Alonso

Luego de conocer que en la Reunión de Política Monetaria (RPM), el consejero Pablo García votó a favor de recortar la tasa de interés en 25 puntos base, ya que de no hacerlo se corría el riesgo de aplicar una política más agresiva, se comenzó a instalar el debate sobre la necesidad de un mayor estímulo monetario, es decir, de ir más allá de los dos recortes que el Banco Central había delineado como trayectoria en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre. 

Dicha impresión se comenzó a materializar en los instrumentos financiero -tasas swap - puesto que ahora prevén hasta tres recortes de 25 puntos base cada uno para la tasa de interés. De esta manera se espera que se ubique en 2,75% en junio. 

De acuerdo a los instrumentos financieros, la primera baja se concretaría en la reunión del próximo 19 de enero; la segunda en marzo y la tercera en junio de 2017. 

Esta misma visión, poco a poco ha ido ganado adepto en la Encuesta de Expectativas Económicas del instituto emisor. Si en la medición de diciembre sólo un 2% esperaba que la TPM cierre el año en 2,75%, ahora en la encuesta de enero un 20% ve como probable que se ubique en 2,75%. De todas formas la mediana se mantiene con la perspectiva de dos recortes para cerrar el año en 3%. 

Expertos

En el análisis los argumentos de los economistas poco a poco comienzan a inclinarse hacia un tercer recorte de la TPM. Felipe Alarcón, economista de Euroamerica subrayó que “después de las últimas cifras de crecimiento, menores presiones inflacionarias nos dan espacio para esperar tres recortes en la tasa de interés”. Para Alarcón, los ajustes deberían ser consecutivos: enero, febrero y marzo. 

Nathan Pincheira, economista de Banchile, acotó que “desde hace un tiempo ya tienen considerado en su proyección tres recortes de la TPM y en ese contexto vemos un primer ajuste en enero, y con un alta probabilidad de que el segundo sea inmediatamente en febrero, y el último antes del primer semestre para situar la tasa de interés en 2,75% en junio”. 

Felipe Ruiz, economista de BCI, acotó que si bien en su escenario base contemplan dos recortes en la TPM, durante las últimas semanas ha ido ganando fuerza su escenario de riesgo, el cual agrega una tercera baja para la tasa de interés. Para Ruiz, de materializarse los recortes, todos deberían ser durante el primer semestre. 

Una mirada más cauta entregó Andrés Osorio, economista de Econsult Capital, que en su escenario base mantiene su perspectiva de dos bajas en enero y febrero de 25 puntos base cada uno. “Si bien el bajo Imacec y el negativo IPC dan espacio para realizar el ajuste, se debe tener en cuenta que el tiempo es reducido en la medida que la Reserva Federal (Fed) inicie un proceso más agresivo de incrementos, por lo que el recorte debe ser pronto”. En este puzzle una pieza clave para que se haya instalado la perspectiva de un mayor recorte de la TPM es la rápida desaceleración que ha tenido la inflación, la cual finalizó 2016 en 2,7%. En ese sentido, las perspectivas para el presente ejercicio adelantan que se mantendrá levemente bajo el centro de la meta del BC de 3%. Es más, la expectativa apunta a que dentro de los próximos 11 meses se situará en 2,9% para cerrar el año en ese mismo nivel. 

Crecimiento

En cuanto a las perspectivas de crecimiento, la Encuesta de Expectativas mantuvo la proyección para el Producto Interno Bruto (PIB) de 2% para 2017, el porcentaje de quienes lo sitúan bajo ese nivel subió de 21% a 41% entre la medición de diciembre y la de enero. Alarcón sostuvo que si se confirma la debilidad de la actividad con un bajo Imacec y un inicio de año también débil, es probable que en las encuestas de febrero o marzo la expectativa para el PIB se situé bajo 2%. 

Ahora bien, donde sí hubo un ajuste fue en la proyección para 2018, puesto que la proyección de PIB pasó de 2,7% a 2,5%. De esta manera, de concretarse estas expectativas y considerando que el PIB en 2014 fue de 1,9% y el de 2015 de 2,3%, el crecimiento promedio entre 2014 y 2018 será de 2%. 

En este contexto, Pincheira indicó que “cuesta tener una mirada clara sobre cómo estará la actividad en un año más, existe mucha incertidumbre de la evolución de las expectativas tanto de consumidores y empresarios. La perspectiva para 2017 y 2018 está bastante abierta”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon