Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Insulza: "Una economía desactivada no es una buena receta en un año electoral"

logotipo de Pulso Pulso 03-01-2017 Gladys Piérola

La carrera presidencial 2017 va estar marcada por un complejo   escenario económico que podría ser clave  en  la elección...
En este país la economía tiene mucho que ver en la decisión presidencial. Lo experimentamos en carne propia el año 1999. Fue el único año de crecimiento negativo que hemos tenido y por cierto, eso afectó mucho la elección. De alguna manera, la afectó algo parecido a lo de ahora. Había un nombre nuevo que era Joaquín Lavín. Él era una cara nueva, era el candidato “por el cambio” y al final ganamos apenas. Lo que hizo que ganáramos esa vez, fue que el gobierno del Presidente Eduardo Frei tomó todas las medidas que pudo para reactivar la economía. 

¿La Presidenta Michelle Bachelet debería hacer algo similar para este año?
No sé. No sé si ella cree que se dan las condiciones pero, creo que sí hay un par de esfuerzos importantes que realizar ahora. No tanto por la elección, sino porque es necesario tomar todas aquellas medidas que están en la agenda de productividad y hacer las inversiones públicas que se deban hacer. Hay que reactivar la economía del país. Una economía desactivada no es una buena receta en un año electoral.

Hay un sector de la ciudadanía que cree que en temas económicos, la derecha puede hacerlo mejor. Incluso que esto podría ser un punto para la opción de Sebastián Piñera
Creo todo lo contrario. Un país que tiene un ingreso per cápita de US$23 mil, con una economía tremendamente concentrada, porque hoy no hay ningún sector de la economía que realmente haya competencia, con ese grado de desigualdad, con la falta de acceso al crédito que tiene la mayor parte de las pymes, difícilmente va a crecer. Si la derecha quiere hacer lo mismo que hacíamos antes, esa es receta del pasado y no del futuro. La estabilidad económica también depende mucho de la acción del Estado. El FMI lo dijo hace tres años formalmente, que la desigualdad es parte del problema, que la desigualdad disminuye las posibilidades de crecimiento.

También habrá una agenda valórica que puede quedar con temas pendientes, varios de ellos que incomodan a la Nueva Mayoría, en especial algunos sectores  de la DC.
Soy partidario de despenalizar el aborto en tres causales, del matrimonio igualitario, de la despenalización del consumo de la marihuana para regularizarlo. A los adictos a las drogas no hay que meterlos presos. Estoy en contra de eso: decir que están enfermo por un lado y decir que hay meterlo preso por el otro. Mientras  menos se  meta el Estado en la vida privada de las personas mejor. Eso no significa obligar a los demás a tomar mi agenda valórica. Respeto plenamente el derecho de la Democracia Cristiana de oponerse a esos temas y lo decidiremos democráticamente en la sociedad. 

En la DC hoy está la duda si ir a primera vuelta lo que complicaría la continuidad del bloque, ¿la Nueva Mayoría resistirá este 2017?
La coalición Nueva Mayoría sí puede resistir. Incluso podría abrirse, pero tiene que demostrarlo electoralmente. Las decisiones del 2017 van a ser claves para el oficialismo, porque si no llegara a constituirse como mayoría en el país, eso provocaría una mayor  multiplicación de las fuerzas políticas y algunas dificultades para gobernar. Lo mismo vale para la derecha. 

¿Hacia donde debería crecer la NM?
En política los que aceptan los programas y las normas son siempre bienvenidos. La Nueva Mayoría no podría crecer a costa de sus principios, pero tampoco debería negarse a recibir a nadie que esté dispuesto a aceptar el programa.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon