Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Inversores compran bonos de Netflix en busca de un nuevo éxito

logotipo de Pulso Pulso 25-10-2016 Bloomberg

El próximo programa atractivo de Netflix Inc. llegará por cortesía del mercado de bonos basura.

© PULSO

Los inversores compraron el lunes US$1.000 millones en bonos del servicio de alquiler de DVD y streaming de video a rendimientos de un bajo nivel récord. Son US$200 millones más que lo que Netflix buscaba originalmente.

La transacción subraya la popularidad de una compañía que, a pesar de producir éxitos como “House of Cards” y “Stranger Things”, genera poca o ninguna ganancia, quema su efectivo y tiene un perfil de deuda más cercano al de los deudores de calificación crediticia más baja.

Los compradores de bonos apuestan a los planes de crecimiento de Netflix, que incorporó 3,57 millones de abonados de streaming en el tercer trimestre, lo que contribuyó a aumentar su capitalización de mercado a US$55.000 millones. Eso daría a los inversores en deuda cierto margen de protección en el caso de una caída de la compañía.

“Netflix crece con rapidez. En apenas unos años, el apalancamiento podría descender un 40 por ciento”, dijo Neil Begley, un analista de Moody’s Investors Service. “Nunca pasaría eso en la mayor parte de las compañías que tienen un apalancamiento tan alto”.

Netflix vendió los bonos a 10 años a un rendimiento de 4,375 por ciento, el más bajo de la historia en el caso de una venta de deuda en dólares de una compañía estadounidense con ese vencimiento y esa calificación, según datos que recopiló Bloomberg. Los bonos se negociaban el lunes a 100,50 centavos de dólar, según Trace, el sistema de información de precios de bonos de la Autoridad Reguladora del Sector Financiero.

Quema de efectivo
Netflix quema efectivo en tanto expande su programación original, que comprende títulos como la serie dramática “Narcos”. La compañía, que a fines del tercer trimestre tenía US$1.300 millones de efectivo, planea aumentar su oferta de contenido original de 600 horas de este año a 1.000 horas en 2017.

Lo que atrae a los inversores en bonos es la capitalización de mercado de US$55.000 millones de la compañía. La mayor parte de las empresas de esa magnitud tiene una calificación de grado de inversión.

“No hay compañías tan grandes en términos de valor empresarial con alto rendimiento”, dijo John McClain, un administrador de cartera de Diamond Hill Capital Management. “Es un buen lugar para resguardarse”.

La compañía ha recurrido a los mercados de deuda una vez por año desde 2013. Hace apenas dos años, sin embargo, tenía menos de la mitad de sus dimensiones actuales.

La empresa tiene una calificación B1 de Moody’s y una nota equivalente B+ de S&P Global Ratings. El apalancamiento que contempla Moody’s para una compañía de esa nota es de alrededor de seis veces las ganancias.

Lo que pudo haber contribuido a impulsar la demanda de Netflix el lunes fue la decisión de la compañía de Los Gatos, California, de acudir al mercado luego de que AT&T anunciara que había acordado la compra de Time Warner Inc. por US$85.400 millones. Es probable que haya alimentado la demanda de inversores que buscaban tener más bonos relacionados con medios, dijo Rahim Shad, un analista de crédito de elevado rendimiento de Invesco Ltd.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon