Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

IPoM recorta PIB potencial a 2,5%-3% y ve techo de crecimiento 2017 en 2,75%

logotipo de Pulso Pulso 08-09-2016 C. Alonso y M. Leiva

El Banco Central acotó el rango de crecimiento de la actividad entre 1,25%-2% a uno entre 1,5%-2% para 2016. Este ajuste estaba internalizado por el mercado, ya que las encuestas prevén una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 1,7%, sin embargo, donde sí hubo discrepancias fue en la proyección que el ente rector entregó para el próximo año: pasó de un rango entre 2% y 3% a uno entre 1,75% a 2,75%, ubicando el punto medio por sobre el 2% que estiman las distintas encuestas. Este recorte se da a pesar de que las perspectivas para el escenario externo son mejores a las previstas. “De darse este escenario, la economía completará cuatro años de crecimiento promedio anual en torno a 2%. Ciertamente, esto no es satisfactorio. Es algo de lo cual no sólo debemos preocuparnos, sino que debemos asumir como prioridad”, señaló el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara. 

En el informe, además el instituto emisor revisó a la baja el crecimiento tendencial y potencial de la economía. Para el primero de ellos, pasó de 3,5% a 3,2%, mientras que la segunda variable pasó del rango 3% -3,5% a 2,5%-3%. 

El ente rector subrayó que las bajas cifras de inversión efectiva y esperada han reducido el crecimiento tendencial y potencial de la economía. “Los datos sugieren que la convergencia al crecimiento tendencial tardará más de lo previsto”, indicó el BC. 

En las variables de demanda, el BC prevé una menor caída de la inversión para 2017, la cual pasa de -2,4% a -1,5%, mientras que la estimación del consumo total subió levente de 2,1 a 2,4% para 2016 y de 2,4 % a 2,5% para el próximo año. De esta manera, la demanda interna, descontadas las existencias, mantendrá una recuperación modesta en 2017: 2,1 % anual, luego de crecer 1,5% en 2016. En todo caso, dice el Central, el aumento previsto para este año es mayor al considerado en junio, pues se estima una menor caída de la formación bruta de capital fijo, en particular por el comportamiento que tuvo el ítem de maquinaria y equipos en el segundo trimestre. De todos modos, ello se compensa parcialmente por la caída anual esperada en construcción y otras obras, donde resalta la debilidad del sector inmobiliario. 

En cuanto al desempleo, Vergara indicó que “en general hemos tenido un mercado laboral que se ha comportado en forma relativamente favorable, aunque no es una buena noticia que estén creciendo los cuenta propia, ya que es un empleo más frágil. Tenemos un deterioro gradual, acotado, del mercado laboral, creemos que el aumento del desempleo va a seguir, pero en forma acotada. No esperamos mucho más de lo que ya tenemos”. 

¿Recesión técnica? En cuanto a la posibilidad de que la economía muestre una recesión técnica, Vergara lo descartó: “No está en nuestro escenario base”. En este punto, añadió que “este cálculo se hace mirando los Imacec trimestre a trimestre desestacionalizado, eso es algo muy volátil, por ello, hay que tener cuidado con sacar conclusiones demasiado definitivas al respecto”. De hecho, subrayó que “es notable que en el primer trimestre, con esa medición tuvimos un aumento de 4% y nadie habló de que estábamos en una recuperación fuerte, y ahora que tuvimos uno donde cae 1,5% viene ese debate, Hay que tener cuidado con sacar ese tipo de conclusiones”, precisó. 

Inflación. En materia inflacionaria, el BC redujo levemente su estimación para 2016 pasado de 3,6% a 3,5%, mientras que para el próximo año la visión apunta a un 3,1%. Se espera que la inflación disminuya hacia 3% más rápido que lo previsto en junio. En el escenario base, la inflación anual cerrará en 3,5%, mientras que el IPCSAE -que excluye alimentos y energía-tendrá un descenso hacia 3% más rápido que el IPC total y a comienzos del 2017 estará bajo ese valor”. Esto debido a que el tipo de cambio nominal y real se han apreciado en los últimos meses y porque se considera que en el corto plazo el tipo de cambio se mantendrá en estos niveles. ($670).  Así las cosas, para el BC los riesgos tanto para la actividad como para la inflación están equilibrados.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon