Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Isapres preparan nuevo proyecto de movilidad de afiliados

logotipo de Pulso Pulso 21-12-2016 B. Sifón / C. Arroyo

El gremio de isapres está nuevamente trabajando en un proyecto que fomenta la movilidad de los afiliados en el sistema privado de salud. Así lo hizo saber el gerente de finanzas de Empresas Banmédica, Javier Eguiguren, a un grupo de inversionistas institucionales con los que se reunió ayer en el marco del road show de la compañía para un bono que busca emitir el próximo año (ver página 18). 

Al momento de entregar el detalle acerca de la situación que vive la industria de salud, el ejecutivo aseguró que no ven posibilidad de una reforma para la industria de isapres ni en los próximos doce meses, ni en dos años. Por este motivo, están trabajando en un proyecto de autoregulación con la Asociación de Isapres. “Este es una industria proclive a trabajar en avances normativos”, aseguró Eguiguren, quien detalló que la iniciativa tiene como foco principal la movilidad de los afiliados entre las aseguradoras privadas de salud, lo que de todas formas requiere de un cambio legal. 

Al ser consultado por uno de los inversionistas sobre qué viene en términos regulatorios, Eguiguren agregó: “libre modalidad dentro del sistema. Es decir que las personas puedan moverse de una isapre a otra de forma de generar mayor competencia, la cual no nos asusta a nosotros”.

Un segundo aspecto, según precisó, “dice relación con un plan único de salud que sea mucho más fácil de comparar para las personas, eso lo hemos trabajado. Se pueden hacer planes que probablemente debieran tener tres niveles de prestadores detrás para tramos de ingresos bajos, medios y altos. Este plan único también iría acompañado con una tarifa única para las personas, hombres mujeres, personas de mayor edad (…) esos deberían ser los pilares de una posible reforma”, afirmó.

Eguiguren agregó asimismo que todo esto “requiere un fondo de compensación para la movilidad y ahí diría que la gran problemática a superar es la transición entre el sistema actual y nuevo esquema, porque obviamente a muchas personas les podría convenir cambiarse y quisieran hacerlo, pero hay otras personas que están satisfechas con su plan de salud y por lo tanto no van a querer cambiarse”, precisó. “Cuando la comisión estudió este tema se planteó por ejemplo que en las personas que fueran ingresando al sistema se hiciera esta alternativa. Otra posibilidad es hacer un cambio obligatorio, pero creo que es más difícil porque algunas personas podrían ver afectados sus derechos y al final terminaríamos con una judicialización en ese ámbito. Probablemente debiera ser un cambio gradual”, indicó.

Perfeccionando ideas. La industria hizo una propuesta de movilidad entre isapres y fondo autorregulado de compensación por riesgo en la Comisión de Salud en 2014, la que fue elaborada por el asesor del gremio, Ricardo Bitrán.

Esta se basaba en la idea de reforma que contemplaba un Plan de Seguridad Social (PSS), que equivaldría al plan complementario de salud que ofrecen las isapres, más el GES, el CAEC, y otras garantías ampliadas, que constituirían un plan base.

En una presentación de 2015 en Enasa, esta propuesta fue presentada, reconociendo la población con limitada movilidad, o “cautiva” en isapres. Un grupo que va en aumento en Chile y que según los últimos datos oficiales de la Superintendencia de Salud, a 2014 alcanzaba a 1,2 millones de afiliados a aseguradoras. Es decir, que 39% del total de afiliados no se podía mover de aseguradora por enfermedades, y eso que sólo se consideraron las 80 patologías dentro Auge.

Según la presentación de octubre de 2015, “con libre movilidad, el riesgo actuarial se podría distribuir de manera desigual entre distintas isapres: algunas podrían concentrar mayor porcentaje de personas mayores y enfermas que otras, mientras que la compensación de riesgo permite equiparar ingresos con gastos en cada isapre”, explicaban. 

Este año, la autoridad descartó por completo los avances hacia una reforma al modelo de salud privado y público, en lo que queda del actual Gobierno, ante una serie de otras prioridades, entre ellas la mejora a las pensiones.

En ese contexto, el Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, anunció el interés de avanzar en cambios administrativos que permitieran resolver parte de los problemas que afectan al sector privado. Sin embargo, aunque se han celebrado algunas reuniones, hasta ahora no han habido noticias concretas. 

La industria ha sostenido en varias oportunidades que está dispuesta a colaborar. Sin embargo, aseguran que los problemas mayores del sector responden a las judicializaciones por alza a los planes de salud, que sólo podrían resolverse por medio de una reforma legal. Así, advierten que las medidas administrativas solo permiten hacer ajustes menores. 

La situación se ve hoy más agravada por la posible judicialización de las alzas a las primas GES, que este año fueron reajustadas; y por el dictamen del Servicio de Impuestos Internos que les obligará a tributar por las costas de estos procesos, ya que constituyen gasto rechazado.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon