Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Italo Ozzano, de Gerdau Chile: "Hay que emparejar la cancha, controlar que los productos cumplan con las normativas del país"

logotipo de Pulso Pulso 02-08-2016 Constanza Valenzuela

Falta de controles en Aduanas, personal no capacitado y el ingreso de acero no apto para su uso en Chile son los problemas más serios que advierte el gerente general de Gerdau Chile, Ítalo Ozzano, sobre la situación de la industria siderúrgica en el país.

La empresa de origen brasileño -la segunda productora local de acero- está en medio de una cruzada para mejorar los controles a las importaciones y evitar que ingrese acero en condiciones que afecten la libre competencia. Con ese fin, ingresó una denuncia en 2015 a la Comisión Antidistorsiones, que impuso como medida provisional la aplicación de un derecho antidumping de 13,1%. Este año, junto con CAP -su rival- añadió una segunda denuncia, la cual está actualmente en investigación. 

Sobre esta última, Ozzano advierte que si el tribunal no la acoge se complicaría al negocio. “Podríamos irnos a otro país. Perú, tiene la mitad del costo de la energía. Pero eso no está en nuestro radar”, advierte.

¿Qué le falta a la industria del acero chilena para ser más competitiva?
Chile tiene un problema de costos de energía. Ese es uno de los principales problemas para ser más competitivos; y también hay que emparejar la cancha, controlar que los productos de afuera cumplan con las normativas del país. Este es un país sísmico, hay terremotos, entonces el tema de seguridad es relevante.

¿Aún son competitivos con el precio actual de la energía?
A nosotros no nos ha bajado. Tenemos contratos de largo plazo y es un tema bastante complejo. Y lo que sí ha pasado es que sí han bajado los precios en los países con los cuales competimos.

En términos de producción, ¿en qué situación están?
Estamos en términos bastante parecido al año pasado, estamos viendo un pequeño deterioro en los volúmenes de despacho últimamente. Desde el punto de vista de operaciones usamos un 65% de la capacidad y las plantas como nosotros necesitan full capacidad para tener buenos costos.

Respecto a Aduanas, hay críticas del sector respecto a su poca especialización. ¿Lo ven así?
Hay una falta de capacitación y también una falta de pedir los documentos necesarios de los productos. Hay que capacitar mucho más a la gente, ahí hay un trabajo grande que hay que hacer. Tampoco hay un reglamento que les diga a ellos qué es lo que tienen que revisar. 

¿Piden un cambio normativo?
Hay que hacer un reglamento de internación de productos más claro, donde estén las distintas responsabilidades; qué es responsabilidad de Aduanas y qué responsabilidad tienen los que exportan. Otro tema importante es que de alguna forma hay que trabajar en el etiquetado de la barra que llega de afuera, que venga lo que dice el informe que tiene que venir. Eso es un tema muy importante, porque yo puedo certificar algo en un país pero venir otra cosa. Es un tema que hay que controlar.

¿Ha ingresado acero con especificaciones que no corresponden?
Así es. Hay tres o cuatro informes del Instituto Chileno del Acero (Icha) que dice que hay muchas barras que no cumplen. Por eso pedimos que se mejore el reglamento.

¿Qué puede pasar con esto?
Puede haber problemas estructurales. Un tema muy importante es que el monto de los productos importados representa un 30% del mercado, y hace años, cuando no teníamos este tema de la importación, todos los calculistas tenían la seguridad que el producto era hecho acá y había pasado por terremotos. Hoy un 30% de productos que viene de afuera, por lo tanto hay que tener mejores sistemas. Además, hay que mejorar la trazabilidad. Hoy, con esta avalancha de productos, con esta sobrecapacidad que hay esta llegando acero de todos lados, cambio la regla: lo que antes no era problema hoy es un problema y hay que tratar de regularla.

Hoy la industria del acero tiene salvaguardias vigentes y otras denuncias por el dumping, ¿cómo han ido avanzando con esto?
En el caso de las salvaguardias es de CAP, no fuimos parte de ella. En el caso de las barras de acero fuimos como industria porque nosotros no tenemos más que el 50% del mercado, entonces teníamos que ir con alguien. Y eso está en proceso, la comisión que estudia esta distorsión tiene que concluir, nosotros creemos que se va a aceptar esta denuncia. Hasta el momento la investigación se ha dilatado. Entiendo que le pidieron información adicional. Además estamos pidiendo una salvaguardia sobre el producto importado en cuanto ingresa al país del 27%, la autoridad evaluó eso y concedió un 13%; ahora puede subir, mantenerlo o bajarlo. 

¿Y cuáles son las alternativas de Gerdau si la comisión no falla a su favor?
Nos complica mucho, complica al negocio. Podríamos irnos a otro país...

¿Y qué país sería atractivo?
Perú, tiene la mitad del costo de la energía. Pero eso no está en nuestro radar, nosotros no estamos pensando en eso, nosotros tenemos una inversión. Somos un empresa súper eficiente, así y todo, en todos los temas. Somos una “joyita” y hay que ver cómo hacemos para que la cancha este pareja, para que todos compitamos igual. Nosotros no pedimos una ventaja, pedimos una cancha pareja. Por ejemplo, el mercado de la barra, un tema que estamos viendo con el Ministerio de la Vivienda es que la barra esté marcada con el nombre del importador y lo estamos pidiendo porque tú te haces responsable del producto que tu traes, así como el tarro del conserva. Con eso aseguras que alguien se hizo responsable. Nuestro producto dice Gerdau, y como lo dice, si hay cualquier problema con nuestro producto nos pueden reclamar a nosotros, y por eso pedimos que sea lo mismo para todos.

¿Y han tenido buena acogida?
Estamos trabajando el tema con el ministerio.  

¿No están analizando otros negocios para evitar ser tan dependientes al mercado del acero?
No, nosotros somos un grupo dedicados a fabricar acero, fabricamos acero en 14 países. Además somos grandes recicladores y tenemos doble función en Chile: producir acero y reciclar chatarra, y el 100% de la chatarra es local y con eso hacemos el acero. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon