Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Joaqu�n Lav�n: "El Gobierno est� absolutamente debilitado y est� jugando los descuentos"

logotipo de Pulso Pulso 21-10-2016 Gladys Pi�rola

Han pasado 17 años desde que dejó la Municipalidad de Las Condes, pero Joaquín Lavín (UDI) asegura que esta campaña por volver a la alcaldía “lo ha reencantado con el servicio público”. Tras numerosas campañas, pasar por Santiago y por fallidas carreras presidenciales, el ex ministro asegura que la diferencia de esta carrera municipal con las anteriores es que “está pensada en el voto voluntario” y para ello se ha enfocado en lo digital. Además, frente a las críticas que generó su postulación señaló que “las diferencias están superadas”.

Su nombramiento como candidato por Las Condes, después de la bajada en Santiago, estuvo rodeada de críticas de su propio sector, ¿cuál es su balance a pocas horas de las elecciones?

- Estoy feliz de ser candidato de Las Condes. Ha sido un campaña muy distinta a las tradicionales, porque es con nuevas reglas. He aprendido lo que es el mundo de las campañas digitales, especialmente de Facebook. Me permitió reencantarme con el servicio publico, porque esta es una campaña de hormiga. Te reúnes con grupos de cinco o diez personas, con vecinos aquí y allá. Yo vivo de Las Condes y soy de Las Condes, pero esto me permitió conocer el problema de los barrios de una forma que no los conoces o no los ves si no estás ahí. Han sido tres meses muy gratificantes en lo personal. La gente me ha recibido con mucho cariño, además estoy muy ilusionado con lo que pueda pasar el domingo y lo que viene los próximos cuatro años. 

Entonces, ¿están superadas todas las diferencias que apuntaban a la falta de renovación política?

-Para los vecinos de Las Condes ese nunca fue tema. Ese es un tema de la élite política. Para la gente de Las Condes, en especial, para los que me conocieron, tomaron felices la noticia, especialmente en las zonas más vulnerables. Así que cero problemas en ese sentido. Tuve desde el primer día el apoyo total de todos. Todas esas diferencias al día siguiente ya no existían.

Usted ha participado en muchas campañas municipales y presidenciales, pero con el actual escenario de desconfianza en la política. ¿Qué tan distinta ha sido ésta de las anteriores?

-La veo muy distinta, porque en Las Condes las cosas han cambiado y porque las normas de las campañas también han cambiado mucho. En términos de gasto electoral, es la primera vez que gasto más en Facebook que en imprimir palomas. Las campañas anteriores estaban llenas de palomas y papeles. Hoy la campaña es 80% digital y la manera más rápida de llegar a la gente es Facebook y a través de reuniones con vecinos que suben después a las redes sociales. Ha sido un aprendizaje en esta nueva forma de hacer campaña y eso también lo encuentro muy valioso.

Pero ha sentido en terreno la desafección de la política. A usted como un político tradicional, ¿le han reclamado?

-A mí no me han reclamado nada, porque la gente de Las Condes me conoció como alcalde. Pero sí noto que hay una desafección en general que se manifestó ya en la elección de 2012. Ese año en Las Condes votaron 30 mil personas menos que en la elección de 2008. Ahí ya se produjo una caída fuerte en la participación y era solo el 38% del padrón. Probablemente en ese tiempo, nosotros no vimos venir que significado el voto voluntario y se hicieron campaña pensando en el voto obligatorio. Ahora hemos hecho una campaña pensada 100% en el voto voluntario y hay que ver los resultados. 

¿Tiene miedo de los efectos que pueda tener la alta abstención en el resultado final?

-El padrón de Las Condes es efectivamente de gente con mayor nivel sociocultural, pero la abstención pasada fue más alta que el promedio nacional. Por lo tanto, creo que la abstención va a estar parecida al promedio nacional. No creo que se note significativamente distinta a otras comunas. 

Chile Vamos tiene un amplio respaldo en la comuna, ¿hay presión de repetir los buenos números conseguidos por Francisco de la Maza? 

-Somos cuatro candidatos en Las Condes y aquí la elección se gana con quién tiene más voto el domingo. Así que yo dependo de la gente que vaya a votar. La elección tiene dos componentes: el local, que es el más importante, y el político. Por eso lo más importante es que la gente vote, porque también queremos darle una señal política al Gobierno de que basta de Nueva Mayoría y que Chile Vamos tiene que volver al gobierno y para eso, es muy importante que la gente de Las Condes se manifieste, no sólo para elegir un alcalde, sino para dar una señal de no más Nueva Mayoría. 

Esta ha sido una campaña muy marcada por la carrera presidencial. ¿Cree que en este escenario el ex Presidente Sebastián Piñera debe esperar y mantener su decisión para marzo o adelantarla y ordenar a la centra derecha?

- Él tiene que esperar hasta marzo. No tiene ningún inconveniente sobre eso y no veo hay ningún desorden en la centro derecha. Es cosa de mirar las encuestas no  más. 

¿Y en el caso de la UDI debe persistir en la decisión de llevar un candidato propio?

-Los candidatos presidenciales no se inventan y hoy lejos el candidato presidencial que representa la mejor posibilidad de volver al gobierno es Sebastián Piñera, qué duda cabe de eso. La UDI tendrá que tomar sus propias decisiones, pero está clarísimo que quien encarna para la gran mayoría de las personas adherentes de la centro derecha ese proyecto es Piñera.

¿Qué le pareció la jugada de Ricardo Lagos de sacar al ex ministro Máximo Pacheco e integrarlo a su equipo presidencial?

-Ricardo Lagos tiene un desafío muy fuerte al interior de la NM y el senador Alejandro Guillier lo aventaja en las encuestas con bastante claridad. Yo me imagino que Lagos está haciendo sus propias movidas y en ese sentido reclutó a Pacheco. Me parece que es una muy buena movida, pero es una movida al interior de la Nueva Mayoría para tratar de posicionarse como el candidato más competitivo. Y eso es un problema de ellos.

¿Debilita al Gobierno sacar uno de sus ministros mejor evaluado?

-No creo. El gobierno ya está absolutamente debilitado y está jugando los descuentos. El foco no está en el gobierno. No tiene importancia. 

¿A Piñera le preocupa más el efecto Guillier que lo que pueda pasar con Lagos?

-Hoy Sebastián Piñera le gana a los dos. Eso es una decisión de la Nueva Mayoría y falta todavía un año para eso.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon