Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jorge Errázuriz: "Es muy difícil pelearle al populismo, pues ofrece soluciones rápidas e irresponsables muchas de ellas"

logotipo de Pulso Pulso 25-11-2016 B. Sifón y M. Villena

“Si la posición de Piñera es capturada por posiciones conservadores de la derecha, me voy a abstener”, señala enfático Jorge Errázuriz, el empresario que junto a Juan Andrés Camus -hoy presidente de la Bolsa de Comercio- formó Celfin Capital en 1988, vendió la entidad en 2012 a BTG Pactual y que hoy está prácticamente fuera del banco de inversión. Con lo ojos puestos en la política desde hace años, Errázuriz adelanta que durante el próximo año se dedicará por completo a la formación del partido Ciudadanos, el cual congrega entre sus filas a Andrés Velasco. En este escenario, el empresario analiza la posibilidad de llegar al Congreso, siguiendo los pasos de su padre y abuelo, pero también comenta el contexto que hoy enfrenta el país. De paso, sostiene que el discurso de Guillier se acerca al populismo de Trump, pero asegura que Chile enfrenta a mediano plazo un futuro positivo.

¿Ve un cambio de rumbo en el país de cara a las próximas elecciones?

-De todas maneras. En la primera vuelta creo que habrá entre ocho y diez candidatos, para en una segunda etapa quedar dos. Creo que quedarían Guillier y Piñera. Hoy día la sensación que hay es que Piñera sería el ganador en una segunda vuelta, pero de acá a esa fecha pueden pasar muchas cosas, de partida que no sea candidato. También veo que el estilo de Guillier se está pareciendo más a Trump. Está atreviéndose a decir cosas políticamente incorrectas, esto del Alzheimer es una cosa pequeña, pero es utilizar lo que ha sido exitoso hoy, que es decir cosas incorrectas, y con un grado de populismo grande. Mi teoría es que es muy difícil pelearle al populismo, porque ofrece soluciones rápidas a cosas que le importan a la gente, irresponsables muchas de ellas, como esta campaña No+AFP, cuando el problema es no más pensiones malas. Eso indica que estamos en un ambiente de populismo, donde el gran desprestigio de los partidos políticos ayuda a este fenómeno. A pesar de todo, soy optimista y el escenario en Chile a mediano plazo es positivo.

¿Entre esos diez candidatos, está Andrés Velasco?

-No lo puedo decir aún, pero habrá un candidato de Sentido Futuro, que es la alianza con Amplitud. Está Sebastián Sichel, es poco conocido, pero estamos en una etapa de formar el partido Ciudadanos, estamos atrasados, pero por otro lado es un proyecto de mediano a largo plazo.

En una segunda vuelta ¿Ciudadanos apoyaría a Guillier o Piñera?

-Cuando ocurren segundas vueltas muchas veces puedes dar libertad, así que la pregunta es distinta. ¿De los dos, cuál será capaz de conquistar la voluntad de los simpatizantes de la posición de centro de Ciudadanos? Por un lado veo difícil que Guillier lo logre porque su posición populista es lo más lejano que hay a Ciudadanos, no lo veo por ningún lado, no puede hacer ningún guiño al movimiento. En el caso de Piñera, si está capturado por una posición de derecha, de una derecha que puede ser exitosa porque hay descontento con el actual Gobierno, lo veo también muy difícil, porque la posición de Ciudadanos es fuerte en lo económico y social en cuanto a libertades, entonces votar por un candidato que no tenga un posición liberal en lo social, sino capturado por posiciones conservadoras, como de la UDI, o de una RN muy influenciada por Carlos Larraín, lo veo difícil. Creo que Piñera podría perfectamente independizarse de eso, porque podrían votar por él de todas formas.  

¿Y usted, a quién apoyaría?

-Voy a votar de esa manera, si la posición de Piñera es capturada por posiciones conservadores de la derecha, me voy a abstener.

¿Cómo ve el rumbo de la economía del país?

-Si el Gobierno de Bachelet durara tres años más, estaríamos pésimo. La situación económica se está estabilizando porque estamos llegando al fin. Si en los próximos seis meses se ven probabilidades más o menos grandes que de no va a ser la Nueva Mayoría (la que gobierne), que no va a ser Guillier, puede haber un repunte porque los mercados se adelantan. No es que la situación haya mejorado, sino que mejoran las expectativas. Lo que afectó a este Gobierno en el lado económico, fueron las expectativas, no sólo de los inversionistas, porque los consumidores tampoco han tenido confianza. Los inversionistas han salido a invertir fuera de Chile, y los consumidores han dedicado este tiempo a bajar sus deudas y eso se nota.

¿Cuáles son tus definiciones para tu futuro?

-Estoy tomando un compromiso personal de dedicarme doce meses a la política en Ciudadanos. Ese tiempo ayudaré e a que se forme el partido, para mí es un emprendimiento político que hay que ayudar 24/7 a través del país, hay que conseguir recursos, adherentes, y convencerlos de ser candidatos. Pero en lo personal, tengo la convicción de que los candidatos tienen que ser de zonas donde tengan alguna pertenencia, yo no me voy a ir a la séptima, novena u onceava, sólo porque son impares y hay elecciones. Estoy analizando el tema de una candidatura pero no lo voy a hacer por alguna parte donde no tenga nada que ver. Por otro lado, he pensado que mi contribución podría ser mejor en el Senado, dada mi trayectoria, edad, en la Cámara me sentiría un poco como un viejo en kindergarten. Ahora, todos quieren ser senadores. Pero lo estoy analizando y yo tengo pertenencia a la cuarta región y especialmente a la sexta, donde mi padre fue diputado, mi abuelo senador, donde hay una trayectoria.

¿En cuánto tiempo está pensando para ser candidato?

-En cuatro o cinco años más. Ahora, la metamorfosis de pasar del sector privado a la política, no es una cosa de un día para otro, creo mucho en el trabajo en terreno y en conocer a la gente, y legitimarte en la arena política.

Usted viene del mundo de los negocios, ¿qué le pareció la polémica por la inversión de Piñera en Exalmar?

-Lo encuentro lamentable, un error, un descriterio. Lo más probable es que se haya hecho con la idea de firmar el fideicomiso ciego en Chile, donde había más conflicto de interés, y no en el extranjero donde lo siguieron manejando como si fuera de cualquier persona. Fue un error, no importa nada reconocer el error, pero sí proponer algo muy claro si es que va a ser candidato. Mi opinión, si me la preguntara, es que un presidente con recursos invertidos en el extranjero debiera prácticamente congelarlos en instrumentos de inversión en los cuales no haya ningún problema: papeles del estado americano, en índices de bolsa, ojalá nada en los países limítrofes, y en bonos, papeles donde no haya interferencias. No es muy distinto a lo que pasó con los fondos en Chile en el fideicomiso, que tuvieron un retorno bajo y los recuperó tras volver al sector privado. El presidente tiene que tener total transparencia, mantener inversiones donde no existan posibilidades de una crítica. Pero creo que lo que más le molesta al presidente Piñera es que se sepa que perdió 75%.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon