Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Jorge Sicilia tras efecto Trump: "Veo más difícil hoy que la Fed suba cuatro veces la tasa en 2017"

logotipo de Pulso Pulso 17-11-2016 Mariana Marusic

Esperar y ver. Ese es el consejo que entrega el español Jorge Sicilia, economista jefe del Grupo BBVA, para la política monetaria de los bancos centrales a nivel global. Además, plantea que el ente emisor local debería mantener este jueves su tasa de referencia en el 3,5% que se encuentra actualmente. La visión de mantener la tasa rectora no siempre fue así: confiesa que antes del triunfo de Donald Trump en Estados Unidos, la proyección era que el Central tenía espacio para bajar la tasa. Siguiendo la misma tendencia, hoy ve como “más difícil” cuatro alzas en las tasas de la Reserva Federal (Fed) el próximo año. Además, proyecta que los flujos de los mercados emergentes continuarán saliendo para regresar a los países desarrollados, situación que se mantendría hasta que acabe la incertidumbre. “Todo lo que ponga Trump encima de la mesa de aquí a los próximos años es algo que va a haber que vigilar, porque afecta a Estados Unidos, y afecta al resto del mundo, y yo creo que no hay ninguna región del mundo que no tenga que empezar a considerar cuál es el efecto”, dice. 

Algunos han planteado que comienza “la era de la inflación” en Estados Unidos tras la victoria de Trump. ¿Es tan así?
En la medida en que Trump lo que ha enfatizado es el aumento del gasto público, de alguna manera ha puesto sobre la mesa que va a ayudar a la política monetaria a intentar generar expectativas de inflación en la economía.

Bajo este contexto, ¿las alzas en las tasas de la Fed podrían ser mayores a las que proyectaba hace un mes?
Todavía hay que esperar el tipo de programa (de Trump), lo que ocurra con la economía, yo creo que va a hacer que la Reserva Federal sea cautelosa (…) ahora, que de repente el mundo ha cambiado y que vamos a entrar en una locura de expectativas inflacionistas que va a obligar a la Fed a subir agresivamente los tipos de interés, creo que todavía estamos lejos de ese mundo.

¿Entonces no hay un antes y un después de la elección de Trump para el alza de tasas de la Fed?
Yo hoy veo más difícil, hoy, que suba (las tasas) cuatro veces el año que viene, a que suba dos veces, pero lo veo más probable ahora que antes del resultado de las elecciones, precisamente por este aumento del gasto público. No es fácil aumentar el gasto público en Estados Unidos, tienes que negociar mucho, tienes que pasar por el Congreso, no son cosas que se ejecuten inmediatamente.

Pero la próxima alza vendría en diciembre
Yo creo que sí. Yo creo que si el mundo sigue como está ahora, y por tanto no hay más anuncios que los que hemos tenido, y por tanto, cabe pensar más en que sí se va a hacer algo de gasto público, la Fed ya quería subir, y esto lo que le elimina es parte de la incertidumbre del impacto económico negativo de una subida de tasas de interés, porque ya los mercados no sólo descuentan esa subida, sino que incluso las tasas a largo plazo han subido mucho.

¿Cuál es el efecto a corto plazo del alza en las tasas largas a 10 años que se produjo tanto en Estados Unidos, Chile, México, y varios países desarrollados?
Yo apostaría, a que lo que trae este proceso, es una menor entrada de flujos en general en países emergentes, y esa menor entrada de flujos implica menores precios en las bolsas y mayores rentabilidades en las tasas de interés. 

¿Esto se ve como algo de corto plazo o más prolongado en el tiempo?
Yo creo que va a ser prolongado en la medida en que la incertidumbre continúe. En la medida en que la parte de los programas que se aclaren de Trump sean potencialmente negativos para otros países, aparte para el suyo, como elementos proteccionistas, pero en cualquier caso la incertidumbre  en este contexto es una incertidumbre que va a dañar algo más a países emergentes. 

Dejando de lado las salidas de flujos de Latinoamérica, ¿se ven algunas oportunidades para la región tras el cambio de mando en Estados Unidos?
Yo quiero ver muchas, y además no sólo ponerlas en el triunfo de Trump. Yo creo que, más allá del triunfo de Trump, en el mundo nos están faltando ahora mismo ingredientes para crecer más. Simplificar todo para decir que el ingrediente que va a hacer esto es el gasto fiscal en Estados Unidos, yo creo que es un argumento que te aguanta uno o dos años, pero no te aguanta mucho más. 

¿Cuáles serían esos ingredientes que faltan?
Los dos ingredientes que nos faltan para ser más positivos con el crecimiento global, uno es el intentar tener un compromiso más claro con el comercio internacional, y eso es algo que se puede hacer con independencia de Trump, en la medida en que ustedes están metidos en las negociaciones comerciales con muchos países (…) y yo creo que ahora nos toca a los demás países mostrar ese compromiso con el comercio. 

Luego de que las tasas largas a 10 años subieron en Chile, algunos economistas ven que la TPM se mantendrá en el 3,5% que se encuentra actualmente, en vez de las dos alzas que veían antes para 2017. ¿Cuál es su proyección?
Nuestra casa ha venido diciendo desde hace tiempo que había espacio, en la medida en que el crecimiento está como está y la inflación tenía una marcada senda a la reducción, se abría un espacio para que el Banco Central redujera algo las tasas de interés. 

¿Y tras el triunfo de Trump?
Ahora, en un entorno de incertidumbre, en general, lo que le toca más a los bancos centrales es esperar y ver. Por tanto, a corto plazo, yo creo que lo que le toca hacer es mirar. 

¿Qué escenario tendría que darse para que el Central pueda subir su tasa de referencia?
Una vez que pase este episodio de incertidumbre y las cosas se asienten, si no se ha producido una depreciación adicional del tipo de cambio, si tenemos el mismo entorno económico que teníamos antes más o menos en términos de crecimiento, al final este es un entorno donde el Banco Central puede seguir valorando que le queda espacio para bajar las tasas de interés, pero vamos a tener que esperar a ver, yo creo todos, pero desde luego ellos también, cómo evolucionan un poco esas prioridades del Gobierno de Estados Unidos, y cómo afecta esto al entorno internacional.

En un escenario de bajas tasas a nivel mundial, pero donde Estados Unidos ya está subiendo sus tasas, Chile ahora se podría arrepentir de hacer un recorte, ¿otros países no podrían comenzar a ver un alza en sus tipos?
En la medida que domine esta incertidumbre, yo creo que lo razonable, sobre todo para bancos centrales en países que se pueden ver afectados porque están muy ligados a la economía global, es esperar y ver.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon