Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

José Antonio Guzmán y propuesta de pensiones: "Es improvisada y tiene enormes defectos"

logotipo de Pulso Pulso 16-08-2016 Cecilia Arroyo

“Aspiro a que el tema se zanje definitivamente (...) ”, dice el ex presidente de AFP Habitat, José Antonio Guzmán. El ex dirigente gremial celebra que la Presidenta haya “recogido el guante” del problema previsional. Siendo esta la tercera vez que Michelle Bachelet crea una comisión respecto a este tema, Guzmán espera avances concretos, pero admite que no lo ve fácil. “Dentro de la materialización de la propuesta veo enormes contradicciones”, dice.

Sin pelos en la lengua, añade que “el Comité de Ministros no hizo su pega, esa es la verdad de la milanesa. La hizo a la rápida, presionado por la Presidenta de la República que tuvo la virtud de ponerle la lápida al sistema de reparto”. Cualquier otro argumento, acota, “son sólo excusas”.

Con detalle desmenuza la propuesta del ejecutivo, enfatizando eso sí, que hoy habla absolutamente por su cuenta. “No represento a nadie más que a mi mismo”, aclara el ex líder de la CPC en la transición a la democracia.

“Me parece improvisado y apresurado, sobre todo porque este Comité de Ministros no había resuelto nada. Tuvo que salir la Presidenta  a resolverlo, porque dentro del Comité hay opiniones de volver al sistema de reparto. Después que la Presidenta tomó una definición en esa materia, debiera haberse profundizado el trabajo en una determinada línea, cosa que no se hizo, y se lanza apresuradamente una propuesta en respuesta a las marchas (...) se lanza una propuesta improvisada, que tiene contradicciones y enormes defectos”.

¿Cuáles defectos?
El primero es insinuar que esa contribución adicional de 5 puntos de los empleadores a la cotización no vaya en beneficio de sus trabajadores, sino a un pilar de reparto. Esta propuesta del Gobierno, en definitiva, la va a pagar la clase media, porque termina siendo un impuesto al empleo. El segundo defecto es que podría ocurrir que aún cuando cuente con el apoyo político, los reclamos en las calles continúen. Esto porque las quejas son múltiples: porque las pensiones son bajas, porque las comisiones de las AFP son altas, porque no les gusta el sistema de capitalización individual, por el escándalo de la pensión de la señora Olate, ignorancia, y por que les gustaría controlar  US$ 170 mil millones. No se va a satisfacer todos.

La reacción de “No mas AFP”, está en absoluto desacuerdo. Entonces  ni siquiera sé si la propuesta de la presidenta va a tener destino, o si va a tener un traspié político, que no sería nada de raro.

¿Cómo se enfrenta eso?
Hay que tener liderazgo y resolver técnicamente y en forma correcta, probablemente sea tema de la próxima elección presidencial. 

Evidentemente el Gobierno se sintió presionado por las manifestaciones que se hicieron en las calles, el rebote en los partidos políticos y que debe haberlos hecho proyectarse a la próxima elección. Por supuesto que detrás de esto hay una reacción apresurada del Gobierno frente a un problema y creo que, en lo concreto, es bastante improvisada.

¿Qué faltó?
No se aborda un tema, que bajo mi perspectiva es lo mas importante en este minuto: las Pensiones Básicas Solidarias. No hay ninguna referencia a ese tema ni mucho menos una propuesta. No dice cuánto ni cómo (sube el pilar solidario) en circunstancias de que para hacer eso hay que tener una voluntad y una decisión política de destinar más recursos fiscales a las pensiones, si es que esto realmente es de la boca para dentro y no sólo de la boca para afuera. El costo total del pilar solidario es de 0,6% del PIB y la gratuidad universitaria en régimen es de 3%. Un mínimo de equidad debiera revertir o destinar parte de esos recursos de la gratuidad a mejorar las pensiones de los más pobres. Esto es un grave defecto de la propuesta, porque esto debiera quedar reflejado en el presupuesto del próximo año. 

¿Ve viable que se decida algo al respecto?
Posible es. Políticamente viable lo veo difícil lo cual pone en entredicho la real voluntad de solucionar el problema de las pensiones.

¿Teme que todo esto sea una propuesta más que quede en el aire?
Ojalá no sea así, pero no descarto que esta propuesta quede nuevamente en el aire y el Gobierno no se atreva políticamente a tomar las decisiones que hay que tomar y que están dichas desde la comisión Marcel y la Comisión Bravo. Espero que las cosas que resuelva esta nueva Comité realmente se apliquen.

¿Esperaba más?
Mucho más. Tuvieron casi un año para hacer. Más rigurosidad y mas percepción política, porque ahora se le carga la mano a las AFP, diciendo “ustedes no vislumbraron el problema”. Yo hice un mea culpa, hay un grave error de no haberlo percibido, de no haberlo puesto sobre la mesa oportunamente y no haber informado a la gente, pero el Gobierno también tiene culpa en esto.

¿En qué medida?
En dar un discurso claro y poner ellos el tema sobre la mesa y no esperar una marcha “No +AFP”. No es sólo culpa de la industria, es culpa de los políticos también. 

¿Qué pediría a los políticos en el debate que se abre?
Que tengan una mirada de largo plazo. Los políticos han estado siempre en este debate pero le han sacado el “traste a la jeringa” por decirlo en español, porque evidentemente muchas de las medidas que hay que tomar son impopulares, tienen repercusiones en el corto plazo y afectan a sus reelecciones. Espero que ahora se involucren de verdad y miren una solución de esto con una visión de país. 

¿Hubo una lección para la industria?
A golpes, a patadas (ríe). Siento que sí. Hay un reconocimiento a errores u omisiones de parte de la industria, y me incluyo, que debieron haber planteado este problema hace cinco o diez años. Se pudo haber hecho mucho más.

¿Qué le parece cómo se está abordando el tema de las comisiones de las AFP?
Se desfiguró absolutamente. Yo propuse que las AFP tuvieran flexibilidad para compensar a los afiliados cuando las rentabilidades fueran negativas y cuando había responsabilidad de gestión de las AFP, pero no esto.

Y sobre los directores…
No me opongo. Pero quiero desmitificar esto de que  los directorios de las AFP son un grupito cerrado que resuelve a oscuras qué hacer con las platas o a quién van a designar en los directorios de las empresas en que invierten. Por lo demás, los directores no resuelven nada relacionado a las inversiones, no tienen facultad de decidir si se invierte en esto o aquello. Esa una decisión técnica y bastante competitiva entre una AFP y otra.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon