Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

José Miguel Insulza: "Jamás me bajaría, por ningún motivo. A mí me va muy bien con los socialistas"

logotipo de Pulso Pulso 03-01-2017 Gladys Piérola

JOSE MIGUEL INSULZA ANALIZA ELECCIÓN PRESIDENCIAL DE EE.UU.: CH01. SANTIAGO (CHILE), 05/10/2016.- El agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia, exsecretario general de la OEA y excanciller de Chile, José Miguel Insulza, analiza hoy, miércoles 5 de octubre de 2016,en Santiago (Chile), la próxima jornada electoral para la presidencial de Estados Unidos. EFE/Mario Ruiz © EFE CH01. SANTIAGO (CHILE), 05/10/2016.- El agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia, exsecretario general de la OEA y excanciller de Chile, José Miguel Insulza, analiza hoy, miércoles 5 de octubre de 2016,en Santiago (Chile), la próxima jornada electoral para la presidencial de Estados Unidos. EFE/Mario Ruiz Hace un mes y medio José Miguel Insulza renunció a su cargo como agente chileno ante La Haya para iniciar una carrera presidencial como abanderado del Partido Socialista. Una apuesta que sorprendió a muchos dentro del PS, sobre todo a los que hoy apoyan a la candidatura del ex Presidente Ricardo Lagos. Sin embargo, el “pánzer” asegura que “nunca creyó” que el ex mandatario se bajaría, pese a que los números en las encuestas no lo han acompañado. Por ahora sus esfuerzos están concentrados en lograr el apoyo de las bases socialistas para que en el Comité Central del 21 de enero se reafirme la opción de una consulta ciudadana en el mes de marzo. Mientras adelanta que para este 2017, la economía jugará un papel clave en la elección y que en ello, la Nueva Mayoría también se juega su continuidad. 

¿Esperaba que la senadora Isabel Allende hubiese recepcionado mejor su propuesta para elegir un candidato común entre PS-PPD? Porque finalmente ella insistió en el candidato común, pero se desechó su idea.
No creo que Isabel haya desechado nada. Lo que más bien habló fue de adelantar los plazos, pero ninguno rechazó la posibilidad de llevar un candidato en común. Uno esperaba que se pusieran de acuerdo en el método. Ahora el método no puede ser que cada partido nombre al suyo y después negociarlo. Eso no funciona, por eso había propuesto un mecanismo de votación en conjunto. La otra opción es que sigamos como estamos que cada partido elija su candidato y vayamos a la primaria del 2 de julio.

Algunos sectores leyeron las palabras de la presidenta del PS como una señal de que en el pleno del 21 de enero pudiera resolver el tema presidencial y no faltaron quienes vieron un guiño a la campaña del ex Presidente Ricardo Lagos...
Todos están hilando muy fino. Esperemos hasta el 21, porque al mismo tiempo, uno de los principales partidarios de Lagos que es Camilo Escalona, decía hace unas semanas que en el Partido Socialista no había mayoría para Lagos. Creo que está todo muy confuso todavía. 

Por cómo ve que está la correlación de fuerzas por las presidenciales en el PS, ¿parece todo muy líquido?
Todos quieren cumplir con el acuerdo del último congreso que es llevar candidato propio a la Presidencia de la República y yo estoy postulando para eso. Mi principal dedicación es esa. Planteé una opción con el PPD, porque en el curso de lo que estaba pasando, muchos decían “¿por qué no van juntos?” Pero no creo que esté tan líquido en el PS. No creo que hayan muchos dispuestos a elegir el candidato por la cúpula. Tengo la impresión que el partido no está disponible para elegir el candidato por la cúpula. Eso tendría grandes costos. 

¿Costos que pagaría Isabel Allende o el partido?
Todos los dirigentes alguna vez pagan costos, pero hablo hoy por los costos del partido, porque sería una voltereta demasiado grande que el PS eligiera a su candidato a través de las cúpulas. 

Su apuesta presidencial sorprendió a muchos. Incluso algunos sectores que apoyan a Lagos, piensan que su decisión se debe que el ex Presidente no ha tenido un despegue en las encuestas y que en algún minuto apostó a que él se bajaría...
Nunca he creído que Ricardo Lagos se vaya a bajar. Creo que él claramente dijo que iba a competir desde el principio hasta el final, por lo tanto no creo que vaya a bajarse ahora ni antes de julio. Ahora, me imagino que esa competencia es una competencia democrática, por lo tanto no creo que él haya estado pensado en que iba a ver arreglo entre los partidos o algo por el estilo.

Hace un par de meses era impensable que ambos estuvieran compitiendo por el mismo nicho.
Yo no compito con Ricardo Lagos. Compito con él, con Alejandro Guillier y con Fernando Atria, con Sebastián Piñera, con Manuel José Ossandón. No sé si me escapa alguno. No veo por qué razón esta pelea bilateral. Está un poco desgastada como concepto. Piñera es un candidato establecido como lo es Ricardo Lagos, desde un principio. Ossandón trata de competir con él. Esos son los candidatos que hay. Esa es la realidad. Es la hora de decir qué propone cada uno. Hemos tenido un buen éxito en poner los temas como economía. Una cosa es decir cómo será Chile el 2040. El problema es cómo resolvemos los problemas de hoy. 

Pero si estos temas no salen tanto en agenda es precisamente a que las decisiones de los partidos no se han tomado aún.
Siempre recuerdo que concluyendo un período de 6 años, me fui a EE.UU. el 24 de mayo de 2005. Esa noche Soledad Alvear renunció a su candidatura y esa comenzó la de Michelle Bachelet. Estamos a un año. Los partidos decidirán cómo les parezca y tomarán el tiempo que necesiten. Enero, marzo, o abril son perfectamente válidos. 

¿Cree que el Partido Socialista sentirá más presión el 21 de enero? A esa altura Guillier y Lagos ya estarán proclamados por el PR y el PPD, respectivamente.  
Para proclamar a su candidato, probablemente sí. Es una posibilidad que se adelante lo que quieren hacer el 23 de abril. Lo adelanten para marzo, incluso para la primera parte de marzo. Es perfectamente posible, pero no creo que lo resuelvan todo el 21. Sería un error grave.

En este escenario, hay un grupo de parlamentarios socialistas que han manifestado su apoyo al senador Guillier e incluso apoyan la idea que el Comité Central pueda proclamarlo a él, ¿el factor Guillier en el PS cómo lo afecta a usted?
A mí no me afecta en nada, porque lo único que quiero es que el PS vote para elegir a su candidato y quiero que ese candidato sea yo. Si el partido fija un método, por el cual se elige a otro, que se llame Pedro, Juan o Diego, bueno qué se le va hacer. Si el voto favorece a otro, así es la democracia. Creo que tengo la posibilidad de ganar dentro del PS y en eso estoy concentrado, no en ver qué está haciendo Alejandro Guillier o en qué movida está haciendo Ricardo Lagos.

Pero este grupo “guillerista”, ¿cuánto puede influir en las decisiones internas?
Eventualmente, todos los grupos afectan las decisiones internas. Pero no lo he escuchado mucho manifestarse en las reuniones del partido, probablemente sea un grupo más pequeño. No vi a nadie en el pleno anterior levantarse para decir que apoya a Alejandro Guillier. Todo se ha movido en la espera estrictamente partidaria, sobre todo desde que el mismo Alejandro ha dicho que irá directo a la primaria del 2 de julio. Él dijo que no iba ir a primarias el PS y desde ese momento, no he escuchado que se haya discutido la posibilidad que Guillier sea candidato del PS. Hay sectores claro que los hay. Pero si me dice qué peso tiene en el debate partidario, yo no lo he escuchado. 

Dentro del PS algunos personeros dicen que la discusión presidencial está dividida entre el candidato que marca en las encuestas versus los que representan los valores socialistas, pero que no marcan y que hoy tiene pocas posibilidades de ganar.  
No creo que en el Partido Socialista reine tanto oportunismo como se presume. No están dispuestos a irse con cualquiera con tal que les ayude a la elección parlamentaria. Yo no creo eso. Finalmente la gente va actuar de acuerdo a lo que se espera de ella o lo que los militantes esperan de ella. No solamente en el país, también en los partidos, la gente está cansada de tanto cálculo, tanto detalle, tanta maniobra. Están todos aburridos de eso. Yo recorro el partido y voy a todas partes, donde todas estas preguntas no me las hacen. Me preguntan por lo que se va hacer con la juventud, qué pasa con los temas de la mujer; cuáles son mis principales líneas. Se interesan mucho por la economía. Los militantes del partido no me preguntan por Guillier, por Lagos o por Atria.

También se ha puesto sobre el tapete, la duda de hasta dónde llega su candidatura...
Yo elegí un camino para llegar, obteniendo la nominación del PS para la primaria del 2 julio y con esa nominación ver la posibilidad de tal vez ser apoyado por otros partidos. En la medida que ese camino esté abierto y, por cierto sigue abierto, naturalmente voy a seguir hasta el 2 de julio, pero condicionado. Voy a llegar hasta el 2 de julio a menos que no me nominen, porque claro, si no me nominan, no voy a juntar firmas para ser independiente a esta alturas de mi vida. Estoy convencido que voy a ganar en eso.

Entonces, ¿usted no se bajaría de aquí a marzo?
Jamás me bajaría, por ningún motivo. A mí me va muy bien con los socialistas. Ese es mi camino. No estoy todavía en la contienda con los otros candidatos, por conseguir los votos. Estoy en la contienda con los que postulan por el Partido Socialista por el momento. 

De no llegar a puerto su candidatura presidencial, ¿ha pensado en un cupo senatorial?
No. En la vida he aprendido que uno tiene que dedicarse a una cosa y estoy dedicado a ser candidato a Presidente de la República. Pensaré lo que hago con mi vida, una vez que concluya esa tarea. No voy a pensar en otras cosas antes.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon