Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Juan Antonio Coloma: "La alternativa que tenemos (Piñera) es buena: apoyar a alguien que representa en lo medular nuestras ideas"

logotipo de Pulso Pulso 06-01-2017 Natalia Olivares

Dirigió por cuatro años la UDI y mañana volverá a la mesa directiva, pero desde una vicepresidencia en el diseño que encabeza Jacqueline Van Rysselberghe. Juan Antonio Coloma es hoy el único "coronel" del gremialismo activo en primera línea partidaria y lo estará en estos dos decisivos años en que se resolverá una candidatura presidencial y la plantilla parlamentaria. El senador ha impulsado la opción del ex Presidente Sebastián Piñera en la UDI y el miércoles junto a la nueva presidenta llegarán a su residencia a una cena con el ex mandatario.

¿En qué se notará el cambio entre la actual directiva y la que ustedes asumirán mañana?

-A Hernán le correspondió una tarea muy compleja que era mantener el partido a flote en un momento difícil, y enfrentar una andanada que aspiraba a que la UDI desapareciera. La labor fue cumplida. La nuestra es distinta. Primero, transformar a la UDI en el corazón del nuevo Gobierno, me parece que el conjunto de principios, valores y la significancia que tenemos deben ser una suerte de motor. Que Jacqueline Van Rysselberghe (JVR) sea la primera presidenta mujer de un partido de centroderecha en la historia de Chile es en sí mismo un tremendo desafío para incorporar de nuevo modo a la mujer en la vida pública. Y tercero, una buena elección parlamentaria porque necesitamos la fortaleza para que las iniciativas que se propongan tengan mayoría.

¿Cómo responde a los cuestionamientos de personeros que han dicho que pese a que JVR será la presidenta, quién ejercerá el poder será usted?

-Quienes me conocen saben que por esencia me gustan los trabajos en equipo, lo hice de esa manera cuando me tocó conducir el partido y lo he hecho en otros roles a lo largo de mi vida política. Soy parte del equipo que lidera JVR, con quien me une una gran amistad y  al momento de diseñar esta directiva trabajamos conjuntamente, pero no me pierdo un segundo respecto a los roles de uno u otro.

¿En qué queda la denominada "renovación" del partido? 

-No me gustan las caricaturas. Y creo que lo que está haciendo hoy la UDI es la mayor de las renovaciones al elegir a una mujer. Si alguien me dice que no es un cambio sustancial, ¿cuál es? Es una evolución que era necesaria. Nunca he compartido este tema generacional como si fuera una lucha de uno con otro. Aquí no ganaron unos y perdieron otros, sino que se plantearon dos visiones legítimas en una elección. 

¿Contemplan que Jaime Bellolio pueda pasar a liderar un "sector" en la UDI, más aún cuando se intensifiquen las negociaciones parlamentarias?

-No, creo que ha sido claro en señalar -y comparto con él esa visión- que no hay nada más alejado de la UDI que tener grupos o facciones. Nosotros no somos un partido instrumental y no somos un partido cuyo único elemento sea el poder. 

¿Qué otras propuestas del programa de Bellolio contemplan impulsar? Ya Pablo Terrazas, futuro secretario general, dijo que analizarán el tema de la Contraloría Interna, que implicaría suspensión de militancia en caso de formalizaciones.

-No sólo hablamos de unidad, sino que la practicamos. Ayer (anteayer) estuvimos con Guillermo Ramírez y  personas que votaron por la otra lista; así que aquí al contrario, la exclusión o división podría ser un cáncer que podría afectar a nuestro partido. A partir de este sábado debemos empezar a construir el documento programático, la razón por la cual trataremos de llegar al Gobierno.

¿Es efectivo que cumplió un rol activo en la elección llamando incluso a dirigentes? En Revista Qué Pasa detallaron que Bellolio no pudo tener reuniones en el Maule, donde usted es senador.

-Puedo decir que yo claramente me jugué mucho por ganar la elección, porque creí que era muy importante. Pero con la misma convicción digo que jamás ha sido nunca en mi historia impedir que otros puedan hacer lo que les parezca.

Qué espera del Consejo de mañana en materia presidencial. ¿Es de los que cree que sí o sí Piñera buscará la repostulación?

-Espero que tengamos una suerte itinerario político del año. Teniendo primero en cuenta el “para qué” gobernar, antes del con quién hacerlo. Y espero que eso sea lo que prime y que de aquí a marzo o abril definamos mejor esa lista programática que haga la diferencia. Algo de eso hicimos hace años: en la elección donde salió electo Piñera hicimos un Consejo Programático. Tiendo a pensar que después en marzo, una vez que Piñera defina su voluntad de ser o no candidato -mi impresión es que va a decir que sí- habrá que tomar la definición conforme se dé el cuadro político de ese momento. Si la decisión la tomáramos hoy Piñera es una gran alternativa, y en eso no nos vamos a confundir.

Tras la CEP de ayer, ¿se desechó la posibilidad de impulsar una carta propia UDI a primarias? 

-Las cosas pueden evolucionar y uno siempre puede aspirar a intentar que alguien de sus propias filas defienda nuestras ideas, pero tampoco hay que obsesionarse con el tema. No es mala la alternativa que tenemos al frente, es buena: apoyar a alguien que representa en lo medular nuestras ideas y tiene con amplia ventaja el primer escenario de llegar a La Moneda. El panorama, objetivamente, es muy auspicioso en comparación a otra perspectiva.

¿Cómo se evitará dar un "cheque en blanco" a Piñera? Esa crítica se instaló en el partido tras el anterior Gobierno.

-No comparto esa crítica, que la he oído de varias personas. Entiendo los fundamentos pero al final creo que el Gobierno de Piñera fue muy importante en lo social y económico, cosas que nos interesaban mucho. Tuvo debilidades en lo político, que espero que sean corregidas. El gran desafío de un eventual nuevo Gobierno de Piñera es equiparar los éxitos sociales y económicos, con lo político. 

Hernán Larraín calificó en diciembre al senador Alejandro Guillier como "una amenaza" y pidió apurar la definición UDI para enero. ¿Se confirma esto después de la CEP?

-Guillier se va adueñando del rol de ser el continuador de la obra del actual Gobierno. No sé si la definición es amenaza o realismo. Respecto a lo de la definición, a mí me hubiese gustado que se tomara antes. Son cosas opinables, pero ya… si se hace en marzo, bueno, se hará en marzo. Distinto hubiese sido después de la municipal, hubiéramos aprovechado un impulso importante.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon