Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Juan Carlos Cavallini, Scotiabank: "Estamos viendo en forma constante que emisores chilenos están yendo a Perú o México"

logotipo de Pulso Pulso 06-12-2016 B. Sifón y M. Villena

Cerca de un año y medio lleva Juan Carlos Cavallini al mando de finanzas corporativas de Scotiabank, tiempo en el que ha debido enfocarse en cumplir con el mandato de la matriz: ser el banco de la Alianza del Pacífico. Pero eso no es todo, destaca que desde hace un tiempo han puesto el foco en los bonos locales. Precisamente el aumento en los mandatos se ha traducido en un incremento en los ingresos de entre 30% y 35% en 2016.

¿Qué espera para el mercado en 2017? “Algo entre lo que fue 2016 y 2015, unos US$2.500-US$3.000 millones en 144A (emisión de deuda en el mercado estadounidense), sacando los cuasi soberanos y de la República”, puntualiza el director de finanzas corporativas de Scotiabank.

¿Cuál es su foco en el banco?

-Definimos como mercado prioritario a la Alianza del Pacífico, nos coordinamos mucho con las áreas de finanzas corporativas de los otros países y eso ha tenido un efecto positivo en cuanto a los mandatos y las operaciones que hemos realizados. Por este motivo, los ingresos han crecido en torno a un 30% a 35% en 2016.

¿Qué objetivos tienen cuando piensan en la Alianza del Pacífico?

-Diría que estamos posicionados para ser el banco de la Alianza del Pacífico y eso ya se está demostrando cuando vemos el apoyo que le estamos dando a nuestros clientes, tenemos claro lo que están buscando en cada país: acá en Chile muchos clientes están viendo ir a Perú o Colombia, pero hay otros que ya están mirando a Estados Unidos y Canadá, donde también somos fuertes y podemos apoyar. Hemos hecho varios bonos inaugurales de empresas chilenas en Perú.

¿Cuáles?

-Por ejemplo Falabella, pero hay varios. Este es un foco importante nuestro. Creemos que ahí tenemos las condiciones para ser tremendamente exitosos.

¿Cómo está funcionado, cuánto han crecido los mandatos?

-En mandatos de financiamiento hemos crecido de forma importante, apoyando empresas colombianas que se han instalado acá, esos son deals confidenciales pero por montos importantes, y hemos apoyado empresas chilenas que han salido.

¿Cuánto es importante?

-Diría que estamos hablando entre US$300 millones y US$500 millones en financiamiento en países de la Alianza.

Lo que también vemos es un apetito importante de empresas mexicanas hacia Chile, no necesariamente en las corporativas, sino en empresas de US$50 ó US$100 millones.

¿Cuál es el balance que hace de 2016?

-En los primeros ocho meses vimos una cantidad de transacciones muy importantes en créditos estructurados y no menores, hubo operaciones por US$1.000 millones; en total calculo que en estos créditos estructurados, que fueron principalmente en el sector energía y minería, bordearon los US$5.000 millones. 

¿Qué lo explicó?

-Muy buenas las condiciones que ofrecía el mercado bancario. En la cantidad de bonos 144A, si se ve este año se han hecho alrededor de US$1.600 millones y el año pasado US$5.500 millones. 

El año pasado se hicieron cuatro corporativos y nosotros estuvimos en tres y este año se han colocado dos y estuvimos de líderes en uno. Recién a mediados de año se reactivó el mercado de bonos 144 A con la operación de Transelec que hicimos. Lo que ha pasado hacia el final del año es que se ha reactivado el mercado local de bonos, donde se han colocado US$2.300 millones, cuando el año pasado se colocaron US$2.100 millones, pero el 80% de eso se emitió en los últimos cuatro meses.

Pero no solo están saliendo los que naturalmente lo hacen, sino que estamos viendo una coyuntura interesante porque también están saliendo grandes exportadores, porque colocan en UF y swapean a dólares, que lo hace bastante competitivo. Obviamente el mercado local en términos de montos es menor y en el 144ª para que sea eficiente tienen que ser US$300-US$500 millones. 

¿Sigue así o terminó la ventana?

-Hay un pipeline interesante, pero no necesariamente vamos a ver que van a salir los que están con esta coyuntura, sino que también los que colocan en UF; en enero todavía hay una ventana y nadie recomienda salir en febrero, pero sí vamos a ver operaciones interesantes de aquí a marzo.

¿Y el resto de 2017?

-Si sigue la coyuntura puede ser como estos últimos meses, porque vemos a emisores que son tradicionales de 144 A y que decidieron por un tema puntual emitir acá. Para las grandes corporaciones chilenas, el mercado 144A es tremendamente profundo, nunca lo vamos a reemplazar, pero después puede haber oportunidades en el mercado chileno u otros mercados, porque hoy lo que quieren las empresas es diversificar sus fronteras de financiamientos. A nosotros nos están preguntando por colocaciones en México o Perú.

¿Cuántos bonos emitieron en México?

-No muchos. Yo lo que recomiendo a los clientes que emiten fuera y pasan un tiempo sin emitir es que vuelvan a través de un non-deal roadshow, que no solamente vayan cuando necesitan fondos. 

¿Por qué Perú es una alternativa?

-Hay dos formas: para las chilenas que están allá, donde emite la misma filial, que lo hacemos en forma muy habitual. También vemos de forma constante que chilenos están yendo a Perú o México y al revés. 

¿Qué expectativas se pueden tener para las emisiones en 2017?

-Espero que veamos algo entre medio de lo que fue 2016 y 2015, creo que unos US$2.500-US$3.000 millones en 144A, sacando los cuasi soberanos y la República. Y espero que sigan fuertes los créditos estructurados, sobre todo en financiamiento de infraestructura, en este momento hay un par de transacciones bien grandes.

¿Cuáles?

-No puedo comentar. Los créditos estructurados no son públicos.

Por el lado de los bonos, al menos hasta marzo, vamos a ver un monto interesante.

¿Hay efecto Trump en el mercado de deuda?

-Obviamente, se ve la subida en la tasas después de Trump, también las tasas bases chilenas subieron, entonces hoy día cuesta más la liquidez, si hablamos del mercado de M&A, está muy activo, pero también porque el costo de la liquidez era muy bajo y puede ser que ahora las empresas sean un poco más conservadores. Pero las empresas chilenas están con mucha liquidez.

Pero han emitiendo para financiar deuda y no para proyectos nuevos, ¿va a haber más inversión en 2017?

-No todo es refinanciamiento, hay financiamiento de proyectos, de adquisiciones -que también son confidenciales-. Nosotros estamos viendo mucho interés de empresas internacionales por los activos que se están ofreciendo en Chile. 

¿Qué sectores?

-Diría que energético, minero.

¿Mediana minería?

-Puede ser mediana. Y vice versa, hay chilenas que están viendo activos de energía fuera de Chile.

¿Dónde?

-En los países de la Alianza del Pacífico. Estoy súper positivo, el próximo año va a ser mejor que este en términos de crecimiento. 

En Chile los empresarios tendían a tener gran parte en Chile, pero ahora salen más, ¿qué ha pasado?

-El holding estaba acá, pero este no es un país muy grande, llega un punto en que el país se les hace chico.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon