Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Juegos mentales

logotipo de Pulso Pulso 22-08-2016

A mis hijas les encanta una serie que está en Netflix llamada Juegos Mentales. En ella se muestra una serie de situaciones absurdas en que la mente se las arregla para traicionar a su dueño. En uno de los capítulos llega una señora a un consultorio (conejillo de indias) donde ya esperan otras personas que son actores. Cada cierto tiempo suena un pito en el consultorio y todos se ponen de pie, la señora mira con cara de extrañada pero de a poquito con cada nuevo pitazo empieza a tomarle el ritmo al asunto. Después de un rato incluso se levanta de manera más decidida que los mismos actores. Lo más sorprendente de la historia es que los actores se empiezan a retirar de la sala y nuestra señora sigue con el ritmo, parándose con cada pito. Después llegan otras personas al lugar y la señora, a punta de ejemplo, les va enseñando que hay que pararse cuando suena el pito, los nuevos conejillos de indias la empiezan a seguir. Después explican en el programa que esto ocurre por la incomodidad que nos genera no hacer lo que esté haciendo todo el mundo.

Le cuento esta historia porque me parece que a muchas personas les estuvo sonando el pito de CAP e Invercap últimamente. Un día se disparaban estas acciones y la gente salía a comprar, al otro (o en el mismo día) se derrumbaban y salían a vender. Supongo que si les hubiese preguntado a estas personas por qué lo hacen me hubiesen dicho: “porque sonó el pito y cuando suena el pito hay que comprar”. Un amigo por ejemplo, compró feliz porque CAP iba para arriba, después hizo una “utilidad” con la intención de recomprar más abajo, me dijo. Pero CAP siguió subiendo así que fiel al pito mi amigo la recompró mucho más cara que lo que la había vendido, todo justo antes de que cayera el día miércoles. En este juego de entra y sale seguro se puede ganar algo mientras la acción vaya para arriba. Pero no es nada en comparación a lo que va a ganar quien compró a comienzo de año a $1.500 pensando en venderla una vez que se revierta el mal ciclo minero en el que nos encontramos.

Si usted no le hace caso al pito (y en el mundo de las inversiones eso vale mucho) le cuento que CAP presentó sus resultados del primer semestre, los que interpreto muy brevemente de la siguiente forma:

(1) La empresa no quiebra: generó un Free Cash Flow durante el primer semestre (Flujo Operacional menos Capex) de US$120 millones lo que le permitió entre otras cosas reducir su deuda neta desde US$811 millones a US$746 millones.

(2) Empresa que no quiebra es una buena oportunidad a precio de empresa en liquidación: aun con la subida de este año, la acción todavía no transa ni a mitad de su valor libro. Bastante por atrás de los líderes mundiales que están en su mayoría por encima de su valor libro.

(3) Al precio actual del hierro hay un apalancamiento operacional feroz: Para no enredar mucho el asunto, usted puede ver que con un hierro promedio de US$51 por tonelada, la empresa “empató” el primer semestre (utilidad cero). Para una empresa como ésta que produce 15 millones de toneladas año US$20 más o menos (el hierro ha ido desde US$180 a US$40 en los últimos cinco años) tiene un impacto en la última línea feroz (haga sus cálculos).

(4) Las grandes mineras concentran el mercado, y se están aburriendo de estos resultados: las Big 4 están sufriendo con estos precios bajos. Junto con la mega pérdida de US$6.400 millones para el año fiscal que acaba de terminar, el CEO de BHP “anunció” el fin de la caída en los precios. 

En resumen, entre el efecto pito, el apalancamiento operacional y lo concentrado del mercado, nos vamos a tener que acostumbrar a una volatilidad de aquellas ... Pero el que quiere celeste que le cueste. P 

*El autor es Ingeniero Civil PUC y MBA The Wharton School

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon