Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La banca chilena apuesta por dejar atrás el analfabetismo financiero entre las pyme

logotipo de Pulso Pulso 17-11-2016 Paula Núñez

La educación financiera no sólo está aumentando en el mundo, donde países como Australia o Bélgica la han incorporado en el currículum escolar. Poco a poco se empieza a instalar en nuestro país, principalmente, porque se concibe como aliada en la toma decisiones, teniendo impacto directo en las pymes, que representan el 63% de los empleos en Chile.

El Centro de Microdatos de la Universidad de Chile y la Asociación de Bancos e Institutos Financieras (ABIF) realizaron un estudio para medir el nivel de conocimientos en materia financiera: sólo el 16,1% de los encuestados contestó correctamente cuando se le preguntó por el concepto de interés compuesto. “En Chile la educación financiera se ha enfocado en entregarle más y más información al cliente, con el objeto de que, teóricamente, pueda tomar decisiones informadas. El problema es que no necesariamente el cliente entiende la información que le entregan”, dice Felipe Divin, director de gobiernos corporativos y regulación financiera de Deloitte. 

Desde la SBIF son claros: los chilenos tenemos acceso al sistema financiero, pero no sabemos utilizarlo bien. “El primer informe de inclusión financiera publicado por la SBIF constata que el 98% de la población mayor de 15 años, cuenta hoy con acceso a algún producto financiero. Sin embargo, las cifras de educación financiera que existen en el país muestran que lamentablemente seguimos siendo analfabetos financieros”, señalan desde la superintendencia.

Este analfabetismo podría ser determinante a la hora de iniciar un negocio. “Un emprendedor educado financieramente tendrá herramientas para evaluar permanentemente la rentabilidad de su negocio, pudiendo adaptarse con mayor eficacia a los cambiantes requerimientos del mercado en cuanto a productos y servicios”, dice Ricardo Matte, gerente general de la ABIF. En esto coincide Francisco Mendoza, gerente del Banco Nova Bci. “Sin duda es una de las variables del éxito, ya que permite manejar correctamente los flujos de caja, de acuerdo a los flujos del negocio. Esta sincronía es uno de los cimientos fundamentales de la rentabilidad de cualquier empresa, sin importar su etapa de vida y tamaño”, asegura Mendoza.

Rol en las pymes Con el fin de hacer frente a este analfabetismo financiero, desde la banca y el sector público ha surgido una serie de iniciativas. Santander cuenta con programas como Sanodelucas.cl y “Educación financiera para la Escuela”. “El éxito de un emprendimiento va estrechamente ligado al manejo de los conceptos financieros que tengan sus impulsores. Ingreso, egreso, préstamo, crédito, Carga Anual Equivalente (CAE), son algunos de los conceptos con los que un emprendedor se puede enfrentar a la hora de llevar adelante una iniciativa”, cuenta Consuelo Alvear, jefa de sostenibilidad de Banco Santander.

Otro de los que ha apostado fuertemente por robustecer pilares para el emprendimiento es BBVA que en 2015 partió con “Camino al Éxito”, que consta de una formación presencial con cursos impartidos por la Universidad Adolfo Ibáñez y de una formación online en la plataforma caminoalexito.com.

“Existe un deber tanto de las autoridades como de las instituciones financieras y las personas por mejorar la educación financiera y el nivel de conocimientos financieros”, dicen desde la SBIF, que ha impulsado el sitio Aprendes.cl, que se enfoca en cuatro perfiles: manejo familiar, pymes, conocimiento individual y estudiantes a través de videos y artículos.

En tanto, BCI tiene “Con letra grande”, una plataforma multimedia orientada a capacitar a personas y pymes en todo lo que deben saber para hacer un buen uso de productos y servicios financieros.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon