Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La firma que sustentó el éxito del nuevo líder de EEUU: The Trump Organization

logotipo de Pulso Pulso 14-11-2016 Leonardo Ruiz

El nuevo Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, es un empresario de tomo y lomo y fue, en gran parte, gracias a sus éxitos comerciales, que logró llevar a cabo la campaña que lo catapultó al cargo más importante del mundo. 

Trump inició su carrera trabajando en la empresa de su familia a fines de los ‘60, mientras iba a la universidad. Años más tarde, heredó el control total de “Elizabeth Trump & Son”, fundada por sus abuelos, y lo primero que hizo fue renombrarla como “The Trump Organization”.

Los activos inmobiliarios son el corazón del grupo, que incluye construcción y gestión de canchas de Golf, viñedos, pistas de patinaje de hielo, instituciones educacionales, edificios comerciales y rascacielos. También se ha ampliado a merchandising de producciones televisivas, moda, perfumes, muebles e incluso libros, escritos por él y el resto de su familia.

El valor total de sus activos, calculado por Forbes, llega a unos US$3.700 millones, aunque el mismo empresario convertido el político asegura que se aproxima a los US$10.000 millones.

La legislación estadounidense no obliga a los mandatarios a deshacerse de sus activos, sin embargo la tradición es que los pongan bajo administración de fideicomisos ciegos, como ocurre en otras partes del mundo. Sin embargo, los expertos ya han advertido que esto sería difícil. En primer lugar, los que quedarían al mando del imperio Trump son los tres hijos de su primer matrimonio: Donald Jr., Eric e Ivanka, considerada su heredera natural. Difícilmente se cree que ellos puedan administrar la empresa a espaldas de su padre o que un gestor ajeno a la familia pueda ocultar el desarrollo de inversiones que destacan por llevar la marca Trump, de la que incluso venden licencias, no solo en EEUU, sino también en Estambul, Panamá, Seúl, Río de Janeiro y los Emiratos Árabes.

El futuro de la marca

A lo largo de toda su campaña presidencial, Trump siguió promocionando el negocio que lleva su nombre, incluso inaugurando un hotel en Washington dos semanas antes de su victoria. También encabezó eventos en hoteles y campos de golf con su marca Trump desde Escocia hasta Florida. Y ahora que la contienda electoral terminó, la organización está lanzando una nueva marca que no llevará su nombre.

Se trata de “Scion”, una línea de hoteles dirigida a clientes más jóvenes, que fue presentada el mes pasado en un comunicado de prensa que mencionaba a tres ejecutivos de la Trump Organization, pero no al candidato, ya que según dijo Bruce Himelstein, ex director de marketing en los hoteles, a Bloomberg, busca renovarse después de que las reservas en los hoteles Trump cayeran 29% los últimos seis meses, o 10% hasta el 15 de octubre, aunque las reservas para tiempo libre crecieron para aportar un alza de 16%.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon