Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Polar anuncia que buscará renegociar su deuda para crecer y repartir utilidades

logotipo de Pulso Pulso 11-04-2014 C. Muñoz y S. Saez
César Barros ya tuvo que sentarse a renegociar la deuda de la compañía a fines del año 2011. © PULSO César Barros ya tuvo que sentarse a renegociar la deuda de la compañía a fines del año 2011.

La administración de La Polar volverá a sentarse a renegociar la deuda con sus acreedores. Ya lo hizo a fines de 2011, cuando la multitienda logró que condonaran casi el 50% de sus pasivos para evitar su quiebra tras el fraude de las repactaciones unilaterales.

De manera oficial, la empresa dijo que iniciará un proceso de renegociación de su deuda, conforme fue establecida en el Convenio Judicial Preventivo suscrito con los acreedores en noviembre de 2011. En el escrito se señala que la medida fue acordada por el directorio de la compañía -presidida por César Barros- tras conocer un análisis encargado a BTG Pactual, sobre el estado actual de la empresa y sus proyecciones.

Fuentes que conocieron el informe señalan que el principal lineamiento planteado por dichos asesores para renegociar la deuda señala que no se han cumplido las proyecciones del plan de negocios de la compañía contemplando en el convenio, principalmente en lo referente a la operación en Colombia. De hecho, la empresa busca salir de ese país, lo que no le generaría ninguna ganancia.

En la renegociación de la deuda pasada, la deuda total de La Polar sumaba del orden de $420 mil millones: se dividió en dos tramos: deuda senior que se cancelará en un plazo de 10 años y una deuda junior a pagar en una cuota, en UF y sin intereses, el 2032.

Al cierre del año pasado, la deuda de la empresa alcanzaba los $344.408 millones, una baja de 1,16% al compararse con el año anterior.

“Habiendo superado las principales contingencias legales y despejado temas pendientes como fuera la decisión de salir de Colombia, además de sentar las bases para un negocio sano en Chile, tanto retail como financiero, hoy se ha hecho evidente que debemos ajustar nuestra carga financiera a lo que es la nueva realidad de La Polar  y, así, dar término al proceso de normalización de la empresa a tres años de destapado el fraude”, dijo Barros.

Y para explicar esto, partió recordando el contexto en que fue negociado el Convenio Judicial que rige a La Polar hasta la fecha. “Negociamos entre septiembre y octubre de 2011, cuando había pasado muy poco tiempo desde que se destapó el hoyo de US$1.000 millones que le hicieron a esta empresa, por lo que la información con la que contábamos era escasa y poco confiable, no teníamos Estados Financieros auditados, y existía una gran incertidumbre respecto de contingencias legales y políticas, de alto impacto público, como era la situación de los clientes que habían sido renegociados unilateralmente”, recordó.

“Con todo, el convenio efectivamente permitió la estabilización de la empresa en su primera etapa post fraude, pero hoy enfrentamos una nueva realidad, contamos con cifras reales y proyecciones confiables, y vemos que la actual carga financiera limita la capacidad de crecer de La Polar y las posibilidades de que los accionistas reciban dividendos”, señaló el presidente de la compañía.

Aseguró, también, que la empresa actualmente no enfrenta problemas de flujo de caja, “pero es el momento ajustar nuestros pasivos a lo que el mercado mismo cree que vale la deuda y que es muy distinto al precio que prevalecía en un principio”.

“Esperamos que sea una negociación corta y exitosa, porque los accionistas deben poder recibir los frutos de las mejoras que se han logrado hasta la fecha y las que vendrán en el futuro, y una empresa que sólo produce para pagar a sus acreedores no constituye una empresa en su sentido filosófico”, aseguró Barros.

La abogada de los accionistas minoritarios, Bárbara Salinas, señaló que “esta es una buena noticia para los accionistas minoritarios porque hay intención de que la compañía salga adelante y se concentre en su operación en Chile. Es un tema que ya se había barajado y habría buena disposición de los acreedores. Siempre hemos sostenido que la compañía está en un proceso de normalización y esta negociación forma parte de él”.

La Polar informó que la negociación con los acreedores va a ser llevada a cabo directamente por la empresa, con la asesoría de BTG Pactual y del estudio de abogados Guerrero, Olivos, Novoa y Errázuriz.

El difícil momento. La renegociación viene en un momento delicado para La Polar, que ya lleva tres años desde que estalló el escándalo en 2012  tratando de salir a flote.

El 28 de febrero la empresa había anunciado su salida de Colombia, país que le significó pérdidas por $60.000 millones tras no obtener los resultados esperados. Además la compañía registró pérdidas de $59.727 millones durante 2013.

Si bien aún no se concreta la salida de Colombia, la compañía informó a la SVS que ha tenido ofertas en los últimos meses pero que no hay nada cerrado. Sin embargo, señalaron que esperan salir  el primer semestre de este año del país y que no esperan generar ingresos por esto.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon