Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La sigilosa estrategia que instaló Sofofa para definir una mesa directiva de unidad

logotipo de Pulso Pulso 23-12-2016 Lucy Aravena L.

”Se aprobó una moción para que se faculte al presidente de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) para que sea él, quien proponga al Consejo, probablemente en dos o tres meses más, un candidato que realmente represente y aglutine todas las sensibilidades de la Sofofa, como un presidente totalmente representativo de la unión que hoy día ha demostrado el Consejo”. Así, el propio presidente de la industria, Hermann von Mühlenbrock, reveló la tarea que le fue encargada por los consejeros del gremio el pasado miércoles.

Esta es parte de una estrategia de la Sofofa para ordenar la casa, tras las diferencias que se reflejaron hace unos meses: a mediados de octubre, cinco consejeros representantes de algunos de los grupos económicos más importantes del país: Bernardo Larraín Matte (Colbún); Alfonso Swett (Forus); Richard Von Appen (Ultramar); Juan Manuel Santa Cruz (Lipigas); y Gonzalo Said (Embotelladora Andina) enviaron una carta a la directiva del gremio proponiendo modificar el gobierno corporativo volviéndolo más colegiado. Tras esta propuesta, más recomendaciones de consejeros sobre el funcionamiento de la Sofofa no se hicieron esperar. A ello se sumó el golpe que tuvo que enfrentar la industria, luego que Hermann von Mühlenbrock se viera obligado a bajar su candidatura a la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) por no lograr el apoyo de otras ramas.

De ahí que la estrategia sea concentrar la vocería, todas las opiniones al interior del gremio y el manejo de todos los temas en Von Mühlenbrock, incluyendo la inédita decisión de que proponga a su sucesor. 

Tras el Consejo General, sus miembros se retiraron en un estricto silencio. 

Ahora la consigna es la unidad, por lo que se está apuntando a que el nombre que recomiende Von Mühlenbrock a los consejeros sea de consenso e incorpore las distintas visiones dentro del gremio industrial. La clave de dicho nombre es que no vendría solo, pues quien sea definido como candidato único -de salir electo y transformarse en el próximo líder de la industria- designará a su primer y segundo vicepresidente como parte del Comité Ejecutivo. Justamente, esos nombres serían los que en realidad se transformarían en la directiva de unidad que se pretende levantar. 

En las conversaciones entre los consejeros, nombres como Fernando Barros, Eduardo Chadwick, Patricio Jottar suenan fuerte. Al contrario, la candidatura informal del ex ministro de Energía, Rodrigo Álvarez -y que representaba una línea de continuidad de la administración de Von Mühlenbrock por pertenecer al Comité Ejecutivo actual-, estaría descartada. Caso aparte es el de Bernardo Larraín Matte. Mientras algunos consejeros señalan que el nombre de consenso debería ser distinto a Álvarez y al grupo de cinco empresarios que enviaron la carta y del que Larraín Matte es parte, otros afirman que el presidente de Colbún es un muy buen nombre y seguiría en carrera. Esto, incluso a pesar de su indirecta vinculación a CMPC por ser sobrino de Eliodoro Matte, ex presidente de la papelera vinculada recientemente a un nuevo caso de colusión. “Creo que Bernardo, en ese punto de vista, no tiene ningún problema”, concluye un consejero.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon