Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lagos se echa el equipo al hombro

logotipo de Pulso Pulso 24-10-2016 Francisca Guerrero

El silencio se apoderó del comando de Carolina Tohá cuando Ricardo Lagos terminó de hablar. Parecía el único capaz de romper con la aflicción generalizada que pesaba a los simpatizantes de la hija política de Lagos, luego de la bofetada que recibió la Nueva Mayoría no sólo en Santiago, sino a nivel nacional.

Por momentos, el ex Presidente logró que el comando aplaudiera en algunos pasajes de su discurso. Llegó minutos después de que Tohá reconociera la victoria de su rival Felipe Alessandri en la capital y encaró la derrota de toda la Nueva Mayoría. Definitivamente se puso el equipo al hombro.

Así como en la primera vuelta de la elección presidencial de 1999-2000, cuando él obtuvo una leve ventaja sobre Joaquín Lavín, el ex mandatario dijo ayer que los resultados los obligan a escuchar a la gente. “Vengo en un momento duro, complejo y difícil”, dijo categóricamente el presidenciable del oficialismo que invitó a una reflexión sobre los resultados, destacando la alicaída popularidad de la administración de la Presidenta Michelle Bachelet. “Estamos en presencia de un Gobierno que tiene un nivel de aprobación bajo y eso indudablemente que se transmite. No me cabe la menor duda que cuando hay un Gobierno que tiene elevada aprobación, es distinto”, agregó. 

En ese marco habló de los errores que pudieron cometer como bloque, apuntando a que “tal vez quisimos avanzar muy rápido, tal vez hubo elementos en el que el muro de contención entre dinero y política no fue lo suficientemente fuerte, tal vez hubo un momento en donde en la interna de nuestros partidos se actuó de una manera tal o cual en la que se puso el interés partidario por sobre el interés del país. Son muchos los elementos de los que tenemos que hacernos cargo”. 

Así, la derrota de Tohá, junto a quien hizo campaña en estas municipales, la interpretó como una señal para todo el bloque, indicando que “no obstante el éxito que ella tuvo en su municipio, se está dando un mensaje que va más allá de Santiago, que nos obliga a escuchar a la gente”.

El ex mandatario también hizo un duro análisis de los bajos niveles de participación, planteando que era un llamado de atención para la clase política en su conjunto. “Todos hemos sido castigados con esta abstención. No hemos sido capaces de capturar al imaginación de chilenos y chilenas”, señaló Lagos, al tiempo que hizo un llamado para introducir una “nueva forma de conducir la política”.

“Las dos grandes coaliciones están prácticamente empatadas a nivel país, pero esa sería una cuenta alegre. Estar empatados con este nivel de abstención electoral es no escuchar a la inmensa mayoría que no se expresó. Es una derrota para ambas coaliciones”.

De todas maneras, en la mañana Lagos apuntó a la responsabilidad cívica de los chilenos, subrayando que “independiente de que sea obligatorio o voluntario, el deber de un ciudadano es votar”.

Rumbo a La Moneda

En el Instituto Superior de Comercio (Insuco), Ricardo Lagos era esperado por cuatro mujeres y un hombre, quienes desplegaron una pancarta y lanzaron panfletos en su contra. Una clara señal de que el camino a La Moneda no será fácil. Lagos evitó referirse a su eventual candidatura presidencial, aunque descartó también que los comicios de ayer entreguen señales de lo que podría ocurrir en los comicios del próximo año. Esto pese a que la madre de todas las batallas, por el municipio de Santiago, tenía en una esquina a la actual alcaldesa Carolina Tohá, que recibió su respaldo, y en la otra a Felipe Alessandri, concejal UDI que contó con el apoyo del ex presidente Sebastián Piñera, presidenciable de Vamos Chile.

“Esta es una elección municipal. Cada ciudadano y cada ciudadana piensa lo que es mejor para su comuna. Ya habrá tiempo para hablar de otras elecciones”, indicó el ex Jefe de Estado tras emitir su voto.

Consultado por la posibilidad de que vuelva en noviembre de 2017 con su nombre en la papeleta, señaló que todavía “falta un largo trecho” para saber lo que va a ocurrir. “Si pudiera ver el futuro con precisión tal vez jugaría al Loto”, bromeó.

En la mesa 22 del Insuco, donde sufragó Lagos, Alessandri consiguió una ajustada victoria con 33 votos versus los 31 de Tohá. Reflejo de lo que sucedió a nivel comunal con la victoria del representante de a derecha.

Pero pese a las esquivas palabras del ex mandatario respecto a su candidatura a La Moneda, los anuncios de la semana pasada ya tienen eco en la ciudadanía, particularmente entre sus detractores.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon