Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las claves para entender la crisis que enfrenta el sistema bancario de Italia

logotipo de Pulso Pulso 03-08-2016 Valentina Jofr�

La banca italiana va de mal en peor. Ayer los principales bancos del país partieron el día perdiendo más del 5%, con lo que se suspendió la cotización de sus acciones durante la jornada. El Banco Monte dei Paschi di Siena (MPS) perdió 16,10%, siendo el principal culpable de que la Bolsa de Milán perdiera 2,76%. La situación era de esperar ya que fue el único banco que no superó el test de estrés, al ser el prestamista con la peor nota en esta prueba de solvencia realizada por la Unión Europea y que fue publicada el viernes pasado. Pero el débil panorama bancario también tocó a las entidades financieras italianas que sí lograron superar el test de esfuerzo: Banca Popolare Emilia Ramagna tuvo una caída de sus acciones de 12,36%, Banca Popolare Milano de -10,29%, Mediobanca -8,22% y Unicredit tuvo pérdidas de 7,15%, entre otros.

 Préstamos incobrables. Actualmente la solidez del sistema financiero italiano se encuentra en entredicho. La banca del país tiene cerca de 360.000 millones de euros en créditos morosos. Debido a este gran número de créditos impagados, los expertos desconfían de un completo saneamiento de su sistema financiero. Esta desconfianza supera los anuncios por parte del MPS de una operación para sanar las altas deudas, el cual supone una la titulización de 27.700 millones de euros brutos de créditos morosos y un posterior aumento de capital de 5.000 millones sin ayudas públicas. “La mayor preocupación es el elevado nivel de préstamos incobrables en Italia, sin embargo la baja rentabilidad, agravada por las bajas tasas de interés, es un problema también. Además, los inversionistas pueden ser reacios a suscribir la ampliación de capital debido a que el banco ha obtenido capital en varias ocasiones en los últimos años y el precio de su acción sigue cayendo”, dijo el analista de Bloomberg Intelligence, Arjun Bowry.

Sin intervención pública. “Tenemos los mejores bancos de Europa. Hemos trabajado duramente para buscar una solución de mercado para MPS, no pública, para dar a este banco un futuro y una oportunidad, una vez que sea limpiada de créditos deteriorados. Estoy satisfecho de los resultados”, afirmó el primer ministro italiano Matteo Renzi, a la cadena televisiva CNBC. Ante estas declaraciones la Bolsa de Milán obtuvo caídas generalizadas el lunes, pero expertos concuerdan en que la intervención pública se haría inevitable para remediar la crisis. Bowry, por su parte, señala que “Italia tiene que aprobar una reforma para acelerar sus procesos de quiebra y recuperación, para así animar a más compradores privados de créditos incobrables, que necesita ser hecho de forma más fácil y más rápida para recuperar y cobrar las deudas”.

¿Contagio? El FMI alertó en junio la posibilidad de un contagio de la crisis al resto de Europa, ya que el sistema tiene un tercio de los créditos morosos de la zona euro, lo que supone el 22% del PIB del país. Así, el organismo sugirió a las instituciones europeas una rápida actuación para frenar un problema que podría desencadenar una nueva crisis financiera. Bowry, en tanto, señala que el tema es netamente italiano. “Sin embargo, todos los bancos europeos están tratando con un entorno difícil, debido a las bajas tasas de interés. Yo no diría que hay un contagio. El nivel de morosidad en otros países no es tan alto. El principal problema para los bancos europeos en general es la perspectiva de un empeoramiento de los ingresos. Es por eso que siguen reduciendo costos con el fin de tratar y a la vez preservar la rentabilidad”, advirtió.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon