Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las fricciones internas de los miembros de la Reserva Federal de EEUU

logotipo de Pulso Pulso 26-09-2016
© PULSO

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, dijo que si el banco central de EEUU no retoma una estrategia de aumentos graduales de las tasas de interés, podría correr riesgo la recuperación económica en marcha.

“Estoy abogando por un ajuste moderado y gradual en este momento, por la preocupación de que, si no se lo hace, correrán más peligro la duración y la sostenibilidad de la recuperación”, expresó Rosengren el viernes en un comunicado.

Con eso, el titular de la Fed de Boston explicaba sus diferencias respecto a la decisión que tomaron sus colegas el miércoles pasado cuando mantuvieron las tasas de interés sin cambios por sexta reunión consecutiva.

Rosengren, que por mucho tiempo estuvo a favor de mantener tasas muy bajas para impulsar el empleo, afirmó que el no ajustar la política podría generar “el tipo de desequilibrios que históricamente llevaron a una recesión”.

Rosengren fue el más destacado de los tres votantes del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) que reclamaron un aumento de tasas cuando el grupo se reunió la semana pasada en Washington. El resto de los actuales diez votantes del comité optaron por mantenerlas sin cambios “para esperar a que haya más evidencias de que continúan los avances” de la economía, según una declaración emitida tras la reunión.

Rosengren cambió de opinión en los últimos meses y está a favor de aumentar las tasas debido a que el desempleo cayó a 4,9%, cifra que coincide o está muy cerca de la mayoría de los cálculos de su menor nivel sostenible.

“Espero que para 2019 la tasa de desempleo haya caído por debajo del 4,5 %”, dijo Rosengren el viernes. “Si bien tengo un largo historial de abogar por una política que fomente una situación vigorosa del mercado laboral, eso está por debajo de la tasa que, según creo, es sostenible a largo plazo”, añadió. Al disenso de Rosengren se sumaron el miércoles la presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, y la titular de la Fed de Kansas, Esther George.

Lo que viene

Tras el encuentro de la semana pasada, la Fed señaló que podría endurecer su política monetaria a finde año porque el mercado laboral ha seguido fortaleciéndose.

El Banco Central estadounidense recalcó que si bien la economía ha repuntado y los avances en el mercado laboral han sido sólidos en los últimos meses esperan tener mayor signos de recuperación de cara al cierre de 2016. 

La decisiónde modificar la tasa que desde diciembre pasado se encuentra entre 0,25% y 0,50% toma cada vez más fuerza frente a una posible alza en una de las dos reuniones que quedan por delante. 

Justo una semana antes de las elecciones presidenciales entre Hillary Clinton y Donald Trump, el 1 y 2 de noviembre la Fed se volverá a reunir. Mientras que para diciembre, la cita que además trae proyecciones, será el 13 y 14 de diciembre. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon