Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las secretas negociaciones que dejaban el precio de Calichera sujeto al conflicto con Corfo

logotipo de Pulso Pulso 19-12-2016 Maximiliano Villena

“Ofertas condicionadas” y una en particular “imposible de cumplir” fueron las razones que Oro Blanco esgrimió el jueves para justificar el término del proceso de venta de Pampa Calichera. Iniciado casi un año antes y liderado por Itaú BBA, el proceso de salida de Julio Ponce del control de SQM mediante esta transacción formaba parte de un plan para proteger a la empresa de los flancos que el empresario mantiene por el caso Cascada y el financiamiento ilegal de la política, los que a su vez mantenían presionada la posición financiera de las sociedades que controla. 

Más de cinco interesados con ofertas de entre los US$1.600 millones y US$2.400 millones formaron parte del proceso, el que el jueves llegó a su fin luego de que Oro Blanco señalara que “el directorio de la sociedad considera unánimemente que los términos y condiciones de las ofertas finales y condicionadas recibidas durante el proceso, no contribuyen al interés social de la sociedad”, por lo que se acordó no continuar adelante con la operación.

Según los documentos reservados que la compañía entregó a la SVS, el 8 de septiembre el directorio de la firma invitó a participar a tres inversionistas interesados a presentar ofertas vinculantes por la totalidad de las acciones de Pampa Calichera.

El acta de dicha sesión, a la que la SVS quitó la reserva, consigna que acordaron invitar a Tianqui Lithium, compañía establecida en China, para adquirir hasta la totalidad de las acciones seria A y B de Calichera través de una OPA dirigida a todos los accionistas de Pampa, por la cual había formulado estar dispuesta a desembolsar US$2.400 millones, aunque sujeto a ajustes y retenciones.

A dicha compañía se suma Shanshan Group, también China, la que actuando a través de su sociedad relacionada HK Scott Mineral Co., establecida en Hong Kong, estaba dispuesta a pagar US$1.800 millones, valor que excluía las acciones serie B de SQM en posesión de Calichera. De manera similar, GSR GO Scale Capital Advisors, fondo de inversión privado establecido en China, estaban dispuestos a adquirir el 100% de Calichera por US$1.600 millones, también excluyendo las acciones serie B de SQM.

Las negociaciones. Vencimientos de capital por US$150 millones en diciembre de 2017 y otros US$263 millones para 2018 mantienen a las sociedades cascada presionadas. En el mismo hecho esencial del jueves la compañía señaló que continuarán “en la búsqueda de alternativas que mejoren la posición financiera de la sociedad” , aunque la eventual venta de Calichera parece compleja. 

Según la información reservada, en marzo Itaú BBA invitó a participar del proceso a Fosun Gold Holdings, Eurochem Group AG, Sichuan Tianqui Lithium y Hainan Mining CO, compañías que a los pocos días hicieron llegar ofertas no vinculantes. El 30 de marzo Hainan Mining - filial de Fosun- ofreció US$1.161 millones, mientras que el 1 de abril Eurochem dijo estar dispuesto a pagar US$1.592 millones, mientras que Tianqui estableció un rango entre US$1.750 millones y US$1.900 millones. El 16 de abril, Shanshan calculó el precio en US$1.835 millones.

Sin embargo, con el avance de los meses empezaron a presentarse inquietudes y condiciones entre los interesados, además de cambio en el valor de las ofertas. El 5 de septiembre, GSR Capital, mediante carta expresó la necesidad de reunirse con las autoridades de Corfo, conversar personalmente con el señor Julio Ponce y la administración de Calichera y SQM, “discutir y revisar el acuerdo de participación conjunta entre Pampa Calichera y Potasios como controladores de SQM”, así como obtener detalles respecto de la posición de la SVS sobre una eventual OPA por SQM.

Con carta de esa misma fecha, Tianqui expresó condiciones estrictas. “La retribución total de US$2.400 millones se le podrá pagar a todos los accionistas de Pampa Calichera al cierre de la transacción, no obstante, de los ingresos que se le podrán pagar a Oro Blanco, US$510 millones quedarán en fideicomiso para el propósito de resolver los conflictos legales de Corfo y reclamos tributarios vigentes, como se especifica abajo”. 

De dichos recursos, US$110 millones quedarían en una cuenta y serían entregados una vez se resuelvan los litigios tributarios de Calichera, y otros US$400 millones serán puestos en una cuenta independiente de un tercero, a través de la cual se esperaba “compartir los riesgos económicos asociados con los actuales temas legales de Corfo”. 

La petición se introdujo en momentos en que Corfo desataba una pugna pública con Ponce por la estructura de venta de SQM. El vicepresidente del organismo, Eduardo Bitran, señaló que la venta de Calichera implica el control de la minera no metálica, por lo que requeriría necesariamente de una Oferta Pública de Acciones (OPA) por SQM. 

En el borrador de venta - ajustado a los perfeccionamientos propuestos por Tianqui- se estipulaba la necesidad de “recepción de una confirmación por escrito de la SVS de que no se requiere una oferta pública de adquisición de acciones previa de SQM para perfeccionar la transacción contemplada”. 

A pesar de haber concluido el proceso formal de venta, la decisión de dejar el control de SQM por parte de Julio Ponce sigue en pie. Sin embargo, ésta podría esperar hasta resolver el conflicto por el Salar de Atacama que mantiene con Corfo.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon