Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las urbes buscan estrategias para mejorar su movilidad

logotipo de Pulso Pulso 03-11-2016 Paula N��ez

La industria automotriz ha aumentado considerablemente la inversión ligada a innovación y desarrollo con el fin de ganar la carrera, principalmente en dos frentes: vehículos inteligentes y autos que utilicen combustibles verdes, cualidades determinantes para tener ciudades que crezcan de forma armónica, según detallan los expertos. 

Sin embargo, la movilidad de traduce en muchos más factores que autos limpios e inteligentes. El diseño resiliente, donde se busca optimizar vías e infraestructura en función de las necesidades de las personas, potenciando el uso de mecanismos alternativos como la bicicleta y dotarlos de inteligencia, son pasos que ciudades que aspiran a ser inteligentes han tomado. Al menos así lo sostiene Francine Houben, arquitecto y fundadora de la firma holandesa Mecanoo, que señala que fomentar la utilización de vehículos como la bicicleta es una estrategia importante a la hora de descongestionar las ciudades, promover medios más limpios y saludables para la población.

Otro idea parte por no dejar de usar el automóvil, sino más bien, promover la introducción de peajes en zonas congestionadas como el centro de Santiago y disminuir o directamente restringir el acceso de los vehículos a ciertos sectores específicos de las ciudades.

Combustibles verdes
Se prevé que a 2020 cerca del 10% del parque automotor en el mundo sea eléctrico. BMW y Tesla han apostado por este tipo de vehículos. Pero uno de los obstáculos para su masificación tiene que ve con la infraestructura. Según datos de ENEL distribución Chile, hay diez puntos de carga de vehículos eléctricos (electrolineras) en Santiago. Hoy se comercializa cerca de una decena de autos con estas características, entre los que se encuentra el BMW i3. Desde el fabricante señalan que para el desarrollo de los vehículos autónomos hay que considerar que “estén pensados bajo la concepción de ciudades amigables con la mirada puesta en la eficiencia y conectividad digital. Este tipo de autos con inteligencia artificial avanzada contribuirá a eliminar el tráfico vehicular y bajar los niveles de accidentabilidad”, plantea Andrea Veiga, gerente de marketing corporativo de BMW Chile.

Por su parte, Claudia Pabón, profesora del área energía y ambiente de la Universidad Adolfo Ibáñez, señala que “los combustibles líquidos como el bioetanol o el biodiesel son más fáciles de incorporar a la matriz energética, pues se pueden mezclar con gasolina y diésel”.

Diseño urbano
Las inversiones requeridas en vialidad interurbana (incluyendo concesiones y vías no concesionadas), considerando nuevas obras, mantención y ampliaciones de capacidad, ascienden a más de US$20.000 millones en el período 2016-2025, según detalla el informe Infraestructura Crítica para el Desarrollo 2016-2025, elaborado por la CChC. En este contexto, generar infraestructura con sentido es clave. “Se está cerrando la diferencia entre la planificación macro y el desarrollo de proyectos”, señala Pablo Allard, decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Desarrollo. Establece además que en la actualidad una de las grandes dificultades es que no existen los planes maestros en la regulación del país. Estos surgieron en los ‘60 en los países anglosajones con la idea de unificar conceptos como planes de desarrollo físico con propuestas de estructuración de movilidad y morfología urbana con el fin de tener un desarrollo armónico de los lugares para evitar por ejemplo, la instalación de centros comerciales en zonas de valor patrimonial o evitar la instalación de faenas industriales en zonas pobladas como ocurrió Freirina en 2012.

Medios alternativos
Llegar en auto al metro, y luego tomar una bicicleta pública son algunas de las alternativas que se han fomentado en el mundo con el fin de tener mejores mecanismos de movilidad. Para ello, se pueden usar aplicaciones como Moovit, enfocada en solucionar problemas de transporte público a los habitantes de ciudades grandes a través del smartphone. En ciudades españolas hay apps que incluso van más allá, permitiendo desbloquear el uso de autos eléctricos y contar con una integración aún mayor.

“Resulta urgente invertir en tecnologías nuevas y sustentables, que sean competitivas, amigables con el medio ambiente y que otorguen calidad de vida. Un buen ejemplo de esto sería apostar por mejorar el transporte en Santiago mediante su electrificación integral, con más metro, tranvías y buses eléctricos”, sostiene Juan Ignacio Díaz, Gerente General (o CEO) de Siemens Chile.

Por su parte, Francine Houben, arquitecto fundadora del estudio holandés Mecanoo, apunta a ciudades como Los Ángeles (EEUU), donde se privilegia el uso de bicicletas o trabajar cerca de donde se vive, para desplazarse caminando.

Integración del transporte
La planificación del transporte público cada día parece ser más relevante en la toma de decisiones. Una proporción importante de los viajes en las ciudades medianas y grandes son efectuados utilizando transporte público. Y según algunos estudios, es uno de los factores que actualmente más estrés produce en ciudades como Santiago. Raimundo Cruzat, ex Director de Transantiago, señala que éste es precisamente uno de los desafíos más grandes para nuestro país. “Resulta fundamental que exista una integración tanto en método de pago, como tarifario. Pero también modal. Es decir, que con una tarjeta se puedan pagar todos los servicios desde metro hasta estacionamiento, que exista un beneficio en la tarifa a la hora de combinar medios de transporte”. Enfatiza que además hoy uno de los desafíos es la coordinación entre los organismos. “Estamos acostumbrados a construir de forma sectorizada y que, por ejemplo, el ministerio de Vivienda no converse con el de Transporte. Podría haber resultados mucho mejores si se conciben las políticas públicas como un sistema, donde las distintas partes conversan de manera sostenida”, puntualiza.

Inteligencia aplicada
Cada vez son más las ciudades que apuestan por los peajes urbanos para transitar en zonas congestionadas de la ciudad. Esto genera una mayor motivación a utilizar el transporte público o a compartir el auto con amigos o vecinos. En Singapur existe un sistema llamado Electronic Road Pricing System (ERP), que contempla una serie de peajes inalámbricos, distribuidos en las vías más transitadas, que cobran una tarifa determinada dependiendo de la hora. Como resultado, la velocidad promedio de los vehículos en sus vías más transitadas es de 48 km/h.

Otra alternativa es el M2M (machine to machine), donde la utilización de datos es la clave para evitar el caos en la ciudad. La idea es que estos sistemas inteligentes utilizan datos proporcionados por sensores y cámaras ubicadas por toda la localidad, con el fin de brindar información en tiempo real acerca de cambios repentinos en el tráfico. “Para poder gestionar todos estos servicios, las TIC se convierten en una herramienta clave en las smart cities, y el big data, por tanto, en su piedra angular”, cuenta David Ortiz, Country Manager de Unísono Chile.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon