Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ley del Gas introduce figura de licitaciones vigiladas por la CNE

logotipo de Pulso Pulso 15-09-2016 Constanza Valenzuela

Un proceso de licitación abierto, internacional y vigilado por la CNE para la compra de gas por parte de las empresas distribuidoras de gas con operaciones relacionadas propone incorporar el gobierno dentro de la modernización de la normativa -actualmente en el Senado-, de modo de responder a los ruidos por la integración vertical del mercado.

Según indicó el ministro de Energía, Máximo Pacheco, en la Comisión de Energía y Minería del Senado, en aquellas empresas integradas verticalmente -como es el caso de CGE con Metrogas-, el costo del gas que se considera será solo aquel que haya sido licitado en procesos públicos e internacionales, cuyas bases de licitación hayan sido elaboradas por la empresa concesionaria y aprobada por la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Esto, con el fin de evitar algún “conflicto de interés” entre empresas relacionadas. “Queremos estar seguros de que el gas que se compró a aquella empresa relacionada sea un precio de mercado, y para que sea de mercado de aplica esto”, explicó.

Sin embargo, se mantendrá la regla general para determinar el valor del gas al ingreso del sistema de distribución.

En la instancia, Pacheco dio un repaso de las indicaciones presentadas a principios de mes al proyecto que busca modificar el mercado del gas, las que serán evaluadas punto por punto una vez terminada la semana distrital; es decir, el próximo 28 de septiembre.

Desde el Gobierno, destacaron que las indicaciones se ingresaron con acuerdos generales, proceso similar al que se realizó durante la tramitación de la ley que modificó el mercado de la transmisión.

Dentro de la batería de indicaciones, también se incluye la inclusión de indicadores de eficiencia para cada zona de concesión, con el objeto de reconocer las situaciones distintas entre las regiones. “Hemos introducido una excepción a la norma de eficiencia en las instalaciones, cuando éstas respondan al interés público debidamente calificado por la CNE”, dijo.

A esto se suman los cambios ya conocidos en materia de tarificación donde se repone el piso mínimo de la tasa de costo de capital de 6% y se precisan las consecuencias de superar la rentabilidad, que incluye la devolución del exceso, congelamiento tarifario y entrada a proceso de tarificación

Sobre este último se fijan normas para que la CNE determine el monto del exceso y la Superintendencia instruya su devolución. Adicionalmente, se congela la tarifa y se aplica un factor de ajuste de tal manera de que el “precio congelado” corresponda al precio máximo que hubiese podido cobrar la empresa. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon