Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Liverpool presenta solicitud a la SBIF. Comienza a correr el plazo en OPA por Ripley

logotipo de Pulso Pulso 17-08-2016 Maximiliano Villena

A seis semanas del anuncio, la operación para que los mexicanos de Puerto de Liverpool ingresen a la propiedad de Ripley empieza a tomar forma. El retailer norteamericano lanzará una Oferta Pública de Acciones (OPA) por el 100% de la compañía, la cual se declarará exitosa tras adquirir el 25,1%. Sin embargo, no todos los accionistas están dispuestos a vender y aún restan las autorizaciones de los reguladores. 

Con un premio de 25,5% respecto del cierre previo y de 51% sobre los últimos 12 meses, los $420 a pagar por papel valorizarán a la compañía en US$1.230 millones, pero no sin antes pasar por la Superintendencia de Bancos (SBIF). En el hecho esencial enviado a la SVS el pasado 5 de julio, la firma chilena comunicó que una de las condiciones que deben cumplirse para lanzar la OPA es que el regulador del sector “haya autorizado a Liverpool a adquirir en forma indirecta más de un 10% de las acciones emitidas por Banco Ripley. Para estos efectos, Liverpool deberá presentar a la SBIF dentro de los 45 días corridos siguientes a la fecha de celebración del Acuerdo de Asociación, las solicitudes y demás antecedentes que sean necesarios para obtener las referidas autorizaciones”.

Por ello, es que la semana pasada representantes de los mexicanos en el país presentaron formalmente la solicitud a la SBIF para adquirir más de 10% de Banco Ripley. Fuentes cercanas señalan que esperan contar con ella en un plazo cercano a un mes, debido a que no debieran existir dificultades en los antecedentes aportados y porque los casos donde el regulador exige mayores detalles se refieren a tomas de control.

El mismo titular de la SBIF, Eric Parrado, señaló tras el anuncio que “si tenemos toda la información disponible para tomar una decisión (…) estamos hablando de semanas”. 

Si bien tras la solicitud formal los plazos para concretar la transacción empiezan a correr - la OPA será lanzada 10 días después de que se cumplan los requisitos, incluido la SBIF-, aún existen reticencias por parte de inversionistas respecto de la OPA. El premio es considerable para el mercado, pero las hermanas Calderón Kohon, que mantienen un 12%, no ven atractivo en la oferta. “Estiman muy insuficiente el precio. Su padre vendió un 12% hacer algunos años en $640 y hoy ofrecen $420”, dice una fuente. 

No obstante los Calderón Kohon está trabajando con Altis para analizar la oferta, cercanos a la transacción señalan que por el momento no existen conversaciones formales al respecto, pero que tras la autorización de la Superintendencia de Bancos se abrirán los espacios para iniciar las negociaciones y con ello una eventual alza en la oferta. 

El paquete que manejan las primas es relevante, pero también lo es la participación en manos de las AFP con un 10,07% de la compañía. Las administradoras sí podrían estar dispuestos a vender. Hasta ahora lo que está claro es que los controladores, la familia Calderón Volochinsky, no se deshará de su 53% y el éxito de la OPA dependerá por tanto de que el mercado considere atractiva la oferta. 

Adicionalmente, las partes acordaron un pacto de accionistas, el cual entrará a regir en caso que la OPA sea declarada exitosa. Dicho pacto contempla un compromiso de administración conjunta en Ripley, y establece restricciones y derechos recíprocos respecto a la transferencia de acciones de la sociedad propios de este tipo de acuerdos. Entre ellas, se incluye una opción de liquidez a favor de los actuales accionistas controladores para vender acciones a Liverpool a partir del quinto aniversario desde la fecha en que la OPA haya sido declarada exitosa.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon