Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Llegó Nicolás

logotipo de Pulso Pulso 19-12-2016

“A través de este decreto de emergencia económica, he decidido sacar de circulación los billetes de 100 bolívares en las próximas 72 horas”, dijo el Presidente venezolano en su programa dominical “Contacto con Maduro”, hace un poco más de una semana.

Esta medida, aunque sorpresiva y poco convencional, no es única en el mundo. En noviembre de este año el primer ministro indio ordenó sacar de circulación los billetes de 500 y 1000 rupias -los de mayor denominación-. ¿El motivo? Combatir las “platas negras”, es decir, todos aquellos billetes de fuentes no declaradas. Al sacar de circulación los billetes de mayor denominación se obliga a los poseedores a depositarlos en la banca o cambiarlos, lo que facilita su fiscalización por parte de la autoridad.

Nicolás Maduro alude a algunas razones similares para su medida. “Se calcula que más de 300.000 millones de bolívares están en poder de las mafias internacionales dirigidas desde Colombia”, fue parte de lo que declaró el mandatario. Sin embargo, el Presidente venezolano va más allá, argumentando que la medida está enfocada en enfrentar a quienes cambian bolívares en la frontera, ya que son ellos los culpables de la depreciación de la moneda venezolana. Si bien el primer argumento es discutible, culpar a las casas de cambio colombianas de la depreciación del bolívar es excesivo. El tipo de cambio no es más que el valor de una moneda respecto a otra -valor del bolívar respecto del dólar-, y la moneda venezolana vale cada vez menos como consecuencia de una inflación descontrolada que se espera llegue en 2017 a 2.200%. De hecho, según el profesor Steve Hanke, de la John Hopkins University, Venezuela se acaba de convertir en el caso oficial número 57 de hiperinflación.

Este regalo navideño no ha sido bien recibido por la población venezolana, ya que ha dificultado más aún las transacciones y sumado a las colas para conseguir alimentos, colas para cambiar los billetes. ¿Cuál será la próxima medida de Maduro? Quién sabe, quizá para aplacar el malestar retransmita en los canales nacionales el villancico que creó para la Navidad de 2013, ¿no lo recuerda? Así comienza: “¡Tun tun! ¿Quién es? Gente de paz, bajen esos precios llego Nicolás”.

*El autor es investigador Clapes UC (@jtvalente).

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon