Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 8 ministros nominados por Trump con problemas para pasar el Senado

logotipo de Pulso Pulso 06-01-2017 Francisca Guerrero

Los demócratas planean un agresivo ataque a la nominación de 8 de 20 elegidos de Donald Trump para su gabinete, varios de los cuales incluso generan recelo entre los republicanos. En un escenario sin precedentes, el partido del presidente Barack Obama buscaría retrasar hasta marzo la aprobación de los nombres más conflictivos.

Los postulante en la mira son: Rex Tillerson (secretario de Estado), Betsy DeVos (Educación), Steven Mnuchin (Tesoro), Scott Pruitt (Agencia de Protección Ambiental), Mick Mulvaney (director de Presupuesto), Tom Price (Salud), Andy Puzder (Trabajo) y Jeff Sessions (Fiscal General). 

“Trump está tratando de llenar su gabinete con nominados que romperían promesas claves de campaña y han hecho miles de millones en industrias a las que tendrían que regular”, dijo Chuck Schumer, líder de la mayoría demócrata en el Senado.

Las audiencias de los elegidos en el Capitolio parte la próxima semana, la mayoría de ellas centradas el miércoles 11 de enero. Schumer espera contar con al menos dos días de audiencias para los que considera “más problemáticos”, ocasión en la que quiere contar con la documentación completa de los nominados, información que no ha sido entregada por todos, según sus propias palabras. 

De hecho, los demócratas aseguran que Sessions, el mismo que tildan como demasiado racista para la Fiscalía General, omitió información valiosa en el cuestionario dirigido al Comité Judicial del Senado en el marco de su nominación, en la que podría votar dado que todavía es Senador. 

Schumer también destacó la importancia de que el equipo de Trump presente su declaración de impuestos, considerando el número importante de multimillonarios y los potenciales conflictos de interés a los que se pueden enfrentar. 

De todas maneras, bajo las actuales reglas del Senado, los demócratas pueden demorar la confirmación en el Senado de los nominados de Trump, pero no pueden bloquearlos por su cuenta.

En conocimiento de esta situación, Mitch McConnell, republicano líder de la mayoría del Senado, dijo que espera que la confirmación del gabinete del electo presidente sea rápida, tal como ocurrió con el equipo de Barack Obama cuando asumió su primera administración. 

McConnell puso especial énfasis en que se dé el visto bueno con rapidez a quienes ocupen cargos relativos a la seguridad nacional. 

Multimillonarios sin experiencia

Con aún tres cargos por llenar, 50% de los miembros del gabinete de Trump no cuenta con experiencia, lo que contrasta con  el 13% del primer equipo de Barack Obama y el 4% de George W. Bush. Además, 7 de sus integrantes amasan una fortuna superior a los US$100 millones. 

Esos son parte de los datos que en general inquietan a los demócratas, pero también hay asuntos particulares. 

Acusan a DeVos (Educación) de no pagar una multa por violación a leyes de financiamiento de campaña, a Price (Salud) de querer privatizar el Medicare y a Puzder (Trabajo) de estar contra del aumento del salario mínimo. 

Pero el que quizá enfrenta más obstáculos para conseguir la aprobación es Tillerson. Incluso los republicanos son reacios a que forme parte del gobierno, no por su inexperiencia en cargos públicos, sino que además por sus fuertes lazos con la Rusia de Vladimir Putin.

Ayer se conoció que Zina Bash asesorará a Donald Trump sobre política migratoria y asuntos legales.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon