Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los cambios que quiere �lvaro Uribe para acordar la paz

logotipo de Pulso Pulso 07-10-2016 Pulso

El triunfo del “No” en el plebiscito del domingo, dejó en una posición privilegiada de las negociaciones de la paz a Álvaro Uribe y sus exigencias van desde los castigos para los que califica como “crímenes atroces”, hasta temas de propiedad. 

El ex mandatario se opone completamente a la amnistía para delitos relacionados con narcotráfico, según consigna el diario local El Expectador.  De hecho, propone que en Colombia se vaya más allá de los que dice la Corte Penal Internacional, y vincules el tráfico de drogas con crímenes de lesa humanidad.

Asimismo, dijo que la idea de extender los beneficios jurídicos a las familias de los guerrilleros y cabecillas podría terminar por favorecer a la impunidad de los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC), por lo cual señaló estar de acuerdo con que no se les extradite, pero que sí sean juzgados por la justicia colombiana. 

El líder de Centro Democrático también se niega a que se le entreguen financiamiento y canales de difusión al grupo líderado por Timochenko .

“¿Cómo les van a dar ese dineral para financiar campañas cuando no les han exigido que entreguen el dinero del narcotráfico?”, cuestiona Uribe. 

Respecto a la contraparte, el ex presidente colombiano considera que el Gobierno debe permitir que avance el proyecto de ley que alivia las penas de integrantes de la Fuerza Pública procesados por delitos. 

También plantea que el acuerdo debe asegurar que no se restrinja al iniciativa privada. Aunque reconoció que no había nada en el acuerdo que dijera explícitamente que no se permitiría la comercialización de ciertas tierras, considera que se podía interpretar esto en el espíritu del pacto. 

Protestas por la paz

En tanto, con el grito “acuerdo ya”, miles de personas, en su mayoría estudiantes universitarios, marcharon el miércoles en la noche por las calles de la capital colombiana y otras 13 ciudades del país, para exigir al Gobierno y a la clase política del país concretar un pacto de paz con la FARC.

Los jóvenes caminaron con camisetas y banderas blancas, antorchas y carteles alusivos a la paz. 

“Portamos velas encendidas para que la luz guíe las negociaciones y nuestra petición es que el Gobierno y las FARC no se levanten de la mesa y más bien encuentren salidas”, dijo César Adolfo Parra, uno de los participantes en la movilización.

“Ante este respaldo multitudinario de Colombia a la paz, juramos no dar marcha atrás”, dijo en su cuenta en Twitter el jefe del equipo negociador de las FARC, Iván Márquez, quien permanece en Cuba.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon