Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Luigi Zingales: "La política debiera ser lo suficientemente fuerte para mantener las empresas bajo control, pero no tan fuerte para ser más poderosa que las empresas"

logotipo de Pulso Pulso 24-11-2016 Paula Namur

Como si fuera un presagio, el año pasado el académico de la Universidad de Chicago, Luigi Zingales, se hacía la siguiente pregunta: “Por muchos años, la gente se preguntaba cómo los italianos votan por Silvio Berlusconi. Ahora yo me pregunto cómo los estadounidenses encuentran atractivo a Donald Trump”. De acuerdo a la percepción del académico de origen italiano, la irrupción de estos candidatos es un indicador de la insatisfacción generalizada entre los votantes.

El año pasado estuvo en nuestro país para dictar la conferencia “Salvando al Capitalismo de los Capitalistas” y transmitió a un círculo de académicos y empresarios sus preocupaciones respecto de un modelo en el cual cree. “Desafortunadamente hoy el sistema capitalista está más amenazado por los capitalistas que por cualquier otra cosa”, dijo en ese momento. Pero es un pensamiento que mantiene. En entrevista con PULSO, asegura que la elección de Donald Trump, el Brexit y otros hechos inesperados que han ocurrido este año son prueba de que la crisis del capitalismo se ha profundizado.

Zingales se ubica en el listado de los economistas más citados del mundo (en el lugar 118 a nivel mundial), de acuerdo con el ranking IDEAS.

¿Qué opinión le merece la victoria de Trump en las elecciones?

-Estoy bastante preocupado por dos razones: primero porque pienso que Trump representa el capitalismo a base de “amiguismo” que desprecio. Segundo, creo que esto hará que más estadounidenses identifiquen el capitalismo con Trump, y eso es muy peligroso.

¿Por qué?

-Él usó la retórica de conservadores pro mercado pero después en la práctica, será diferente.

¿Cuáles son sus expectativas para la economía estadounidense ahora que Trump fue elegido Presidente? 

-En el corto plazo, espero un impulso al crecimiento por el gasto que crearán las prioridades económicas de Trump. Pero esto tendrá el costo de un mayor monto de deuda.

¿Ve la llegada de Donald Trump como un peligro para el orden mundial?

-No creo que Donald Trump esté tan loco como para desestabilizar el orden mundial de inmediato. Lo que temo más es su cortoplacismo. Para lograr acuerdos que lo hagan popular él podría comprometer el interés de largo plazo de Estados Unidos y del occidente en general.

¿Cree que la llegada de Trump es una consecuencia de la crisis del capitalismo que describe en su libro?

-Sí, creo que el éxito de candidatos como Trump es tanto una consecuencia del mal funcionamiento del capitalismo y la causa de mayor mal funcionamiento.

El año pasado, en una visita a Chile usted habló sobre la crisis del capitalismo. ¿Globalmente, estamos más cerca de resolverla o esa crisis se está profundizando?

-Se está profundizando. El éxito de Trump es evidencia de ello.

¿Por qué?

-Cuando el sistema capitalista genera crecimiento saludable para todos, la gente no busca figuras políticas alternativas. Es la debilidad económica la que genera el deseo de candidatos no convencionales, como Trump.

Considerando que este año ha habido varios hechos inesperados (como el Brexit, la elección de Trump), ¿se puede decir que este año ha sido un año de “cisnes negros”?

-Sólo puede haber un cisne negro. El segundo ya no es una sorpresa. Lo mismo ocurre con Trump. Después del Brexit, cualquier cosa era posible. El nivel de insatisfacción es tan alto que ningún incumbente puede estar confiado.

¿El mundo debiera estar preocupado por la elección de Trump?

-El mundo debiera estar más preocupado acerca de las causas que llevaron a la elección de Trump que a las consecuencias directas. Ojalá el marco institucional estadounidense contenga los daños directos. Pero el mensaje que esta elección envía es para temer.

¿Cuáles son las principales fuentes de preocupación? ¿El proteccionismo? ¿Las medidas poco convencionales?

-La intolerancia, la falta de respeto hacia la dignidad humana, la falta de deseo de comprometerse en una conversación civilizada sobre los temas de interés.

Pro empresa o pro mercado

De acuerdo con el economista de la Universidad de Chicago, uno de los dilemas que se debe tener resuelto es la diferencia entre ser pro empresa y pro mercado. En sus libros “Salvando al Capitalismo de los Capitalistas” (en coautoría con el ex presidente del banco central de India, Raghuram Rajan), y “Capitalismo para la Gente”, el economista dice estar a favor de que exista un ambiente pro mercado, es decir, que siente las bases para el libre mercado. En tanto, ser pro empresa sería favorecer a las compañías en particular a través de subsidios y otras ventajas entregadas por el gobierno de turno.

Así, para Zingales no es importante si un presidente fue o no empresario, siempre y cuando comprenda esta diferencia que para él es crucial.

¿Es negativo para un país tener un presidente que también es empresario? Le pregunto por Trump, pero también porque en Chile tuvimos un presidente empresario, Sebastián Piñera, que está muy arriba en las encuestas para la elección presidencial del próximo año.

-En primer lugar, Trump no es un empresario. Es un desarrollador inmobiliario, que es una raza muy diferente. Segundo, la experiencia de negocios es buena siempre que no sea la única experiencia, como es el caso de Trump. Tercero, empresario o no, es importante que un presidente valore la diferencia entre lo que es bueno para el mercado y lo que es bueno para las empresas.

¿Cuál debiera ser la relación entre negocios y política? ¿Por qué es tan difícil resolver esta relación?

-La política debería ser suficientemente fuerte para mantener las empresas bajo control, pero no tan fuerte para ser más poderosa que las empresas. De la misma forma, las empresas debieran ser lo suficientemente fuertes para mantener la política a raya, pero no tan poderosas para ser más poderosas que la política. Es un equilibrio difícil de crear y mantener.

A propósito de hechos inesperados este año ¿Qué espera para la votación que enfrenta Matteo Renzi en diciembre? ¿Cuál es su importancia?

- Al no vivir en Italia es difícil tener el pulso de la situación. El referendo per se no es lo importante. Nada como Brexit. El propio Renzi lo hizo muy crucial, amenazando con dejar la política si pierde. Dudo que eso ocurra.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon