Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Luis Castillo: "Una pr�xima administraci�n tendr� que presentar una reforma al sistema de salud"

logotipo de Pulso Pulso 03-08-2016 Lucy Aravena L.

Una reforma al sistema de salud en el país, con similar envergadura a la efectuada en 2005, pero que aborde otros temas como la gobernanza de los hospitales, nuevos mecanismos de transferencias de recursos presupuestarios y el monitero de la gestión de los servicios públicos del sector, entre otros, constituye la propuesta del decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de San Sebastián, Luis Castillo, ante la cuestionada situación año tras año de la salud chilena. Y es que el bajo nivel de ejecución presupuestaria de la cartera, sobre todo en inversión, que llega a 22,3% al primer semestre, no es más que un nuevo capítulo de lo que se ha transformado en el talón de Aquiles del actual y los anteriores gobiernos: la atención pública de salud y la construcción de hospitales y centros de servicios del sector para dar garantía de ello.

Ha habido un bajo nivel de ejecución presupuestaria del ítem de inversiones en el sector Salud ¿A qué estima que se debe?
Se ve un atraso de la ejecución presupuestaria en inversiones producto de la no construcción de hospitales. Hay hospitales que han estado en licitación dos o tres veces sin ser adjudicados, incluso hay algunos que finalmente se han adjudicado por licitaciones privadas o trato directo con la aprobación de la Contraloría. Y esto sucede, porque hay una distorsión brutal entre el precio ofertado y el precio ofrecido en dichas licitaciones, es decir, lo que el Gobierno calcula en términos de precios sobre los hospitales no coincide con lo que le cuesta construirlo al sector privado.

Ante esta situación, ¿qué se debería hacer?
Los precios ofertados deberían estar mucho más estudiados con una realidad económica del país distinta, con una mano de obra distinta y con problemas laborales distintos con lo que se hizo originalmente. Se debe generar un equipo que mire esto en conjunto con el sector privado, como por ejemplo, la Cámara Chilena de Construcción, de manera de poder ver posibilidades de reducir algunas exigencias y priorizar otras en las bases para acelerar los procesos de construcción de infraestructura hospitalaria. Se debería priorizar más todo lo concerniente a la espalda financiera de las empresas, más que a la experiencia en construcción, porque esta experiencia tiende a concentrar más el mercado. Si dentro de las bases de licitación, se exige que solo puedan postular empresas que tengan obras de infraestructura en salud ya construidas, limitas inmediatamente el mercado. En cambio, si priorizas en las bases que la empresa postulante debe tener espalda financiera para construir. Eso abre el abanico. 

Y con este atraso en inversiones, ¿cree que el Gobierno logrará cumplir su meta de construcción de hospitales?
Los nombres de la lista de hospitales, que se comprometieron (20 terminados, 20 en construcción y otros 20 en estudio) es absolutamente distinta a la actual. Del listado de hospitales, los primeros 20 comprometidos contribuían con más de 4 mil camas. Sin embargo, los actuales 23 hospitales que ya están en construcción aportan no más de 2 mil camas, porque se sustituyó la  construcción de grandes hospitales por pequeños, que no contribuyen a solucionar la lista de espera quirúrgica ni médica, no contribuyen a la generación de camas críticas que está en falencia todavía en el país y no contribuyen a resolver finalmente un problema de atención. Así, hoy día sabemos que la promesa de 4 mil camas, no se va a cumplir. Creo que estos programas de inversiones son de mediano y largo plazo, son de Estado y no de un gobierno de turno, porque además el plazo medio de construcción de un hospital es en general sobre cuatros años. Eso tiene que estar mucho más teñido por el estamento técnico que por el estamento político.

¿Las decisiones presupuestarias en Salud deberían tener un lineamiento global que fuera más allá del Gobierno de turno?Los programas de inversión en infraestructura hospitalaria deben ser de mediano y largo plazo. Todo el mundo debiera tener claridad que en un espectro de 4 a 8 años se construirán un determinado número de hospitales, de manera que la ejecución se mida desde un trayecto más largo, no en forma anual. Cuando uno mira los hospitales en ejecución, se da cuenta que hay 23 hospitales de 26 que venían de la ejecución pasada. Esto habla de que en general la construcción de hospitales, se puede empezar a estudiar ahora, pero se empezarán a ejecutar en un próximo gobierno. Por lo tanto, los programas deben ser más prolongados y la ejecución presupuestaria debe hacerse en el momento en que se adjudica y se inicia. Ahí para adelante uno debe empezar a monitorear la adjudicación, pero tiene íntima relación con el nivel de gestión de los hospitales .

¿Qué alertas ve?
La alerta fundamental es que el tema de inversiones en infraestructura hospitalaria debe ser eminentemente técnico, debieran trabajar las mejores personas. Esta debería ser el área que debería estar menos politizada. El proyecto de inversión en infraestructura refleja poca gestión que ha tenido el Ministerio durante este tiempo.

Frente a esto, ¿cuál debería ser la solución de la autoridad?
Una próxima administración en el país tendrá que presentar una reforma estructural del sistema de Salud que mejore, no solo el financiamiento, sino que mire el aparato público de una manera distinta. Incorporar reformas estructurales en la gobernanza de los grandes hospitales, en la preexistencia de calificaciones profesionales de otro nivel  especialmente para el área de inversiones, la incorporación de instrumentos modernos de transferencia presupuestaria y una mejoría sustantiva en lo que llamamos la accountability.

Es una idea muy ambiciosa ¿Cree que habrá voluntad política para ello?
Hoy día, veo mucho más claro que gente de todos los espectros políticos estarían dispuestos a conversar una reforma estructural que involucre cambios sustantivos en el sector público de salud, porque se debe mejorar la percepción de la gente respecto de los servicios del sector, también mirar el financiamiento general  público y privado, reducir lo que sucede en el sector privado de esta poca claridad que hay respecto a la eliminación de las preexistencias, a las alzas de los contratos, toda incerteza que existe y que afecta al área privada debe ser vista ojalá en una agenda ultra corta, pero también estructuralmente su financiamiento, pero acompañada de una reforma estructural completa al sistema de salud. Ahora siempre estas cosas son súper difíciles, pero la administración que venga va a tener que mirar esto en detalle. Creo que es insoslayable que durante estos años salud no ha sido prioridad, se ha dejado de lado para una próxima administración. Algo va a haber que hacer.

¿Todos estos profundos cambios cómo redundaría en el presupuesto del sector?
El gasto en salud en Chile si bien ha aumentado en forma bien significativa, aún comparativamente con otros países y al mismo ingreso per cápita, Chile está al debe en mejorar y aumentar el gasto.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon