Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

México busca acercamiento con EEUU a días de la llegada de Trump a la Casa Blanca

logotipo de Pulso Pulso 05-01-2017 Catalina Göpel

El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, volvió al país luego de sus vacaciones en medio de grandes revueltas producto del criticado “gasolinazo”, la medida implementada por su gobierno que generó un fuerte aumento en el precio de las bencinas. 

El Ejecutivo, aprovechó su primer mensaje del año para informar dos cambios al interior de su gabinete, donde uno de ellos reveló un fuerte interés por acercarse a EEUU, a pocos días de que Donald Trump asuma la presidencia en la Casa Blanca. 

Peña Nieto trajo de vuelta a sus filas al ex ministro de Hacienda, Luis Videgaray, quien había dejado la cartera tras la polémica visita de Trump a México en septiembre pasado.

El mismo Videgaray, considerado gestor del encuentro que le produjo una ola de críticas a la administración de Peña Nieto, ahora llevará la cartera de Relaciones Exteriores y por mandato del Presidente deberá impulsar el diálogo con el país vecino. 

“Ante el cambio de gobierno en EEUU, la instrucción del señor Videgaray es acelerar el diálogo y los contactos para comenzar desde el primer día con la nueva administración las bases de una relación de trabajo constructiva” señaló el mandatario, y agregó que esos objetivos deben alcanzarse promoviendo los intereses del país, sin un menoscabo de la soberanía y dignidad de los mexicanos.

Tras la salida de Videgaray en septiembre de 2016, Trump lo calificó como “un hombre maravilloso” y en Twitter manifestó que “México y EEUU habrían hecho juntos negocios maravillosos” si hubiera permanecido en el cargo.

Peña Nieto también nombró como secretaria de Cultura a María Cristina García Cepeda, la primera mujer en liderar esta cartera. 

Fuertes tensiones

Sobre las protestas y altos niveles de violencia producto del “gasolinazo”, el mandatario mexicano aseguró que no tolerarán abusos ni presiones, y aprovechó de justificar la medida señalando que de no haberse incrementado el precio de la gasolina, los efectos serían más dolorosos para la economía. “Apelo a la comprensión de la sociedad sobre las razones de esta decisión”, expresó el Ejecutivo. 

Mientras, la llegada de Trump ya causa destrozos en la economía. Y es que el anuncio de Ford de la cancelación de una planta de US$1.600 millones en ese país, y las amenazas del magnate de aumentar los impuestos a General Motors, son solo algunos de los fuertes coletazos de la nueva política estadounidense que también prometió construir un muro en la frontera con México. 

Ayer la moneda tocó niveles históricos, con un desplome de 1,56% cerró en 21,44 pesos mexicanos por dólar, mientras que la bolsa subió 1,01% a 46.587,74 puntos. Y como si fuera poco, Peña Nieto también inicia 2017 con sus peores niveles de aprobación: 65% de la población rechaza su gestión, cuando solo un 29% la avala.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon