Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Macri admite que no cumplirá objetivo de déficit de Argentina para el próximo año

logotipo de Pulso Pulso 14-09-2016 Bloomberg

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, está relajando la disciplina fiscal en su intento por sacar a la segunda economía más grande de Sudamérica de una prolongada recesión e impulsar la inversión extranjera.

El gobierno reduciría su meta de déficit fiscal a 4% desde el 3,3% contemplado en el presupuesto 2017 que enviará al Congreso mañana conforme aumenta el gasto, dijo el mandatario en entrevista con Bloomberg TV. 

“Pensábamos que sería del 3,3% pero no llegaremos”, dijo Macri en Buenos Aires. “Vamos a estar más cerca del 4%. Tenemos que hacerlo poco a poco. Vamos a cumplir con el compromiso de reducirlo cada año y bajar la inflación”.

El sucesor de Cristina Fernández indica que quiere bajar los impuestos, abrir nuevas rutas comerciales y reimplantar el Estado de derecho para sacar a Argentina de la recesión.

Pero a pesar de que existe mucho interés, está llegando poco dinero real al país, porque los inversionistas temen que en los últimos 200 años Argentina ha incurrido en seis defaults y ha padecido ciclos de 10 años de crisis económicas. La página web del Ministerio de Hacienda muestra compromisos de inversión por US$32.500 millones desde diciembre, pero los datos del banco central muestran que sólo llegaron US$1.300 millones de esa cantidad en los seis primeros meses de 2016.

En ese marco, Macri señaló que en los próximos seis meses espera seguir forjando vínculos comerciales con distintos países como China, Japón, Brasil y la Unión Europea. Dijo que confía en Michel Temer, que asumió la presidencia de Brasil tras la destitución de Dilma Rousseff.

Sobre las elecciones en EEUU sostuvo que trabajaría con el candidato que gane, aunque esperaba que fuera más fácil establecer una relación con Hillary Clinton. “Necesito tener una relación tan buena como la que tuve con Barack Obama”, indicó, agregando que “parece más fácil con Hillary Clinton. Trabajamos en el Grupo de Liderazgo Climático cuando era alcalde de la ciudad con la Fundación Clinton”.

El Jefe de Estado dijo que seguirá impulsando el reclamo argentino sobre las islas Malvinas. “No podemos aceptar que no podamos sentarnos a debatir el tema”, señaló Macri, aunque matizó indicando que “mientras tanto, queremos tener una relación positiva con el Reino Unido”.

Desde que llegó a la presidencia, Macri eliminó los controles cambiarios, permitiendo la flotación del peso y puso fin a una tóxica batalla legal con acreedores, sacando a la Argentina del default después de catorce años. También está cerca de lograr que el FMI cierre un difícil capítulo con la Argentina después de haber sancionado al país por publicar datos económicos inexactos.

El sector agrícola, la principal fuente de ingresos de exportación de la Argentina, se benefició luego de que el mandatario eliminara casi todos los impuestos a la exportación, al tiempo que simplificó los trámites burocráticos para la importación.

La economía está en recesión desde mediados de 2015, y la inflación este año superó el 40%. La contracción se ha traducido en pérdida de puestos de trabajo y un aumento de la pobreza.

“Creo que podemos hacerlo mucho mejor que en el pasado”, dijo Macri, agregando que “Argentina está dispuesta a tomar su lugar. Es un país grande con mucho talento. Somos más que Messi y el Papa”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon