Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Magendzo: "BC tiene 'miedo a flotar' y que el TC se deprecie mucho y genere inflación"

logotipo de Pulso Pulso 05-12-2016 Rodrigo Cárdenas

¿Qué le parecen las presiones para que el Banco Central (BC)  se preocupe de otras cosas, como el tipo de cambio?

-Eso no es mandato del BC. La política monetaria en Chile ha demostrado que la flexibilidad cambiaria reditúa. Hay situaciones en que el tipo de cambio (TC) está por razones puntuales desviado de sus niveles de equilibrio y ahí el BC tiene un rol en evitar el exceso de volatilidad; pero en la coyuntura actual, evidentemente si la inflación va a la baja, apuntalar el tipo de cambio puede cumplir  un doble objetivo, por un lado aumenta la inflación de corto plazo, y por otro podría reactivar la economía y  aumentar las expectativas de inflación a mediano plazo. Eso todavía se mantiene dentro del marco de la política monetaria. Pero la política monetaria en Chile no está orientada a subsidiar  a los exportadores o a generar sustitución de exportaciones, que sería si se  apuntala el  TC por estas razones. 

El consejero del BC, Joaquín Vial, se mostró preocupado por las cuentas externas...

-En ese caso tiene que dar una explicación mucho más acabada. Me cuesta ver que bajar la tasa en 50 o 100 puntos base pueda tener un efecto en la cuenta corriente que pueda afectar la estabilidad del sistema financiero o la capacidad de los pagos externos. Aquí el consejero Vial de alguna manera está moviéndose hacia un doble mandato.

¿Qué tan preocupante es el escenario externo?

-Quizás peco de sobre pesimismo, pero como dice el dicho, es mejor esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor. El exceso de déficit fiscal y el impulso fiscal que quiere imprimir Trump junto a un mayor proteccionismo, puede ser muy perjudicial para la economía global, y producir una situación de boom de corto plazo con consecuencias negativas de mediano plazo, y eso lo hemos visto reiteradamente en países menos desarrollados. Populismo de derecha, que descuidan las cuentas fiscales y desregularizan, generan un boom de corto plazo, contienen el tipo de cambio y la inflación a través de tasas de interés más altas, lo que se traduce finalmente en un sobre endeudamiento que en algún momento hay que pagar y esas experiencias por lo general no terminan bien.

¿Cómo debería actuar el BC que ya se mostró cauteloso en noviembre?

-Si se da este escenario, acompañado de un mayor proteccionismo, en el más corto plazo el BC enfrenta un escenario de baja inflación, que bien podría acercarse a 2% a mediados de 2017. El BC tiene que ser creíble en su objetivo inflacionario, por lo tanto debiera bajar la tasa en pos de ese objetivo, independientemente que más adelante haya que volver a subirla. No veo problema en bajarla y luego frente a una depreciación cambiaria, o un mundo más pujante, volver a subirla. Lo que me parece más preocupante es que el BC aparezca llegando tarde o abandonando el objetivo inflacionario y preocupado más bien de los efectos en el tipo de cambio. Da la impresión que el BC está sufriendo lo que se llama “miedo a flotar”, que teme que el tipo de cambio se deprecie mucho y eso le genere inflación.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon