Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mandatarios y delegaciones rinden homenaje póstumo a Fidel Castro en La Habana

logotipo de Pulso Pulso 30-11-2016 Pulso

Líderes de diferentes países llegaron hasta La Habana para rendir homenaje póstumo a Fidel Castro, tras su muerte la noche del pasado viernes a sus 90 años.

El fallecimiento del ex guerrillero marxista, fue lamentado por sus seguidores y celebrado por sus detractores, en tanto la actual administración de la isla decretó nueve días de duelo nacional. Pese a la muerte del líder de la izquierda revolucionaria que gobernó Cuba por casi medio siglo, transformándose en un referente en todo el mundo, analistas internacionales advirtieron que la influencia de Castro seguirá.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, el boliviano, Evo Morales, y el vicepresidente chino, Li Yuanchao, firmaron el libro de condolencias que fue puesto en el Memorial “José Martí” en La Habana, en el corazón de la Plaza de la Revolución.

Raúl Castro cerró el martes al mediodía las actividades en el Memorial haciendo guardia de honor junto al segundo secretario del Comité Central del Partido Comunista, José Ramón Machado; el primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel y el comandante de la Revolución, Ramiro Valdés.

“Es un momento muy doloroso por la pérdida del hermano, el compañero, el amigo Fidel Castro”, dijo Morales al llegar a La Habana. “Vengo a agradecer por la ayuda incondicional y la solidaridad con Bolivia”.

REACCIONES

EEUU anunció que no enviará una delegación a los actos y que el presidente Barack Obama será representado por Ben Rhodes, asesor adjunto de Seguridad Nacional, y Jeffrey DeLaurentis, el diplomático que nombró para ser embajador en La Habana.

Además asistirían el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y el colombiano Juan Manuel Santos, a quien el gobierno de Cuba le abrió las puertas para negociar la paz con la guerrilla de las FARC en la isla.

Este domingo se llevará a cabo la ceremonia de entierro de sus cenizas en el cementerio de Santa Ifigenia, de la ciudad de Santiago de Cuba, donde comenzó la histórica revolución que acabó derrocando al dictador Fulgencio Batista.

Los restos serán depositados muy cerca de los de José Martí, uno de los héroes de la independencia de Cuba en el siglo XIX.

En representación de Chile, viajaron a La Habana, el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza; el presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, y el de la Cámara de Diputados, Osvaldo Andrade junto con el embajador de Chile en La Haya, Gabriel Gaspar. También el senador PS Juan Pablo Letelier, los diputados socialistas Fidel Espinoza y Maya Fernández y Guillermo Teillier, diputado y presidente del PC. 

Se esperaba que otros presidentes de izquierda de la región como Rafael Correa de Ecuador, Daniel Ortega de Nicaragua y Salvador Sánchez de El Salvador, que se han referido a Castro como un ejemplo para el mundo, viajaran a la isla durante la noche de ayer.

Las cenizas serán llevadas desde el miércoles y hasta el sábado a Santiago de Cuba, siguiendo un itinerario que rememora “La Caravana de la Libertad”.

Dentro y fuera de Cuba existe el temor a que el acercamiento entre la isla y EEUU iniciado hace dos años pueda enfriarse con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

El republicano amenazó con dar marcha atrás en los acuerdos logrados por Obama y Raúl Castro. “Si Cuba no está dispuesta a un mejor acuerdo para el pueblo cubano, los cubanoamericanos y los estadounidenses en su conjunto, pondré fin al acuerdo”, twitteó.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon