Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Masvida baraja más opciones de socio tras fin de oferta vinculante de S. Cross

logotipo de Pulso Pulso 13-09-2016 Cecilia Arroyo

El sábado venció el plazo de la oferta vinculante de Southern Cross para ingresar a la propiedad de Masvida. Y aunque las partes se dieron otros diez días para cerrar el negocio, las gestiones de la alicaída isapre de médicos penquista no han parado. Sobre todo ahora, que terminó el período de exclusividad de negociaciones. 

“Mientras Southern Cross está afinando sus estudios que deberían terminar en una oferta vinculante, Empresas Masvida (EMV) puede ahora negociar con otros interesados, lo que resulta muy interesante para este grupo porque puede contar con más alternativas y seleccionar la que mejor se acomode a sus intereses”, afirma el presidente de la aseguradora de Salud, Claudio Santander.

Dentro de estas opciones, el ejecutivo menciona la posibilidad de “incorporar a EMV una importante empresa del área clínica prestadora que tiene hoy asiento en Santiago”. Un negocio en que la firma contribuiría con el “respaldo de una aseguradora y de una red de siete clínicas a lo largo del país”, destaca Santander, permitiendo a dicha cadena, convertirse en “el grupo clínico más importante del país”.

La segunda alternativa es otro fondo de inversiones con experiencia en el área de la salud de prestadoras, que según Santander “conoce muy bien a Masvida hace mucho tiempo, y que han estado interesados”. En este caso, agrega Santander, “también Empresas Masvida mejora su red y, por cierto, es un muy atractivo negocio para el fondo de inversiones especialmente por su proyección de futuro de ir a la bolsa”.

La tercera opción sería negociar créditos sindicados, donde existe la posibilidad de dejar en garantía a la red prestadora del grupo.

Según Santander, la unión con un socio estratégico que dé respaldo financiero a Masvida, no es algo que determine su sobrevivencia. Sin embargo, ha reconocido que se trata de un paso fundamental para pagar deudas por unos $90 mil millones. De este monto, $45 mil millones corresponde a obligaciones de corto plazo y $15 mil millones vencen entre este mes y noviembre próximo. El pacto de accionistas con Southern Cross permitiría saldar tales deudas, continuar con las inversiones de equipamiento para terminar los proyectos de clínicas que están en desarrollo y darles liquidez para sus operaciones.

Baches en el camino

Pese al entusiasmo de Santander, el ruido generado por la resolución del SII de declarar las costas judiciales como gastos rechazados haciéndolas objeto de impuesto y la complicada situación financiera de la aseguradora, han impedido que las negociaciones de Masvida con el fondo vinculado a Raúl Sotomayor y Norberto Morita, lleguen a puerto.

Santander asegura que Masvida es la isapre que sufrirá el menor impacto por la nueva tributación por las costas judiciales. Esto, debido a que sólo tendría 14.000 recursos, ya que durante ocho años no reajustó las tarifas bases. “El impacto hoy es de menos de $500 millones al año, lo que para el caso de esta negociación es una cifra  irrelevante”, puntualiza. Además, “el fallo del SII es algo que está en estudio y negociaciones por lo que no se puede asumir hoy que será una realidad a futuro”, concluye.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon