Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

ME-O queda con arraigo nacional y Ministerio Público va tras su cuenta corriente

logotipo de Pulso Pulso 20-10-2016 Natalia Olivares

Sin poner reparos a la petición de la Fiscalía, ayer el ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami quedó con arraigo nacional y firma quincenal desde inicios de noviembre tras ser formalizado por la presunta facilitación de delitos tributarios en el marco del caso SQM. 

Según deslizó su defensa, esto en la línea de apurar el proceso y no toparse con las aspiraciones presidenciales del ex diputado el próximo año. “Para nadie es un misterio es que nuestro defendido es candidato presidencial. Lo que queremos es allanarnos a las medidas que ha propuesto, dado que nuestro interés está puesto en un juicio oral”, dijo el abogado de ME-O, Juan Carlos Manríquez. 

En la audiencia también se le imputaron cargos por la emisión de presuntos delitos tributarios a su ex mano derecha, Cristián Warner, quien quedó con las mismas medidas cautelares.

Según detalló el fiscal Pablo Gómez durante la audiencia, Warner actuó “con absoluto conocimiento de ME-O y concertado por este último”, premisa bajo la cual “suscribió en febrero de 2011 un contrato simulado con Patricio Contesse, cuyo objeto era prestar asesorías a la minera en materia de comunicaciones, servicios que nunca de prestaron por las cuales emitió 36 facturas ideológicamente falsas, las que fueron incorporadas en la contabilidad de SQM Salar como gastos necesarios rebajando la base imponible y eludiendo el pago de impuestos”.

“ME-O concertado con Warner facilitó a SQM Salar entre febrero 2011 y enero de 2014 un total de 36 facturas ideológicamente falsas de Cristián Warner Comunicaciones Publicidad y Marketing por un total de $391.200.000 emitidas por su representante legal Cristián Warner”, profundizó el fiscal.

Dichos documentos ocasionaron un perjuicio fiscal superior a los $130 millones, ante los cuales Gómez sentenció que “los recursos obtenidos por Warner, con pleno conocimiento y acuerdo de Enríquez-Ominami, fueron destinados al financiamiento del proyecto político de Marco Enríquez-Ominami”.

No es el único eje perseguido por la Fiscalía. 

Una vez zanjadas las cautelares el Ministerio Público pidió directamente a ME-O autorizar levantar su secreto bancario, ya que anteriormente sólo había visado, mediante oficio, hacer seguimiento a transacciones con personeros ligados a la investigación y no liberar totalmente sus cifras. Solicitan revisar sus transacciones desde el 1 de febrero de 2011 al 31 de enero de 2014.

“Lo que hemos tenido hasta ahora es un acceso restringido a sus cuentas corrientes”, dijeron emplazando directamente a ME-O a tomar postura, pero su abogado calificó de una “alteración a la buena fe procesal” el aprovechar la audiencia de formalización para hacer esta solicitud, tras lo cual la Fiscalía lo conminó a agendar una cita el próximo 25 de octubre a las 10 de la mañana, lo que  fue desestimado por parte de la defensa.

No fue la única formalización de la jornada. 

También se concretó la diligencia contre el ex gerente general de SQM, Patricio Contesse, a quien se formalizó por delitos tributarios no sólo referentes a las 36 boletas ligadas al PRO sino que también por fondos entregados al PPD a través de la empresa Chile Ambiente. En su caso se mantuvo la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno. 

“Hoy día vine a cumplir con la ley y vino un fiscal a cumplir con un show televisivo. Igual como le dije a mis hijas temprano, lo que hoy vieron todos fue un show mediático que no tiene nada que ver con la realidad de la investigación”, sostuvo ME-O algunas horas después de haber sido formalizado, apuntando sus dardos al fiscal Pablo Gómez.

ME-O también fustigó la petición de la Fiscalía respecto a su secreto bancario, afirmando que hace más de seis meses habría autorizado las indagatorias.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon