Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mecanismo da tres años a los ganadores para renunciar a contratos

logotipo de Pulso Pulso 19-08-2016

Para las empresas generadoras, haber ganado un contrato de abastecimiento no necesariamente obliga a construir las centrales con las que se postuló.

Esto, pues las bases de la licitación eléctrica cerrada el miércoles consideraron un mecanismo de salida, que implica que las empresas, en casos muy acotados, pueden renunciar al contrato. Eso sí, el plazo también está definido: el trámite puede efectuarse en un plazo máximo de tres años desde que se  firman los contratos. Esto, tanto para renunciar como para pedir una prórroga.

Eso sí, hacerlo faculta a la Comisión Nacional de Energía (CNE) para hacer uso de la boleta de garantía, que en algunos casos es bastante cuantiosa.

“Para hacer uso del mecanismo, los proponentes que postulen con proyectos nuevos de generación, deberán contemplar expresamente los hitos constructivos con los plazos asociados a los que se deberá comprometer el proyecto respectivo que respalda la oferta. Asimismo, deberán (...) comprometerse a la entrega de la garantía para efecto del uso del mecanismo, correspondiente a un vale vista por un monto de 10 UF por cada GWh que se adjudique el proponente (en caso de prórroga)”, señalan las bases de la licitación.

En caso de que se busque dar por terminado el contrato, la multa sube a 360 UF por cada GWh que se adjudique el proponente para el último año de vigencia del bloque de suministro respectivo.

“El suministrador podrá hacer uso del mecanismo dentro de los tres años siguientes a la firma del contrato, para cuyo efecto deberá presentar una solicitud a la comisión con copia a la distribuidora. Dicha solicitud deberá ser fundada y deberá contemplar una descripción del estado de cumplimiento de los hitos relevantes del proyecto  conforme a la Carta Gantt acompañada en su oferta, así como los motivos del incumplimiento, los que no podrán ser imputables al suministrador”, se añade en las bases.

Esto significa que las razones para que la autoridad acepte el cese del contrato  deben ser causas que no tengan relación con las acciones de la compañís, sino que se relacionen con hitos lejos del alcance de la compañía.

Según una alta fuente de la industria, estas tienen que ver con aspectos como demora injustificada en la obtención de permisos, problemas regulatorios, temas judiciales u otros. Además, se señaló que la boleta de garantía, introducida en este proceso, busca desincentivar el uso de este mecanismo.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon