Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mercado de cajas "dieciocheras" crecerá cerca de un 50% con respecto al año anterior

logotipo de Pulso Pulso 12-09-2016 Pulso

A medida que el mercado sigue creciendo, se espera que para la presente temporada aumente hasta 50% la comercialización de cajas "dieiocheras" para grandes y medaianas empresas, según Andrés Arrieta, gerente general de Logsa e ICB Food Service, compañías que han liderado el desarrollo de estas cajas 

© PULSO

“Las empresas siguen prefiriendo este producto a otros formatos ya que con eso se mantiene la conexión personal con cada colaborador. La caja simboliza el espíritu de la gerencia, la que en conjunto con el proveedor crean un mix diferenciado para sus unidades de negocios, buscando satisfacer los gustos de sus empleados con detalles especiales, como que las cajas pueden ser plásticas, cartón con asas y bolsos térmicos, siendo ésta una de las novedades en el mercado”, señala Arrieta.

En un principio se entregaban como una ayuda y un agradecimiento del empleador hacia sus colaboradores para poder apoyar a la familia con algunos productos en uno de los períodos más importantes del año. Pero tras décadas, el producto ha evolucionado a tal nivel que dejó de ser una dádiva social y se ha convertido en un elemento diferenciador y fidelizador para los que laboran en una empresa.

Si bien es cierto que hoy existe una fuerte competencia de manos de las gift card y los aguinaldos, las cajas “dieciocheras” hoy no sólo se componen de arroz, conservas, té, galletas, conservas y surtidos. Las premium incluyen whisky, vino italiano de selección, champaña, castañas, jamón serrano, cecinas, longanizas, tablas para cortar carne, chocolates, por considerar algunos elementos. Y los precios claramente varían: desde los $9.900 hasta superar fácilmente los $60.000. Y todo por la especialización del mercado.

Arrieta comenta que se trabaja de forma cercana y planificada con los clientes para crear un conjunto de productos que sean diferenciadores y que realmente sean apreciados por los trabajadores por su exclusividad, calidad, variedad y presentación. Esta nueva visión está ayudando a que las cajas “dieciocheras” tomen el protagonismo de las mesas en la época de celebración ya que más que ser un aporte, “satisfacen una necesidad y ahorran tiempo y dinero de quien la recibe, ya que sus productos calzan exactamente con las festividades”.


Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon