Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Mercado detecta oportunidades en sector eléctrico tras fuerte desplome, pero advierte de volatilidades

logotipo de Pulso Pulso 19-08-2016 Paulina Breschi

El proceso licitatorio de energía tuvo un fuerte impacto en los precios de las principales acciones eléctricas, que componen un 24% del IPSA. 

Aunque la reacción inmediata llevó a los papeles a ver retrocesos del orden de 4% en la sesión del miércoles, durante la jornada de ayer (jueves) algunas pudieron observar cierto nivel de recuperación. De hecho, Aes Gener fue la única que registró una caída, perdiendo 0,33%. Al contrario, Engie (ECL) subió 2,98%, Colbún 2,43%, Enersis CH 4,66% y Endesa CH 0,31%. 

Y es que a ojos de analistas, la primera reacción del mercado fue algo “exagerada”, aunque no descartan que el proceso podría conllevar ciertos riesgos. El principal sería el alto nivel de incertidumbre que se instauró para el sector, sobretodo proveniente de lo sucedido con las energías renovables. 

Aunque el Gobierno hoy celebre el resultado de la licitación, pues atraería mayor competencia, el mercado todavía se encuentra escéptico. Ahora, esperan ver hacia dónde se dirigirán los operadores eléctricos con sus proyectos y si lograrán sostenerlos en el tiempo. 

“La primera pregunta que hay que resolver es si esto es algo coyuntural o si efectivamente se dio un cambio estructural en el mundo y en Chile, que hace que las empresas renovables puedan hacer oferta de energía a US$30-US$40, porque al menos en esta última licitación las tradicionales no lo hicieron. Y en ese sentido la incertidumbre que queda es si serán financiables o sostenibles en el tiempo”, sostiene Agustín Alvarez, gerente de estudios de BICE Inversiones. Asimismo explica que otro tema importante que genera mayor incertidumbre es el peso que tiene la energía renovable en el sistema: no es lo mismo la estructura de costo cuando las renovables tienen un peso menor en el sistema o uno mayor. “Tengo la impresión que se pueden estar subestimando los costos en las renovables”, destaca. 

No obstante, siendo las eléctricas el sector preferido por la mayoría de las carteras accionarias, hoy el sector es considerado más riesgosos. Eso sí, existirían algunas oportunidades. Sobre todo, considerando los atractivos valores que han alcanzado.   

De hecho, en Banchile estiman que todavía es muy temprano para “escribir el obituario del sector eléctrico en Chile”. El departamento de estudios destaca que si bien hay riesgos estructurales por las innovaciones tecnológicas que podrían eventualmente reducir la rentabilidad del negocio de generación de energía, el mercado ya estaría descontando aquel argumento en el precio de las acciones, proporcionando riesgos asimétricos al alza a los niveles actuales. “Favorecemos Colbún y Enersis CH en el sector”, destacan en Banchile. 

Por su parte, Alvarez considera que, independientemente de si se cree que los proyectos son sostenibles o no, la licitación genera incertidumbre y volatilidad, lo que hace que la tasa de descuento aumente por riesgo. A su vez  también tiene un efecto en los flujos, porque hay más competencia.  “Creemos que requieren tasas de descuento más alta y, en ese sentido, definitivamente ameritan una revisión de precio objetivo. En términos de recomendaciones creemos que ya no es un sector defensivo de refugio, y la mayor variable pasa a ser esta nueva coyuntura”, explica. 

La incertidumbre instaurada puede llevar a tomar dos caminos, dependiendo de la tesis a la que el inversionista elija suscribir: verlo como una oportunidad de compra, o mantenerse al margen a la espera. 

“Extrapolando los precios hacia adelante puede tener resultados negativos, como también puede ser una oportunidad de compra si es que se consolida. Personalmente, yo no suscribiría a que la caída se extienda. ¿Es permanente la caída? El tiempo lo dirá. Yo estoy apostando a que hemos visto una sobrerreacción”, consigna Álvarez. 

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon