Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Merkel, Hollande y Renzi lanzan nuevo plan de seguridad para la Europa "sin UK"

logotipo de Pulso Pulso 23-08-2016

La canciller de Alemania, Angela Merkel, se reunió con los líderes de Francia, François Hollande y de Italia Matteo Renzi para diseñar una estrategia común para Europa frente al Brexit. 

En el encuentro sostenido en la isla italiana de Ventotene, más conocida como Pandataria, los mandatarios destacaron la necesidad de impulsar la economía, reforzar la seguridad del continente y resolver la crisis de inmigrantes para “relanzar Europa” después del referendo que el pasado 23 de junio, determinó la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Los mandatarios llegaron a la isla en el portaaviones Garibaldi para pactar los lineamientos de la cumbre que se sostendrá el próximo 16 de septiembre en Bratislava, Eslovaquia, en la que 27 naciones miembros, sin UK, analizarán los ejes del grupo europeo tras el Brexit.

Economía, seguridad y futuro fueron los tres grandes temas que acordaron los líderes como retos para la UE, en el marco de una serie de ataques que han ocurrido en el continente durante el último tiempo.   

Hollande cuyo país ha sido golpeado fuertemente por el terrorismo, especialmente tras el ataque en Niza, destacó la importancia del control de fronteras “Europa debe responder a la exigencia de prosperidad y seguridad. Debe ser un ámbito de protección y en su territorio tienen que protegerse las fronteras” y recalcó la necesidad de generar una mayor coordinación en la lucha contra el terrorismo, a través del control de canales de comunicación y publicidad yihadistas. 

Por su parte Renzi, señaló que si bien “muchos pensaban que, después del Brexit, Europa estaba acabada. No es así” y que se debía respetar la decisión del pueblo británico para escribir el futuro del conjunto europeo. 

Mientras que Merkel, aseguró que “la protección de las fronteras deberá ser un ejemplo” en línea con su política migratorioa que ha sido tan cuestionada durante el último tiempo y compatible con la libre circulación en el continente. 

También los mandatarios coincidieron en la cooperación del trabajo con respecto a los migrantes. 

En tanto los líderes deberán definir tácticas comunes para impulsar la economía, frente a la necesidad de empujar el desarrollo y las inversiones, al tiempo que Italia vive una crisis bancaria y de deuda que amenaza con contagiar al resto de Europa.

Ante las críticas por el encuentro, los mandatarios aseguraron que la reunión no pretende crear un club excluyente de las otras naciones, sino que tomar responsabilidades sobre una situación que es inminente y para demostrar la unidad entre los tres países.  

Previo al encuentro, Merkel, Hollande, y Renzi llegaron hasta la tumba del defensor político Altiero Spinelli para rendir un homenaje al líder que estuvo prisionero en la isla junto a otros 800 presos políticos por más de 10 años, por oponerse al régimen fascista de Mussolini, donde dejaron flores amarillas y azules para representar la unión de Europa.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon